Publicidad

PSA reducirá efectivos, pero no en España

PSA (Peugeot Citroën) ha anunciado, dentro de su plan estratégico 2010-2015, que reducirá los gastos fijos un 30 por ciento de aquí a 2010 y que, para ello, entre 7.000 y 8.000 empleados de Europa occidental dejarán su puesto de trabajo. La medida no afectará a las plantas españolas de Vigo y Villaverde (Madrid).
-
PSA reducirá efectivos, pero no en España
La compañía ya anunció en febrero de este año que abandonarán el grupo unas 4.800 personas en Francia, que son bajas voluntarias, que se completarán con otras de otros países y con las jubilaciones. No obstante, el presidente de PSA Peugeot Citroën, Christian Streiff, ha indicado, durante la presentación del plan estratégico, que ‘‘no hay ningún motivo de inquietud para España’’. Asimismo, ha explicado que la fábrica de Vigo, que produce los Peugeot 207 y los Citroën Picasso, sacó el año pasado 472.400 vehículos al mercado, mientras que la de Villaverde (Madrid) elaboró 150.700 unidades.
Entre los principales objetivos de la compañía para 2010 está recobrar el crecimiento y la rentabilidad, superar los cuatro millones de vehículos vendidos (700.000 más que en 2006), consolidar su liderazgo en el automóvil ecológico y convertirse en el grupo más competitivo de Europa en 2015. Para aumentar la rentabilidad, PSA pretende conseguir un margen operativo de entre el 5,5 por ciento y el seis por ciento de la facturación en 2010 y, para 2015, un crecimiento continuo hasta alcanzar un margen de entre el seis y el siete por ciento. En su apuesta por un coche más ecológico, el grupo está potenciando la tecnología híbrida para lanzar en 2010 automóviles que combinen motores eléctricos y propulsores Diesel HDi y está trabajando para reducir en, al menos, 10 gramos por kilómetro las emisiones contaminantes. Asimismo, espera vender en 2011 un millón de coches con el sistema ‘‘Start & Stop’’, que para el motor cuando el coche se detiene. Tras el éxito conseguido por Renault en el sector de los vehículos de bajo coste, PSA se ha mostrado interesado por este mercado y ha anunciado que tiene tres coches en proyecto. El fabricante francés ambiciona constituir en 2015 un grupo con una base europea sólida, con un crecimiento regular y rentable, ampliamente internacionalizado y que figure entre los primeros en todas sus actividades. En cuatro años, la compañía ha anunciado que lanzará en todos sus mercados 53 nuevos modelos, de los cuales 29 saldrán en Europa (donde espera alcanzar los 300.000 vehículos vendidos para 2010), 12 diferentes en los países del Mercado Común del Sur (se prevé vender hasta 400.000 unidades hasta el final de la década) y otros tantos en China (donde esperan alcanzar un millón de vehículos en 2015 tras poner en marcha una nueva fábrica con su socio Dongfeng).

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.