Publicidad

Second Life: una vida paralela para los amantes de los coches

Second Life se presenta como una realidad paralela en la que sus usuarios pueden desarrollarse tanto humana como empresarialmente. Utilizado a modo de escaparate virtual por muchas multinacionales, son varias las marcas de automóviles que tienen a día de hoy una presencia real en este mundo. En este reportaje te descubrimos todo lo que necesitas saber sobre Second Life y su relación con el motor.
-
Second Life: una vida paralela para los amantes de los coches

Son varias las marcas de automóviles que tienen presencia en SL. Aquí te mostramos las más importantes: cada una de ellas, ha optado por diferentes estrategias para tener cabida en este mundo. En SL puedes comprar y probar las versiones digitales de los distintos fabricantes. Por supuesto, debido a las limitaciones de su entorno gráfico, la conducción de estos vehículos virtuales es de menor calidad que la de cualquier juego de coches, por arcade que sea.

La marca japonesa fue la primera en entrar en Second Life, en febrero de 2006. Su presencia gira en torno a una isla que ha sido bautizada con el nombre de Nagare Island. Este rincón digital abría sus puertas con el Hakaze Kitsurf, un concept que se puede comprar y probar en la carretera que recorre la isla, incluso sobre el mar. La inauguración se llevó a cabo con todo lujo de detalles: grandes pantallas de plasma, modelos, azafatas y hasta un katering. El Hakaze ha sido elegido como el representante de la marca en SL, ya que va acorde, según Mazda, con la filosofía de este mundo: creatividad y diversión. Hasta la fecha más de 6.000 Kitesurf han sido encargados.

Su presencia se inició a través de su filial Scion, cercana al espíritu de Second Life, ya que se caracteriza por la amplia gama de elementos personalizables que ofrece en sus juveniles modelos. Un año después de que Mazda hiciera su entrada en SL, la siguió su hermana nipona con dos versiones Scion, el XB Monster Truck y el TC Convertible. Ambos cuestan cerca de 300 L$ y sus compradores los pueden adornar a su gusto gracias a que incluye virtualmente todos los accesorios reales y una amplia gama cromática (tanto para la carrocería como para el habitáculo). Actualmente, se han vendido unas 200 unidades de los mismos en Scion City, una ciudad futurista cuyo entorno gráfico recuerda ligeramente a la película Blade Runner de Ridley Scott.

Siguiendo con los fabricantes japoneses, destaca la original iniciativa de Nissan. Con su entrada en SL, en octubre de 2006, la marca nipona ofrecía un Nissan Sentra virtual, el cual sólo podían conseguir los habitantes de SL al hablar con un avatar creado específicamente por la marca: Toast Alicious. Aquellos “jugadores” que lograsen encontrar esta simpática tostada eran premiados con un código que, al meterlo en una máquina expendedora, obtenían su versión favorita del Sentra. Ofrecido en una amplia gama de colores, mayor a la que se oferta en la realidad, los usuarios pueden crear el Sentra de sus sueños: destacan varias creaciones como el Bunny Car (idéntico a un conejo blanco) o una versión de este coche que te permite poner una capota que imita la cabeza de un dragón.

Evidentemente, su pequeña parcela virtual es una isla donde se ubica su concesionario y un divertido circuito de pruebas que incluye hasta un looping.

Al contrario que la mayoría de los concesionarios virtuales de SL, el fabricante alemán ha incluido todos sus modelos reales en versión virtual. La isla Mercedes, ubicada en el distrito de “Up Market”, cuenta con un amplio concesionario y una pista de pruebas muy completa, donde puedes incluso practicar la conducción sobre nieve o hielo. Tu personaje puede entrar en el concesionario (Showroom), elegir el modelo que más le guste y personalizarlo completamente: color, accesorios, llantas, ruedas, etc. Una vez te has hecho con uno de los muchos Mercedes, lo puedes probar cuantas veces quieras en su trazado virtual, en el que puedes hacer un salto gigante similar al de la película Speed.

En la isla Mercedes puedes también jugar gratis al golf y en su Showroom, cuya arquitectura imita al de Mercedes-Benz en el mundo real, puedes ver vídeos de los modelos de la marca alemana, descargarte la música de todos sus anuncios o hacerte con un completo equipo de piloto de pruebas (casco, mono, guantes y zapatillas de piloto).

El gigante norteamericano ha hecho real su lugar en SL con Pontiac. Su pequeño rincón virtual es la isla Motorati, donde se da rienda suelta a los usuarios para que desarrollen sus propios modelos: en sus inicios se animaba a los habitantes de SL para que acuñaran ideas de diseño.

El único modelo de Pontiac presentado en SL ha sido el Solstice GXP biplaza; al igual que pasa en la totalidad de las marcas, se puede “customizar” a gusto del cliente. La isla Motorati incluye también un trazado de pruebas donde se puede probar este modelo. No todo es motor en el “terruño” de GM; además, allí se realizan periódicamente eventos musicales: si tienes un grupo virtual, puedes hacer tu propio recital en su sala de conciertos.

Inauguró en septiembre de este año su entrada en SL con la presentación del Concept 308 RC7, un deportivo de cuatro plazas y 218 CV mostrado en la pasada edición del Salón de Frankfurt. Los usuarios de SL pueden comprar este vehículo e incluso probarlo en el circuito que incluye la isla Peugeot, cuya forma es idéntica al león que conforma el logotipo del fabricante francés. La afluencia virtual a esta inauguración fue un éxito: muchos ya han probado el trazado de pruebas y se han hecho con uno de estos concepts. Además, Peugeot ha traspasado su concurso de diseño de vehículos a SL: el último concept ganador, el Flux, ha sido el primero escogido para incentivar a los usuarios. Este increíble deportivo incluía entre su equipamiento una Xbox 360.

Cómo no, la categoría reina del motor tenía que dar su paso en SL. El que ha puesto su primer granito de arena ha sido Renault, el equipo de Flavio Biriatore. En colaboración con su principal patrocinador, la entidad bancaria ING, la isla en la que se ubica la escudería es Virtual Holland. Este espacio, dedicado a los amantes de este deporte, muestra de cerca a los visitantes los entresijos de un box de F1 centrado en la tecnología y mecánica que envuelve a los monoplazas. Aún en pruebas, la idea de Renault es crear un equipo en el que puedan participar todos los personajes que lo deseen. Como no tienen claro cómo organizarlo, el quipo francés ha abierto un foro para recoger las ideas de los usuarios y ponerlas en práctica. Tras el fiasco de año al que se ha enfrentado la escudería en el Mundial de F1, su equipo virtual sí podrá cantar y disfrutar las victorias. Sólo se nos queda una pregunta en el aire: con la confirmación oficial del fichaje de Alonso por la escudería, ¿podremos ver una versión virtual del piloto asturiano?

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.