Publicidad

Seat Altea freetrack

Seat mostrará en el Salón de Barcelona la versión de producción del Altea freetrack, tras el espectacular concept visto en el de Ginebra. Con una gama de motores potentes y tracción integral, será capaz de inmiscuirse entre los más rápidos de su segmento.
-
Seat Altea freetrack
Parece increíble, pero en Seat han conseguido generar un derivado más del proyecto original que inició el Altea, creando una gama que no pensamos tenga parangón en la historia de la marca. Primero fue dicho Altea, luego el Toledo, más tarde el León, posteriormente, el Altea XL, ahora el Altea freetrack y, estamos casi seguros, aún nos llegará, al menos, otro, que podría ser el Altea 7 plazas y, ¿quién sabe?, si un Altea –o León– Cabriolet. Desde luego, la historia tratará en letras de oro esta gesta de los hombres de Seat.

Galería relacionada

SeatAlteaFreetrack_ab

En fin, el inmediato se llama Altea freetrack y comenzará su comercialización este mismo verano. Tomando como base el Altea XL, este freetrack se diferencia estéticamente por la adición de molduras protectoras plásticas así como paragolpes delanteros y traseros específicos, que potencian la imagen “campera”. Además, las llantas poseen un diseño de nuevo cuño y diámetro de 17 pulgadas, con neumáticos de perfil más alto. La altura al suelo se acrecienta en 40 mm con una suspensión específica, para mejorar su capacidad de sobrepase de obstáculos. La gama de lanzamiento incluye dos motores, ambos de alto nivel. En la vertiente de gasolina, este nuevo Seat se venderá con el motor 2.0 TFSI de 200 CV, con el que puede alcanzar –en circuito cerrado– los 214 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, todo anunciando un consumo medio de 9,4 l/100 km. Si el preferido es el motor de gasóleo, se podrá elegir un 2.0 TDI de 170 CV, que lanza al freetrack hasta los 204 km/h, acelera hasta 100 km/h en 8,7 segundos, mientras su consumo medio se anuncia de 6,8 l/100 km. Ambas mecánicas están asociadas a cajas de cambio de seis marchas que transmiten el movimiento a un sistema de transmisión de tipo Haldex que, en condiciones normales, se comporta como un tracción delantera mientras cuando se pierde motricidad en el tren anterior, pasa hasta un 50 por ciento del par motor total a las ruedas posteriores. El Altea freetrack mantiene la capacidad de transporte del XL, con un maletero de 593 dm3 y la posibilidad de desplazamiento de la banqueta trasera en 16 centímetros, siendo aquella medición de maletero realizada con el asiento en posición adelantada. La gama de equipamiento se reduce a un solo nivel, muy completo. En él destaca la introducción de un sistema multimedia compuesto por una pantalla TFT de 7 pulgadas, emplazada en el techo del habitáculo y una conexión RCA que permite conectar reproductores DVD, consolas de videojuegos, ordenadores portátiles y reproductores MP3. También dispone de cortinillas desplegables en las ventanillas de las plazas traseras y otros elementos conocidos, como el doble climatizador, sensor de lluvia, luces y aparcamiento, control de velocidad de crucero, ordenador de a bordo, sistema de sonido con mandos en el volante, ESP, seis airbags, asistencia electromecánica a la dirección, testigo de presión de neumáticos y un largo etcétera.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.