Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

La elección de un coche nuevo a comprar no es una decisión simple. Hoy día tienes un amplio abanico donde elegir, con diferentes tecnologías que se pueden adaptar más o menos a tus necesidades. ¿Qué te interesa realmente?
Adrián Lois
Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...
Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

A la hora de comprar un coche nuevo, tienes ante ti una enorme variedad de modelos y tecnologías entre las que elegir. ¿Sigues apostando por el diésel o la gasolina? ¿Te atreverás con un coche electrificado? ¿Conoces las ventajas de un vehículo de gas?

Publicidad

Aquí te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de plantearte adquirir un vehículo. Tú decides. Si, en cambio, quieres cómo evolucionarán los costes asociados a los vehículos según su tecnología en los próximos años, consulta además este otro artículo.

Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

Ten en cuenta: KILOMETRAJE Y TIPO DE RECORRIDOS

  • ¿Diesel o gasolina?: Un baremo muy práctico es el siguiente: si vas a recorrer al menos 15.000 km al año, entonces deberías decantarte por un coche diésel. Según vaya siendo mayor la cifra, más te interesa; cuando más baja sea, apuesta por un coche de gasolina.

  • Claro que a la hora de valorar esto hay que tener en cuenta cómo van a esos esos kilómetros anuales: ¿van a ser meramente urbanos?, ¿habrá mezcla de autovía y ciudad?, ¿lo usarás para viajes largos en fin de semana? Aquí es donde ya entran en juego las opciones electrificadas o de gas.

  • Híbrido convencional: Se moverá unos 2 kilómetros en eléctrico a una velocidad de como mucho 50 km/h, aproximadamente, pero su batería se irá recargando rápidamente. Es el aliado perfecto si tus desplazamientos son preferentemente por la ciudad.

  • Híbrido enchufable: Los modelos actuales juegan con autonomías de unos 80 kilómetros en modo eléctrico, lo que los hace perfectos si, por ejemplo, vas y vienes del trabajo a casa y haces esos kilómetros diarios. Necesitarás un enchufe en casa para recargar la batería y moverte así en tu día a día laboral. A diferencia de un eléctrico, siempre vas a tener un depósito de gasolina (o diésel) para poder afrontar el resto de kilómetros.

  • Eléctricos: Cada vez hay más modelos disponibles y las autonomías van en aumento. Algunos modelos ya anuncian cifras que rondan los 400 kilómetros, aunque siempre dependerá de tipo de recorrido, ya que a 120 km/h la batería se descarga mucho más rápido, mientras que en ciudad es todo lo contrario y con las ventajas de la frenada regenerativa podrás ayudar a recuperar algo de energía. Claro que si miras a los coches de Tesla, mucho más caros y con otro nivel de prestaciones, las autonomías sobrepasan los 500 km. Necesitarás tener disponible, como en los híbridos enchufables, puntos de recarga (en casa o en la calle) para poder poner la batería a punto para seguir afrontando kilómetros.

  • Gas: Tienes dos opciones de gas, el GLP y el GNC. Sus autonomías son como las de un coche térmico convencional, pero lo interesante es poder sacarle todo el partido usando el propio gas para mover el coche. Cada modelo varía sus cifras de autonomía, en función de la cantidad de depósitos y su volumen para el GLP o el GNC.

Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

Ten en cuenta: PRECIO

  • ¿Diésel o gasolina?: Un vehículo diésel siempre va a ser más caro que un vehículo de gasolina, unos 2.000 euros de media de diferencia. Además, el litro de gasóleo es más barato que el de gasolina, aunque esta balanza podría variar si el Gobierno termina imponiendo un impuesto al diésel.

  • Híbridos y eléctricos: El precio final dependerá, principalmente, del tamaño de la batería que monten en su interior. La batería de un híbrido convencional siempre va a ser más pequeña, por lo que será más barato que un híbrido enchufable o eléctrico, pero ligeramente más caro que un coche equivalente de gasolina (la mayoría de híbridos convencionales van asociados a un motor de gasolina).

  • Estos últimos vehículos tienen además ciertas ventajas económicas: los híbridos plug-in y eléctricos no pagan por aparcar en la calle de las grandes ciudades (los híbridos convencionales tienen descuentos) y no pagan en algunos peajes. Además, cuentan con ayudas públicas a su compra (actualmente el Plan MOVES) y con ventajas fiscales.

Publicidad
  • Gas: En comparación con sus equivalentes de gasolina, los vehículos de gas son ligeramente más caros (2.000-3.000 euros más), pero también pueden contar con algún tipo de ayuda y bonificación a su compra.

Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

Ten en cuenta: CONSUMOS

  • ¿Diésel o gasolina?: El motor diésel es más eficiente que el de gasolina, aunque hay destacar que los actuales motores de gasolina cada vez son más eficientes y se alcanzan cifras ya no tan lejanas a las logradas por las mecánicas de gasóleo.

  • Híbrido convencional: En ciudad, el consumo logrado con este tipo de coches es bajísimo; cuando salen a carretera abierta, consumen un poco más que un vehículo de gasolina.

  • Híbrido enchufable: En modo cien por cien eléctrico, la conducción es libre de emisiones y sin consumo de combustible. Anuncian consumos mixtos de 1,5 o 2 litros a los 100 km, aproximadamente; ten en cuenta que esta cifra se obtiene contando los kilómetros que podrías hacer en eléctrico.

  • Eléctricos: Si haces números de lo que te vas a dejar repostando (o cargando las baterías en este tipo de coches), sin duda el eléctrico se lleva la palma. Te puedes hacer una idea clara: cubrir 100 km con un vehículo eléctrico te costará, con un coche cien por cien eléctrico, unos 2,5 euros.

