Publicidad

¿Qué equipamiento elegir?

La compra de un coche nuevo puede convertirse en un placer o también en una tortura, sobre todo si no nos sobra el dinero para el automóvil de nuestros sueños. Es entonces cuando tenemos que echar mano a la calculadora y rompernos la cabeza para ver si nos merece la pena pagar por determinado equipamiento o, simplemente, es mejor obviarlo. Para ayudarte, te hemos preparado una pequeña guía en la que te contamos en qué consiste cada uno de los equipamientos más populares y si son recomendables.
-
¿Qué equipamiento elegir?
Nos parecen imprescindibles a la hora de configurar nuestro vehículo nuevo. El problema reside en que no todos los vehículos pueden contar con todas las clases de airbags que os citamos. Los frontales y los de cortina están presentes en la mayoria, los laterales son cada vez más comunes y los de rodillas comienzan a popularizarse, aunque sólo suelen estar disponibles en vehículos de gama alta.
Recomendado Autopista.es
Teniendo en cuenta que la utilización del cinturón es obligatorio, la presencia de este elemento se hace necesaria si somos muy despistados, pues nos recordará que lo debemos usar. Tomar el uso del cinturón como un hábito nos ahorrará este gasto innecesario. Nosotros siempre apostaremos por la seguridad, por lo que creemos que el control de estabilidad –denominado de diferentes maneras según lo haga una marca u otra- es un elemento que ayuda a controlar nuestros excesos al volante. Es cierto que muchos, a priori, pensarán que este tipo de dispositivo es sólo para coches potentes o que están especialmente diseñados para personas que realicen una conducción muy deportiva. No es así, pues podemos perder el control de nuestro vehiculo en una curva con el pavimento mojado y sin ir demasiado rápido.
Recomendado Autopista.es
Los neumáticos son un elemento vital en nuestro coche. Una presión inadecuada en los mismos pueden causar una degradación mayor de los mismos, un aumento del consumo del vehículo e, incluso, que suframos un accidente. Es por ello que, contar con un elemento que nos avisa de cuando sufren una anomalía, resulta muy útil. Si somos de los que cuidamos con mimo nuestro coche, nos sobrará. La velocidad es un apartado que, con la proliferación de radares en nuestro país, toma una especial importancia. Los fabricantes se han dado cuenta de ello y dan la opción a los potenciales clientes de elegir entre limitadores de velocidad (marcas una velocidad y cuando la sobrepasas, el coche emite un pitido, por ejemplo), controles de velocidad convencionales (el coche circula a la velocidad que le has indicado y la respeta hasta que pisas el freno o el acelerador) y controles de crucero activos (mantiene una velocidad constante con la diferencia de que se autorregula bajando y subiendola en función del tráfico y del vehículo que nos precede). Apostamos por el control humano sobre la velocidad. No negamos que sea un dispositivo cómodo, pero puede hacer que nos confiemos en exceso en él y que suframos un accidente.

Si tienes hijos pequeños o intención de tenerlos, la desconexión del airbag es un elemento muy importante que permite la colocación de una sillita infantil en el asiento de copiloto. Si no estás en los dos casos anteriores, es una opción prescindible, aunque en muchas ocasiones, viene de serie. No creemos que sea necesario pagar para que se enciendan automáticamente las luces de cruce cuando lo podemos hacer nosotros mismos sin esfuerzo. Además, si se nos olvida, siempre hay otro conductor que nos lo recuerda con una ráfaga. Si te mueves por zonas geográficas o carreteras en las que la niebla suele estar presente, puede ser un elemento de seguridad interesante. Si no tienes ese problema, queda como una opción estética.

Respecto a unos faros convencionales, este tipo de tecnología aporta mayor potencia lumínica y sus lámparas duran más, aunque exigen la monta de autoniveladores y lavafaros de alta presión, lo que encarece su precio. Por eso, no lo recomendamos a menos suela conducir por las noches y a altas velocidades. Resultan una opción barata respecto al xenon y son ideales para la circulación por carreteras con muchas curvas y poco iluminadas. Estos faros giran solidarios con el volante y nos permiten contar con bastante luz en las entradas de las curvas, lo que mejora nuestra seguridad al volante. Recomendables si te mueves por las zonas arriba citadas.
Recomendado Autopista.es
Tiene como función la de iniciar automáticamente el funcionamiento de los limpiaparabrisas cuando detecta lluvia y calculan la cadencia de barrido en función de la intensidad de las precipitaciones. Aumentan la comodidad a la hora de conducir, pero nos parece que si lo podemos hacer con nuestra propias manos, con un simple movimiento, este automatismo no merece demasiado la pena.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.