Publicidad

El sector del motor, muy pesimista

El fuerte descenso de las matriculaciones registrado en agosto, un 41,3 por ciento (el peor dato desde enero de 1993), ha provocado pesimismo entre las distintas asociaciones de automovilistas, fabricantes y concesionarios. Éstas dudan de la efectividad del Plan VIVE del Ejecutivo.
-
El sector del motor, muy pesimista

La crisis económica generalizada está teniendo repercusiones muy directas en el sector del motor. Sirva como ejemplo los últimos datos de matriculaciones del mes de agosto, que han tenido como resultado una caída del 41,3 por ciento, el peor dato en España desde enero de 1993.

Citroën ha sido la marca que más matriculaciones ha registrado en agosto con 5.216 unidades vendidas, mientras que el modelo Mégane de Renault fue el coche más vendido con 2.713 unidades, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

Las reacciones no se han hecho esperar. El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Luis Valero, ha explicado que su asociación mantiene su previsión de descenso del 20 por ciento de las ventas de coches para el cierre de 2008, a pesar de la espectacular bajada de más del 40 por ciento del mes de agosto. Según Luis Valero, ‘esta caída en agosto es más abultada de lo esperado por la existencia de dos días laborales menos y por otros aspectos, lo que no significa que deje de preocupar’. Para esta asociación, las principales causas de esta negativa situación hay que buscarlas en la dificultad del acceso a la financiación de las familias, el aumento del desempleo o la caída de la confianza del consumidor.

El Ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha destacado que los datos de producción y exportación del sector "son buenos". Ha indicado, además, que el Gobierno espera que la caída en la venta de coches experimentada durante los últimos meses se frene gracias al Plan VIVE.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto) ha señalado que los datos registrados en agosto son engañosos por las automatriculaciones registradas a última hora. Si éstas no se hubieran llevado a cabo, la caída hubiera sido mayor, cifrándose en un 46 por ciento en lugar del 41,3 por ciento. Faconauto considera que las automatriculaciones suponen una práctica habitual en el sector para que los fabricantes lleguen al objetivo mensual de ventas, pero que, sin embargo, no tiene ningún efecto positivo sobre los concesionarios. Éstos cuentan con un exceso de vehículos de 'kilómetro cero' que ‘está ocasionando graves problemas financieros a las redes de distribución por el aumento de los tipos de interés’.

Mientras, la Asociación Nacional de Importadores de Automóviles (Aniacam) es mucho más pesimista que Faconauto y Anfac. El presidente de Aniacam, Germán López Madrid, ha advertido que muchos concesionarios de automóviles no realizaron ninguna operación de venta durante el pasado mes de agosto. Las previsiones de ventas de esta asociación para el cierre de 2008 se cifran en una bajada del 25 por ciento, en lugar del 20 por cierto estimado por Faconauto y Anfac.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.