Publicidad

El Renault Fluence Z.E. ya está con nosotros

El eléctrico Fluence Z.E. llega ahora a la red de concesionarios de Renault. Este vehículo está destinado a clientes particulares o a flotas en busca de un vehículo respetuoso del medio ambiente. Inédito en este segmento, el Fluence Z.E. cuenta con una línea seductora, un habitáculo confortable y todo un arsenal de tecnologías útiles. Junto con al Kangoo Z.E., es uno de los dos primeros vehículos de la gama Renault eléctricos en ser comercializados.
-
El Renault Fluence Z.E. ya está con nosotros
Para distinguirse de su hermano con motor de gasolina y Diesel, el Fluence Z.E. adopta una serie de elementos característicos propios de los vehículos eléctricos de la gama Renault. Así pues, el Fluence Z.E. se reconoce de inmediato por sus elementos azulados específicos: faros, cerco de las luces antiniebla, logos delanteros y traseros, rejilla de calandra y logotipo «Fluence». Fluence Z.E. dispone asimismo de luces traseras totalmente rediseñadas.

Galería relacionada

Renault Fluence Z.E. a la venta

Con 4,75 m de largo, la versión eléctrica de Fluence es 13 cm más larga que las versiones con motor térmico. Por lo tanto, para conservar el equilibrio general de la versión original, el costado de carrocería ha sido rediseñado. Para completar este perfil tan personal, el Renault Fluence Z.E. se distingue por los cuerpos negro brillante de sus retrovisores, las molduras del color de la carrocería (de serie en Dynamique) y por sus dos trampillas de recarga situadas en las aletas delanteras. Las llantas específicas del Renault Fluence Z.E. han sido diseñadas para reducir las turbulencias aerodinámicas. Se proponen siete colores de carrocería, incluido el azul Energía, nuevo color específico del Fluence Z.E. El habitáculo del Renault Fluence Z.E. destaca por los siguientes elementos. El ordenador de a bordo integra ahora la información «eléctrica»: consumo instantáneo y medio, autonomía, carga o descarga de la batería. La «sonda de energía» indica el nivel de carga de la batería. Con el mismo ancho que la versión con motor térmico, el espacio interior del Renault Fluence Z.E. es digno del de una berlina del segmento superior, con un ancho a la altura de los codos de 1.480 mm en la parte delantera y 1.475 mm en la trasera). Gracias al alargamiento de la parte trasera, el maletero preserva un volumen de 317 dm3 a pesar de la presencia de la batería. En el ingenioso doble fondo se puede alojar, por ejemplo, el cable de recarga. Por último, los compartimientos repartidos por el habitáculo ofrecen más de 23 litros de capacidad. Con el servicio “My Z.E. Connect” , el conductor puede acceder a la información relacionada con la autonomía de su vehículo desde su móvil o su ordenador. De esta forma, desde el trabajo, el domicilio o donde quiera que esté, puede consultar el estado de la batería (nivel de carga, tiempo restante para una carga completa, autonomía, estado de la recarga). Lo primero que sorprende al probar un vehículo eléctrico es el silencio a bordo. El motor ya no hace ruido y la insonorización del habitáculo se ha cuidado especialmente para disfrutar plenamente de este nuevo entorno. Con el coche parado, parece que el motor está apagado. Una señal acústica y un testigo «Go» le indican que Fluence Z.E. está listo para salir en un silencio total. Nuestra propia respiración y el sonido de rodadura de los neumáticos serán los únicos ruidos que escuchemos... salvo por supuesto las canciones de nuestros cantantes y grupos musicales favoritos. El Renautl Fluence Z.E. se mueve gracias a un motor eléctrico de tipo síncrono con rotor bobinado. Rinde a una potencia máxima de 70 kW (unos 95 CV). Una vez en marcha, las aceleraciones son inmediatas en todo momento. Algo importante para la comodidad y tranquilidad del conductor: no hará falta cambiar de marchas porque el Fluence lo hace casi todo él solo... El Renault Fluence Z.E. ha sido desarrollado para garantizar una seguridad del mejor nivel gracias a una oferta completa (ABS y ayuda al frenado de emergencia de serie, control electrónico de estabilidad ESPA, hasta 6 airbags, pretensor y limitador de cinturón de 3 puntos, regulador-limitador de velocidad...). Un valor añadido: el Fluence Z.E. no emite gases nocivos para el medio ambiente mientras se está impulsando. Además, de este componente ecológico, el conductor también agradecerá el ahorro para el bolsillo. Por ejemplo, cargar las baterías del Fluence Z.E. -una autonomía de unos 185 km-, cuesta entre 2 y 4 euros de media, en función del precio del kWh, una oferta en ruptura con el presupuesto de carburante de un vehículo térmico . En el caso de un vehículo eléctrico, hay que añadir el alquiler de la batería. Para un kilometraje anual de 10.000 km, por ejemplo, el coste adicional es de 0,08 €/km.
- Expression: 19.800 €
- Dynamique: 20.900 €
- Expression: 25.800 €
- Dynamique: 26.900 €
- Alquiler batería / mes estándar: 82 € impuestos incluidos, asistencia incluida (10.000 km / año en 36 meses)
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.