Publicidad

Los radares no disparan siempre a 133 km/h

Los radares disparan a partir de 133 km/h, dependiendo de si la Jefatura de Tráfico correspondiente puede tramitar la multa. Esto es lo que se desprende de la entrevista a concedida por Pere Navarro al diario La Razón. Reconoce, además, como ya hizo en el Congreso hace unos meses, que está en estudio el recorte de plazos del sistema sancionador.
-
Los radares no disparan siempre a 133 km/h
Ya lo sabíamos, pero las últimas palabras del director general de Tráfico, Pere Navarro, esta vez en La Razón, vuelven a poner de manifiesto que existen ciudadanos de primera y de segunda. Por un lado, nos hemos enterado de que no todos los radares «disparan» a partir de 133 km/h, sólo lo hacen en función de la capacidad de tramitación de multas de cada Jefatura. Es decir, en las más colapsadas, la velocidad mínima a la que saltarán los radares dependientes de la misma será más alta. Asimismo, afirma que una parte de los 175 radares previstos para 2006 todavía están siendo homologados. En días anteriores, Autopista pudo saber que metrología está prácticamente «colapsada» y no da abasto con tanto radar por homologar. Se prevé la entrada en funcionamiento de todos los cinemómetros pendientes para poco antes de la Semana Santa. Por otro lado, el director general también reconoce, como hemos comentado en otras ocasiones, que todavía hay ayuntamientos no conectados con Tráfico, de forma que existen municipios en los que el carné por puntos no funciona. Es decir, una infracción conlleva pérdida de puntos en unos municipios y en otros no. De nuevo volvemos a ser desiguales ante la Ley. Sin embargo, y a pesar de que desde Autopista llevamos mucho tiempo intentando saber qué ciudades, «con nombres y apellidos», son las que están incluidas y las que no en el proceso, desde la DGT se nos niega esta información, si bien se reconoce que existen. Según Navarro, Tráfico ha contratado a una empresa que va a los ayuntamientos, uno por uno, explicando cómo conectarse.

Pero esto a Pere Navarro no le preocupa, o, por lo menos, eso dice. Su única preocupación reside actualmente en el procedimiento sancionador. Reducir los plazos para recurrir multas y conseguir más agilidad. De ello se quejó hace meses en el Congreso de los Diputados ante la Comisión de Seguridad Vial. Según el director, un proceso más corto es la única forma de hacer más eficaz el carné por puntos. No le parece razonable que el sistema «tenga tantas garantías, como si se tratara de un proceso de expropiación». Afirma, además, que en los recursos recibidos en Tráfico tras las denuncias no se cuestiona la infracción sino el procedimiento. El grupo parlamentario CiU interpelará el miércoles a través de su portavoz, Jordi Jané, a Magdalena Álvarez, ministra de Fomento, sobre los «puntos negros» de las carreteras del Estado. «Los datos de siniestralidad han mejorado durante 2006, si bien siguen siendo muchas las personas que pierden la vida o sufren graves accidentes en las carreteras -afirma Jané-. Las carreteras del Estado tenían en 2005 hasta 739 puntos negros, actualmente el 13 por ciento de las vías siguen presentando un nivel de riesgo elevado».

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.