Publicidad

Lo último en decoración: piezas de coches para fabricar muebles

Unos pistones o unas bielas. Cualquier pieza de motor y de coche es susceptible de convertirse en un mueble para Fernando Guerra, un mecánico con mucha creatividad.
Teresa de Haro.

Twitter: @TeresaAutopista -

Lo último en decoración: piezas de coches para fabricar muebles

Fernando Guerra es mecánico de profesión, dedicado actualmente a vender recambios de ocasión, pero sobre todo es un amante del motor. Tanto que donde casi todos vemos un simple cigüeñal o una biela a punto de acabar en cualquier desguace, él ve un mueble para decorar la casa. Y es que este sevillano se dedica a reciclar cualquier pieza de motor o de coche al final de su vida útil para transformarlas en auténticas joyas de decoración, listas para vestir un salón o dormitorio. Algo que empezó, como él mismo explica, en solitario y en el garaje de su casa hace poco más de un año y medio.

Fernando nos abre las puertas en su web, http://www.fgstudio.es/, a su particular garaje, uno en el que no se encuentran coches, sino exclusivas obras de arte. Como la que fue su primera creación y quizás una de las más espectaculares de toda la colección. Se trata de una mesa realizada a partir de dos motores BMW M50 usados en sendos E36 en la década de los noventa. Uno de ellos llegó a él gracias a su trabajo vendiendo recambios de coches, mientras que el otro recaló en su garaje gracias a un amigo suyo. Nos dice Fernando que fue ver los dos motores juntos y que surgió en su cabeza la idea de hacer algo con ellos. Había visto mesas realizadas con un solo motor, así que decidió probar con estos dos motores. Y salta a la vista lo acertado de esta decisión. Esta mesa había estado durante unos meses decorando el salón de la casa de su suegra hasta que hace unas semanas decidió probar suerte y llevarla a un festival de Granollers. Después de llamarle loco por su idea, su suegra lleva días preguntando cuándo va a volver la mesa a su casa... 

Pero después de esta mesa, Fernando no ha parado de trabajar y ha ido ampliando la colección en los pocos ratos libres que le deja su trabajo. Así es como han ido surgiendo, por ejemplo, la lámpara Turbo Red Candy, a partir de un turbo de geometría variable Garrett junto con un filtro de admisión directa. O un curioso y original candelabro creado a partir de un cigüeñal, bielas y pistones de BMW. Pero la ilusión de Fernando no termina aquí y ya está inmerso, como él mismo nos ha contado, en su próxima obra. Se trata de otra mesa, pero en esta ocasión aprovechando nada menos que un motor V8 de Mercedes. Un proyecto que comenzó hace tres meses por la complejidad entre otras cosas del trabajo de pintura que requiere.

Podéis echar un vistazo a toda su colección en su web. Los precios de estas exclusivas y personales obras oscilan entre los 160 euros de la más barata y los cerca de 3.000 euros que cuesta la más cara, la mesa con los dos motores de BMW. Pero Fernando incluye servicios tan personales como el seguimiento del mueble desde sus inicios. Y lo que es más importante, horas de dedicación y mucha ilusión. Es más, si tienes alguna pieza mecánica en desuso, este andaluz se ofrece a crear con ella el mobiliario perfecto para tu casa... Estaremos atentos para ver sus próximas creaciones.

También te puede interesar

Ford GT y GT40 de Le Mans con piezas de Lego (vídeo y fotos)

La colección de coches de Nick Mason, el batería de Pink Floyd

¿Quieres un coche nuevo? Antes, valora tu coche gratis

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.