Publicidad

Second Life: una vida paralela para los amantes de los coches

Second Life se presenta como una realidad paralela en la que sus usuarios pueden desarrollarse tanto humana como empresarialmente. Utilizado a modo de escaparate virtual por muchas multinacionales, son varias las marcas de automóviles que tienen a día de hoy una presencia real en este mundo. En este reportaje te descubrimos todo lo que necesitas saber sobre Second Life y su relación con el motor.
-
Second Life: una vida paralela para los amantes de los coches

Second Life opera de forma idéntica al mundo real y lo hace a través de una economía muy similar a la nuestra. Día a día se organizan informes económicos sobre su movimiento empresarial con todo lo que ello conlleva: índices bursátiles, acciones, porcentajes, quiebra de empresas...

Aunque parezca increíble, SL mueve siete millones de dólares reales al año; esto es debido, principalmente, al dinero invertido por las diferentes empresas que están presentes allí. Es importante señalar que este fenómeno no es, ni mucho menos, aislado para lo que supone realmente SL: son muchas las entidades que están dentro y otras tantas las que están interesadas en tener su espacio virtual. Un total de 780.000 euros reales suponen diarias transacciones en esta “realidad”.

Las grandes multinacionales han sabido ver en SL un potencial escaparate publicitario. Allí, desarrollan productos virtuales muy acordes con la filosofía de SL basada en la total personalización de los productos que en éste se ofertan.

Adidas ha desarrollado una tienda en la que los usuarios pueden diseñar sus zapatillas ideales, de las que se han vendido más de 15.000 pares. Warner Bross Records ha entrado en SL con el objetivo de de promover a sus artistas y productos permitiendo hacer previews de ciertos álbumes a través de un loft virtual donde, además, puedes divertirte jugando a una gran variedad de juegos. Dell Computers utiliza SL para hacer “testeos” de márketing, lo que consigue mediante su fábrica virtual, en la que los visitantes pueden desarrollar sus propios ordenadores, comprar una versión virtual e, incluso, encargar una versión física de la misma. Éstos son tres ejemplos, pero la lista se hace interminable: Sony BMG, Intel, Microsoft, 20th Century Fox, IBM…

También las empresas españolas empiezan a mostrar interés por entrar en SL. Destacan Telefónica o bancos como Caja Madrid o La Caixa. No obstante, ninguna de ellas, excepto Caja Madrid, ha lanzado un proyecto firme: por ahora se dedican a tantear las posibilidades que puede ofrecerles este mundo de ceros y unos.

La ventaja de SL es que no sólo el dinero real es convertible en su moneda virtual. También es posible hacer lo contrario, es decir, el dinero virtual que se obtiene gracias a negocios en SL se puede cambiar por dinero real. Evidentemente, al cambio el dinero pierde valor (recordemos que 365 L$ equivale solamente a un euro), pero hay casos de gente que se ha enriquecido notablemente gracias a su buen ojo para los negocios en SL. Es ya famoso el caso de una profesora de Inglaterra que invirtió en terrenos en SL al prever, muy acertadamente por cierto, que, una vez SL creciera, la gente se los iba a rifar. Gracias a su intuición empresarial, esta mujer obtuvo un beneficio de miles de euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.