Publicidad

La seguridad de los cabrios, en entredicho

El mayor club de automovilista de Europa, el ADAC alemán, ha sometido a diversos tests de vuelco a tres de los descapotables de pequeñas dimensiones más populares del mercado: Citroën C3 Pluriel, Mini Cabrio y Peugeot 207 CC. Las conclusiones de los test son negativas.
-
La seguridad de los cabrios, en entredicho

El ADAC alemán, equivalente en nuestro país al RACE (Real Automóvil Club de España) y al RACC (Real Automóvil Club de Cataluña), ha analizado las medidas de seguridad de tres pequeños descapotables en el caso de que éstos vuelquen. Los modelos sometidos a estos test han sido el Peugeot 207 CC, el Citroën C3 Pluriel y el Mini Cabrio.

Según los resultados obtenidos, el ADAC ha detectado los siguientes problemas: pilares del parabrisas poco rígidos por lo que éstos se deforman demasiado, mínimo espacio de supervivencia por el escaso tamaño de los arcos de seguridad y poca sujeción de los cinturones de seguridad. Éstos, tendrían que estar dotados con unos pretensores que se activasen mediante unos sensores en caso de vuelco.

De los tres modelos analizados, sólo el Peugeot 207 CC tiene integrado un sensor de vuelco que se activa actuando sobre los tensores de los cinturones, lo que facilita que el cuerpo permanezca pegado al asiento. De los tres vehículos analizados, el modelo de Peugeot ha sido el que mejor puntuación ha obtenido.

El ADAC alemán no sólo plantea solucionar las deficiencias señaladas, sino también la necesidad de que todos los automóviles descapotables equipen de serie el control de estabilidad, un sistema de seguridad que pretende evitar derrapes que pueden derivar, a su vez, en vuelcos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.