Publicidad

El nuevo Renault Twingo conquista París

Con ciclos de vida actuales que apenas superan los seis años, la longevidad del Twingo merece ser inmortalizada en el libro Guinness de los Records. Aun así, aquella inédita receta de monovolumen urbano ha dado paso a un utilitario más convencional, lo que no quita para que igualmente esté comprometido con la causa… y con los tiempos que corren.
-
El nuevo Renault Twingo conquista París
Ver vídeosVer vídeo

Galería relacionada

Renault Twingo ab2

Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
De bolsillo
Como coche de ciudad, las exigencias dinámicas a las que está expuesto son asumidas de buenas maneras. Es un coche sencillo y fácil en el manejo, aunque no todo lo refinado de tacto que un Clio… en parte porque éste apunta muy alto. Es cómodo pero nos parece que fi ltra peor el bache de ciudad que un Clio; al igual que el motor en aceleración está peor aislado. En ese ambiente, la dirección eléctrica (de asistencia variable excepto en el acabado básico) tiene buen tacto, así como la operatividad de los frenos (tambores detrás) y la sensación general del coche resulta agradable. Sólo hemos podido probar el motor 1.2 16v de 75 CV aunque esperamos con impaciencia hacerlo con el 1.5 dCi de 65, que será el estreno Diesel del pequeño Twingo. Por abajo habrá un 1.2i de 60 CV y por arriba el novísimo 1.2i TCE de 100 CV. De todos ellos hay que esperar funcionamientos muy equilibrados en sus diferentes escalas, con consumos y, por añadidura, emisiones de escape contenidos. Con el motor probado existe la posibilidad de elegir un cambio robotizado (cinco velocidades, como en el manual), teóricamente muy apropiado en aras del confort urbano pero que como suele pasar con este tipo de cambios, sólo resulta verdaderamente cómodo en situaciones de tráfico muy lento o muy fluido. De todas formas, este cambio también deja operar manualmente con desplazamientos longitudinales de la palanca, dejando al El Twingo del siglo XXI
La sociedad que se va a encontrar el nuevo Twingo es muy diferente a la de hace tres lustros. Técnicamente se ha puesto al día, de hecho toma ciertos elementos mecánicos del actual Clio y funcionalmente su equipamiento da un salto cualitativo tan interesante como obligado. Digamos primero que el espíritu Twingo partirá de unos 8.000 euros y elementos como el ABS, los airbag frontales, la dirección eléctrica, el cierre automático de las puertas y el reglaje de altura del volante vendrán de serie. Por otra parte, la lista de equipamiento de las diferentes versiones que se comercializarán incluye los airbag laterales y de cabeza, el regulador y limitador de velocidad, el control de estabilidad, el climatizador o los sensores de aparcamiento. Otras implicaciones vendrán con la conexión inalámbrica Bluetooth, para integrar nuestro teléfono móvil en la conducción. Y también podrá disponer de otras conexiones tipo USB y RCA para vincular equipos externos MP3 o iPod al equipo de música del coche. ¿Otros catorce años?
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.