Publicidad

¿Qué llevas en peor estado de tu coche?

Las escobillas y el líquido limpiaparabrisas, los neumáticos, incluida la rueda de repuesto y el estado de la matrícula son los elementos más descuidados por los automovilistas que sufren un siniestro. El estado de luces e intermitentes y el de los frenos también dejan que desear.
Alicia Fernández.

Twitter: @aliciautopista -

¿Qué llevas en peor estado de tu coche?

En 2013 acudimos menos al taller, retrasamos las revisiones, varios meses, y las reparaciones, que cayeron casi un 8 por ciento. Si a esto unimos que nos preocupamos menos de revisar por nosotros mismos elementos que podríamos hacer sin problemas, el resultado es que circulamos de forma más insegura y corriendo más riesgos.

Pero, ¿qué elementos descuidamos más? Según un informe de Pelayo y Fesvial en el que se analizaron coches que acudían al taller para efectuar una reparación por haber sufrido un siniestro, las escobillas y el líquido limpiaparabrisas, principalmente por carecer de él, fueron los elementos en peor estado. Casi un tercio de los vehículos presentaban este problema. Sencillos de revisar y mantener, y no excesivamente caros, se trata de dos elementos ligados a la visibilidad en la conducción, básico en la seguridad.

 

También los neumáticos, tanto por presión como por estado. Un 19 por ciento de los vehículos disponían de ruedas en mal estado mientras, otro 19, tenían menos presión de la recomendada. Y la rueda de repuesto, la gran olvidada, en el 17 por ciento de los casos en mal estado. Y es que un 40 por ciento de los encuestados por estas entidades confiesa revisar los neumáticos una vez al año. Los neumáticos suponen cada año un porcentaje de fallos graves superior al 22 por ciento.

 

El mal estado de las placas de identificación, la matrícula, se detectó en un 17 por ciento de los coches que pasaron por el taller para ser reparados. Mientras, el 12 por ciento mostraban problemas en los frenos, tanto por el líquido como por el resto de componentes. Este porcentaje es idéntico al de vehículos detectados con nivel bajo y mal estado del aceite.

 

En cuanto a la iluminación, el 15 por ciento de los vehículos analizados por Pelayo y Fesvial para este estudio que iban a ser reparados por haber sufrido un siniestro, presentaba problemas con los faros, por su estado o por su funcionamiento. El 16 por problemas de los pilotos. Recordemos que el alumbrado es el responsable de la mayor parte de los defectos graves, motivo de rechazo en la Inspección Técnica de Vehículos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.