Publicidad

Recuperar coches hundidos o subidos a un árbol, hechos reales

La compañía de alquiler de coches Goldcar ha recopilado los partes de incidencias más surrealistas que han recibido de sus clientes. Algunos son difíciles de creer.
Autopista. Twitter @Autopista_es -
Recuperar coches hundidos o subidos a un árbol, hechos reales

Goldcar gestionó en 2015 6.900 partes de incidencia, de los que más de la mitad requirieron el envío de una grúa. Para ello, la compañía cuenta con un equipo permanente de diez personas por día que garantizan la asistencia a sus clientes durante las 24 horas del día.

El coche que se hundió en la arena

En busca de un lugar romántico, una pareja se aproximó con su coche de alquiler hasta la orilla del mar en una playa malagueña. Llegado el momento de marcharse, el coche estaba atrapado en la arena y no había forma de moverlo. Tampoco pudo una grúa, pues también se hundía en la arena. ‘Hubo que recurrir a un complejo sistema de rescate con la ayuda de un tractor para cargas de gran tonelaje y fue necesaria la intervención de la Guardia Civil’, recuerdan fuentes de la empresa.

Una incidencia como la copa de un pino

Un buen día, la empresa recibió una llamada de un cliente que acababa de bajarse de un árbol. El problema era que su coche seguía encaramado en la copa del mismo. No se sabe muy bien lo que pasó. Lo que sí se sabe es que la compañía necesitó la ayuda de servicios especializados de Mallorca, que, con la ayuda de una grúa, lograron recuperar el vehículo.

Un submarino con ruedas

Ocurrió también en Málaga: Goldcar tuvo que recurrir a un equipo de buzos para sacar a la superficie uno de sus coches que, tampoco sabemos cómo, acabó en el fondo del puerto de la ciudad mediterránea.

‘Colega, ¿dónde está mi coche?’

Según indica la firma, son habituales las llamadas matutinas de clientes que, sin haberse acostado, son incapaces de dar con su vehículo de alquiler.

En este tipo de incidencias, se lleva la palma una que sucedió en Torrevieja: un cliente llamó quejándose de que el coche que había alquilado no arrancaba. La compañía envió una grúa. Una vez allí, los profesionales advirtieron que el usuario había conseguido abrir un vehículo igual, pero cuya matrícula no coincidía con la del que había alquilado.

¿Diésel o gasolina?

Si bien esta es una duda más que habitual en el momento de decidir qué coche comprar, conviene tener la respuesta muy clara cuando se trata de repostar. Y no siempre es así, especialmente cuando se trata de un vehículo alquilado. Goldcar recibe, con una frecuencia media de una vez cada dos días, incidencias de clientes que han llenado el depósito con el carburante erróneo.

¿Dónde están las llaves? En el fondo del mar

Matarilerilerón, chispón. Otra de las llamadas que recibe el departamento de incidencias de Goldcar frecuentemente es la de clientes que, deseosos de darse un buen chapuzón en el mar, se meten al agua sin darse cuenta de que llevan la llave en el bolsillo del bañador. Y claro, al ir a abrir el coche, no hay manera.

También te puede interesar

¿Qué es lo más extraño que nos olvidamos en los coches de alquiler?

Alquiler de limusinas, date el capricho

El coche de alquiler preferido por las mujeres es el Mini

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.