Publicidad

Renault pide que se definan las ayudas a los coches eléctricos

La responsable del proyecto vehículo eléctrico de Renault-España, Ana De Prado, ha pedido que se definan ya las ayudas del Gobierno a la compra del vehículo eléctrico ya que, hasta que el efecto volumen lo permita, la fabricación de un vehículo eléctrico será más cara ‘y, por lo tanto, necesitamos equiparar precios al vehículo térmico’.
-
Renault pide que se definan las ayudas a los coches eléctricos
En declaraciones, De Prado ha exigido también un ‘estándar de carga’, donde Renault apuesta por una carga ‘segura e inteligente’ desde el convencimiento de que no es lo mismo cargar un vehículo eléctrico que enchufar otros electrodomésticos, como un secador.

‘Para eso es necesario dotar a la carga de la seguridad y la inteligencia suficiente y ahí están todos nuestros esfuerzos puestos’, ha continuado De Prado, quien ha informado de que Renault está trabajando en este aspecto desde Anfac para conseguir el ‘estándar pared’.

Ana De Prado ha asegurado que Renault no enchufará un coche si no es seguro, si bien se ha mostrado convencida de que cuando en el segundo semestre de 2011 salgan al mercado los primeros vehículos eléctricos de la firma francesa de la marca del rombo se cumplirán estos estándares de seguridad porque ‘el estándar país está respondiendo’.

Respecto a la puesta en marcha del proyecto del Twizzy en Valladolid, al que se ha referido como ‘nuestro bebé’ y como el principal objetivo de Renault en todo lo relacionado con el vehículo eléctrico, Ana De Prado ha explicado que ya se ha puesto la primera piedra y están a punto de empezar a construirse las líneas de fabricación, si bien ha aclarado que el proyecto tendrá confidencialidad prácticamente hasta los meses de mayo o junio ‘y, a partir de ahí, enseñaremos al mundo lo que somos capaces de hacer desde Valladolid’.

Uso fácil, económico y seguro
De Prado ha intervenido en Valladolid en la Asamblea General FIEA (Federation Internationale des Experts en Automobile) donde ha expuesto la apuesta de Renault por el proyecto Zero Emisiones Z.E., un concepto que, según ha explicado, va más allá de las cero emisiones ya que pretende abarcar ‘un vehículo eléctrico para todos’ que sólo será posible ‘si somos capaces de hacer de él un uso fácil, económico y seguro’.

En declaraciones, De Prado ha asegurado que Renault pondrá todos sus esfuerzos en este proyecto Zero Emisiones, un concepto que es ‘mucho más que un coche’ ya que el vehículo ‘no es más que uno de los cuatro puntos de apoyo en los que se asienta el proyecto’.

Así, ha explicado que, como fabricante, Renault tiene que ser capaz de poner en el mercado una oferta donde el vehículo y la batería sean accesibles para los clientes en precios y prestaciones, si bien ha advertido de que el proyecto depende de la política de los gravámenes que el Gobierno quiera poner en marcha a las emisiones de CO2 o a la contaminación en general.

Ana De Prado ha especificado que el proyecto depende también de todas las políticas de movilidad que pongan en marcha los ayuntamientos y las administraciones locales y de que la infraestructura de recarga en el momento de la salida de los nuevos vehículos eléctricos esté lista, sea fácil, sea accesible y sea segura.

En este punto, ha recordado que los productores están trabajando con los poderes públicos y con las empresas eléctricas para obtener las mejores condiciones para el desarrollo del vehículo eléctrico ‘dado que cuando el coche salga al mercado necesitamos que cuando un cliente vaya a una concesión seamos capaces de dotarle de los elementos necesarios para que pueda cargar de manera fácil, segura y económica su vehículo en su casa, en su trabajo o en la calle si es necesario’.

De Prado ha reconocido a este respecto que tanto los fabricantes, como las empresas eléctricas y las administraciones se están moviendo ‘mucho y bien’, si bien ha admitido que no se trata de un objetivo sencillo puesto que la puesta en marcha del vehículo eléctrico es ‘un auténtico cambio y una auténtica revolución’ que pondrá en marcha un modelo de negocio diferente en el que cambia también la cadena de valor.

Finalmente, ha alabado la implicación de las compañías eléctricas ya que para ellas es una vía de negocio. De Prado ha recordado en este sentido que en España hay un 'mix energético renovable' muy alto donde ‘el vehículo eléctrico es un camino para poder utilizar esa energía si somos capaces de utilizarla por la noche y si la red es suficientemente inteligente como para poder discriminar a qué hora y cuándo y cómo cargar’.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.