Publicidad

Reunión clave para el futuro de GM Figueruelas

El Comité de Empresa Europeo de General Motors (GM) conocerá hoy en Alemania los planes del fabricante automovilístico para recortar la plantilla en diez de sus fábricas europeas en 5.160 empleos, de los que 900 corresponderían a la planta zaragozana de Figueruelas.
-
Reunión clave para el futuro de GM Figueruelas
Tanto los sindicatos como el Gobierno de Aragón han expresado su total rechazo a la reducción de empleo en Figueruelas, una factoría que en estos momentos emplea a 8.000 personas y se encuentra en niveles récord de producción, con la fabricación simultánea del Opel Corsa, su derivado comercial Combo y el monovolumen Opel Meriva.
La multinacional informará hoy al Comité, en una reunión que se celebra en la ciudad alemana de Rüsselsheim, las fórmulas con las que pretende acometer el recorte —en principio prejubilaciones y bajas voluntarias—, así como del plazo en el que se quiere acometer el ajuste. Los representantes sindicales coinciden en señalar que en estos momentos es "imposible" reducir el número de trabajadores en Figueruelas si se quiere cumplir con el volumen de producción asignado para este año, cifrado en más de 480.000 vehículos. El presidente del Comité de la planta española, José Juan Arcéiz, ha asegurado que este órgano de representación está "indignado" por la inclusión de Figueruelas en el plan de ajuste, puesto que la factoría zaragozana logró el pasado año un récord de producción de 485.857 vehículos, con un aumento del 29 por ciento respecto a 2006. El secretario general de UGT en Figueruelas y representante permanente en el Comité Europeo, Pedro Bona, ha afirmado también que el recorte de empleo en 2008 es "inviable" si se pretende mantener los objetivos de producción, puesto que es "muy difícil" incrementar la carga de trabajo que pesa sobre el personal. Chema Fernando, el representante de CC.OO. que acude a la reunión de hoy, también ha coincidido en este extremo y ha añadido que el recorte es "inaceptable", incluso si se acomete con fórmulas de voluntariedad, ya que introduciría una "incertidumbre grave" respecto al futuro de la planta. Por su parte, fuentes de GM España aseguran que en ningún caso se trata de un "plan nuevo de reestructuración", sino que la medida anunciada la semana pasada forma parte del "proceso continuo" de mejora de eficiencia y reducción de costes en una empresa que pertenece a un sector "altamente competitivo". No obstante, el grupo automovilístico comunicó su decisión de recortar el empleo de sus fábricas pocos días después de dar a conocer unas pérdidas récord de 38.700 millones de dólares (unos 25.800 millones de euros al cambio actual) en 2007, y de anunciar un plan de bajas incentivadas para 74.000 empleados en Estados Unidos. El director general de General Motors (GM) España, Antonio Pérez Bayona, aseguró, poco después de realizarse el anuncio por parte del fabricante estadounidense, que el recorte de empleo tiene como objetivo mejorar la productividad y eficiencia de Figueruelas. Por su parte, el Gobierno de Aragón, al igual que los sindicatos, también ha expresado su rechazo al ajuste de empleo en la principal empresa de la Comunidad. El consejero aragonés de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliga, avanzó, tras conocer la noticia, que pedirá a GM que aplique el ajuste en otras plantas menos productivas y al personal del grupo no dedicado a la fabricación de coches. La planta española de Figueruelas cumplió el pasado noviembre 25 años desde su puesta en marcha, en los que ha fabricado 9,5 millones de automóviles. GM ya aplicó en 2005 un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Figueruelas que afectó a 600 puestos de trabajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.