Publicidad

Septiembre, otro mes negro en las carreteras

Septiembre ha vuelto a convertirse en un mes trágico a causa de las accidentalidad en las carreteras. Las cifras de fallecidos han superado las sufridas en el mismo período del año pasado. El Gobierno muestra su preocupación ante este hecho, pero busca culpables en la poca experiencia de los jóvenes, en los motociclistas y en la ingesta de alcohol al volante.
-
Septiembre, otro mes negro en las carreteras
En septiembre de 2006, 262 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico y éste lo han hecho seis más, un dato alarmante y que parece demostrar que ciertas políticas en materia de Seguridad Vial no están funcionando.
Pese a esto, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha querido hacer hincapié en que las cifras de víctimas, a pesar del repunte alcista de los últimos meses, “están 500 fallecidos por debajo de lo que estábamos antes del carné por puntos”. En el acumulado del año, según datos de la propia Dirección General de Tráfico, han fallecido 2.120 personas frente a las 2.315 del pasado año, 195 menos. Rubalcaba ha justificado el incremento de las personas que han perdido la vida señalando que se habían producido accidentes “peculiares” y concentrados de manera “dramática” durante los fines de semana. No obstante, según datos de la DGT, el 40 por ciento de las víctimas mortales se concentró en los días laborables (7 muertos al día) y el 60 por ciento en fines de semana (11 muertos al día). Existe el convencimiento por parte de la Administración y las asociaciones de automovilistas que hay que redoblar esfuerzos en la formación de los más jóvenes, pues este segmento de la población ha sido una de la más “castigado” por la carretera. No en vano, uno de cada tres fallecidos este fin de semana era menor de 30 años, y se han detectado graves muestras de irresponsabilidad en este colectivo. Como ejemplo, hay que señalar al joven de 14 años que tuvo una accidente con una moto de 600 cc, en el que perdió la vida su acompañante de 15; o los cinco menores de 18 años que se montaron con un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia. Resultado: dos chicas de 15 años muertas. El coordinador de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Antonio Lucas, recalcaba que “hay que mejorar la forma en que nos comunicamos con los jóvenes para darles una buena formación”, mientras que desde Automovilitas Europeos Asociados (AEA), su presidente, Mario Arnaldo, apostaba por un mayor número de controles de alcoholemia en las zonas de copas y donde el “botellón” está más extendido. Otro colectivo que está recibiendo múltiples críticas es el de los motoristas, pues sus cifras de mortalidad están creciendo. No obstante, los usuarios de vehículos de dos ruedas se quejan de que las carreteras no les “protegen” como debieran y siguen demandando la supresión de los guardarrailes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.