  • Gas: Como nos dice el RACE y como nosotros hemos podido comprobar en nuestras últimas pruebas con el Seat León TGI, gastándonos 20 euros podríamos cubrir hasta 600 km con un coche a gas, mientras que con un vehículo de gasolina o diésel haríamos 280 km y 375 km, respectivamente. Eso sí, la infraestructura de recarga de coches de GNC es, de momento, escasa, aunque se espera que esta cifra crezca exponencialmente los próximos años (77 actualmente en España).

Ten en cuenta: DIMENSIONES Y PESO

  • A la hora de adquirir un coche, debes valorar el espacio que vas a necesitar en función de tus necesidades, de si tienes hijos, si vas a usarlo para transportar el material de tus hobbies de fin de semana (tabla de surf, de esquí, bicicleta…).

  • Generalmente, si vas a apostar por un vehículo grande, te podrá interesar más un vehículo diésel, ya que a más peso más consumo, y como hemos dicho el motor diésel es más eficiente que el de gasolina. En cambio, hoy en día es difícil encontrarse con vehículos urbanos con motor diésel, por lo que la apuesta aquí si no quieres electrificarte todavía sería la gasolina.

  • Los vehículos híbridos, especialmente los enchufables, tienen un peso extra por culpa de las baterías que almacenan la electricidad, que a su vez ocupan bastante espacio. Por ello, es habitual ver mecánicas plug-in en vehículos SUV.

  • Los vehículos de GLP o GNC pueden ver variado su espacio interior, especialmente el maletero, ya que al contar con más depósitos la capacidad se puede ver reducida para dar cabida a estos.

Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

Ten en cuenta: SEGURO y MANTENIMIENTO

  • Dejando a un lado consideraciones que puedan elevar el precio del seguro como el historial del conductor o su edad, el coste variará en función del tipo de vehículo que compres y, principalmente, por su precio de adquisición.
Publicidad
  • En el caso de los vehículos de gasolina y diésel, los costes de mantenimiento juegan a favor de los primeros, siendo una de las principales razones de compra –aparte del menor precio inicial al adquirirlo– de los coches de gasolina. Un vehículo híbrido cuenta con menos elementos mecánicos y su mantenimiento será inferior, y ya no digamos uno eléctrico que prescinde de cualquier tipo de mecánica térmica.

  • El seguro a todo riesgo de un vehículo electrificado, según el comparador de seguros Rastraeator, puede ser más elevado que un coche diésel o gasolina convencional, ya que algunas de sus piezas tienen unas reparaciones más costosas.

  • Los coches a gas no tienen por qué ver variado mucho su precio respecto a un vehículo térmico convencional, ya que solo cuentan con uno o varios depósitos extra y trabajan con el motor de gasolina o diésel principal.

Ten en cuenta: RUIDO

  • ¿Diésel o gasolina?: Por lo general, un coche con motor diésel va a ser más ruidoso que uno de gasolina, aunque la evolución reciente hace que las mecánicas sean más silenciosas y, además, los habitáculos están mejor insonorizados.

  • Híbridos y eléctricos: En el caso de los primeros, al funcionar en modo eléctrico, aportan un gran confort en términos de sonido, ya que el ruido es nulo más allá del que pueda generar la rodadura y la aerodinámica del vehículo. En un coche eléctrico puro estas sensaciones se dan siempre, aunque por ley se les requiera emitir un sonido para que los peatones detecten su presencia en la calle.

  • Gas: Apenas hay diferencia cuando hablamos de sonoridad en los coches GLP o GNC, aunque sí que es verdad que conduciendo en modo gas el comportamiento del vehículo es más fino que cuando trabaja con gasolina.

Qué coche interesa más comprar: gasolina, diésel, eléctrico, híbrido, de gas natural...

Ten en cuenta: ECOLOGÍA y FUTURO

  • ¿Diésel o gasolina?: Nos metemos en terreno peligroso, ya que estos vehículos parecen tener la cruz de las administraciones y gobiernos. Ya se habla de prohibir su venta y su circulación de cara a la última década de esta primera mitad de siglo XXI, su acceso a las zonas céntricas de las ciudades está cada vez más restringido y los episodios de contaminación impiden su movimiento cuando están activados.

  • Sin embargo, también hay que romper una lanza a su favor: los vehículos diésel actuales, tan criminalizados como están, consiguen cifras de emisiones realmente bajas gracias a todos los sistemas de limpieza de los gases de escape que llevan a bordo. Los que realmente contaminan, favorecen el efecto invernadero y son nocivos para la salud son los coches con motor térmico con muchos años de antigüedad, por lo que urge una renovación del parque automovilístico actual.

  • Híbridos convencionales y de gas: cuentan con la etiqueta "ECO" de la DGT, lo que les da ventajas a la hora de acceder a las ciudades y al aparcar en la calle.

  • Híbridos enchufables y eléctricos: cuentan con la etiqueta "Cero emisiones" de la DGT, lo que les da plena libertad de movimiento por las ciudades, aparcamiento gratuito en las zonas de estacionamiento regulado, la posibilidad de acceder a carriles bus-VAO…

  • El coche eléctrico es el futuro, pero todavía falta todavía un tiempo para que termine por consolidarse: falta que bajen sus precios, que haya más puntos de recarga, que crezcan las autonomías…

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La cuarta edición del concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel re...

Universitaria, soltero, familias, viajeros, ejecutiva… Sea cual sea tu perfil de vida...

Con las últimas novedades en su gama, el Ford EcoSport se muestra como una de las opc...

La tecnología de vanguardia y el toque magistral de los expertos “takumi” dan como re...

Tres personas y un destino: el mar. ¿Cuál es el medio más barato de viajar? Nos ponem...

El Lexus ES 300h llegó a Europa con ganas de triunfar. La nueva berlina híbrida de la...