Publicidad

Renault España no teme a Marruecos

La instalación de una fábrica de Renault en Marruecos, en alianza con Nissan, tendrá un “impacto nulo” para las tres factorías de la multinacional francesa en España. Renault ha anunciado, al tiempo, que el nuevo Modus, que se fabrica en la planta de Carrocería y Montaje de Valladolid, saldrá al mercado a comienzos de 2008.
-
Renault España no teme a Marruecos
El presidente de Renault España, José Antonio Fernández de Sevilla, aseguró el pasado viernes, durante su visita al espacio de la marca del rombo en la 73 Feria Internacional de Muestras de Valladolid, que la nueva fábrica de la firma en Marruecos no tendrá ningún impacto en España.

Antes de la visita, el presidente se reunió con el comité de empresa de Renault en Valladolid, para analizar "el impacto que podría tener" el anuncio de una fábrica en la ciudad marroquí de Tánger, para las plantas de automóviles "de Europa occidental".

"El impacto es nulo" para las fábricas de Renault en España, que son dos en Valladolid, una en Palencia y otra en Sevilla, defendió el presidente.

Fernández de Sevilla se refirió a la fábrica de Carrocería y Montaje de Renault en Valladolid, en la que se aplicaron este año y el anterior distintas medidas de regulación de empleo por la caída de producción.

"La situación en Valladolid no mejora", pero "tampoco empeora por una fábrica en Marruecos", que producirá en Tánger "un tipo de coche distinto", el Dacia Logan de bajo coste, al que se fabrica en Valladolid, que es el Modus y el Clio.

Además, esta factoría marroquí será compartida con Nissan, por lo que la producción se repartirá entre Renault y la firma nipona, con lo cual "no afecta a la gama que se está haciendo en la Europa occidental, ni a la fábrica de Valladolid", reiteró Fernández.

Esta situación se puede mantener en los próximos diez años, pero conocer la repercusión de la fábrica de Marruecos "más allá" en el tiempo "es un plazo demasiado largo", indicó el presidente. Fernández de Sevilla dijo que una factoría en África puede tener incluso un efecto "positivo", porque "desplaza el centro geopolítico de la fabricación de Renault en Europa hacia el sur".

La futura producción en Marruecos, sumada a otras como la procedente de Turquía, sumarán en un futuro cerca de 1.200.000 vehículos, "con un peso específico muy importante" en el grupo Renault.

El presidente advirtió de que la fábrica en Tánger "obligará" a la industria auxiliar española a desplazarse a Marruecos, donde los precios "son más competitivos".

Pese a ello, Juan Antonio Fernández de Sevilla recalcó que el impacto en España será "neutro", porque "todo sigue igual", ya que la situación "no cambia", puesto que "no es optimista", pero "tampoco es pesimista". Fernández de Sevilla se refirió también a la posible incidencia de una recesión económica en el sector del automóvil.

Al respecto, recordó que las plantas automovilísticas producen en función del ritmo de ventas y este año "las previsiones se están cumpliendo, en todas y cada una de las fábricas de Renault en España".

Por ello, consideró que no habrá "repercusión para nuestras fabricaciones" por una ralentización del crecimiento económico. El nuevo Modus de Renault, que se fabrica en la planta de Carrocería y Montaje de Valladolid en exclusiva para todo el mundo, saldrá al mercado "a nivel internacional" a comienzos de 2008.

El director de Comunicación de Renault España, Jesús Presa, aseguró el pasado viernes, en rueda de prensa en Valladolid, que el ritmo de fabricación del nuevo Modus, para el que ya se está adaptando la planta de Valladolid, dependerá de la demanda.

Actualmente, este modelo se fabrica "bajo pedido", explicó el director de Comunicación.

La factoría vallisoletana trabaja en la actualidad a un ritmo de unas 450 unidades al día, entre los modelos Modus y Clio III.

Y el nuevo Megane, para finales de 2008
Jesús Presa añadió que el nuevo Megane, del que se producirán varias versiones en la factoría de Renault en Palencia, está previsto que comience a comercializarse a finales del año próximo.

Presa rechazó que se produzca "un encontronazo" en el mercado entre los modelos de Renault y los de bajo coste de su filial Dacia, porque están destinados "a un cliente totalmente diferente".

El representante de Renault hizo estas declaraciones en la presentación del espacio de esta marca en la 73 Feria Internacional de Muestras de Valladolid, que ocupa unos ochocientos metros cuadrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.