Publicidad

Catalizadores: el gran objeto de deseo de los ladrones de coches

La semana pasada se detuvo a un ladrón hasta en tres ocasiones por robos relacionados con esta pieza. Su sustracción puede suponer un importante desembolso para el propietario del vehículo.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Catalizadores: el gran objeto de deseo de los ladrones de coches

El pasado 14 de junio la Policía Nacional detenía por tercera vez en una semana (y cuarta en dos meses) a I.G., un ladrón que sustraía los catalizadores de los coches para venderlos en el mercado negro. En la última ocasión, el ladrón fue detenido mientras trataba de vender la pieza a un hombre que también fue arrestado por intentar hacerse con un objeto a sabiendas de que éste había sido robado.

Los catalizadores son piezas a las que se puede llegar desde los bajos de los vehículos, por lo que es fácil de sustraer para quien tiene los conocimientos y la pericia suficiente para ello. Esto supuso que, cuando fue detenido, I.G. guardaba en el maletero de su coche una sierra eléctrica y un gato.

Los catalizadores unen el motor con el tubo de escape y son preciados porque los materiales por los que están formados (cuentan con paladio, platino y rodio) están bien pagados. Un catalizador de un coche puede alcanzar los 300 o 500 euros, sin embargo los más preciados son los de camiones, ya que por las dimensiones del vehículo son más fáciles de acceder y su mayor tamaño hace que puedan ser vendidos por unos 2.000 euros.

Cómo actúan los ladrones

Quienes buscan hacerse con alguno de estos objetos suelen actuar en aparcamientos y por la noche. Se introducen debajo del vehículo y, si se tiene la habilidad suficiente, en apenas dos minutos se han hecho con él. Por ello, se prefieren los camiones, ya que el montante obtenido es mayor y se accede con mayor facilidad a sus bajos.

Para hacerse con el catalizador, los ladrones no dudan en golpear, doblar y cortar las piezas necesarias, por lo que al precio del catalizador hay que sumar los desperfectos ocasionados en la operación, con averías que pueden superar los 1.000 o 1.500 euros.

También te puede interesar:

Cómo evitar pequeños robos en tu coche

La trampa de los neumáticos rajados

Lo último en robos: portátiles en lugar de puentes

Te recomendamos

La hípica es uno de los deportes más exclusivos y glamurosos que se pueden practicar....

El Mitsubishi ASX, actualizado en este año 2017, es nuestro fiel compañero hasta la c...

Viajar a ciudades como Madrid o Barcelona y encontrar aparcamiento fácil y barato ya ...

No te quedes sin votar. Participa en nuestro estudio Best Cars 2018 y dinos qué opina...

ALD cumple 25 años consolidada como una de las compañías líderes del sector tanto en ...

Si el automóvil europeo presume de emplear la tecnología más avanzada, en la localida...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.