Publicidad

La producción automovilística sigue bajando en septiembre

La producción de automóviles en las plantas instaladas en España fue en el mes de septiembre 236.954 unidades, un 12,4 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado. Sólo Volkswagen y Mercedes cerraron el pasado mes positivamente.
-
La producción automovilística sigue bajando en septiembre
La producción de automóviles en las plantas instaladas en España strong>fue en el mes de septiembre 236.954 unidades, un 12,4 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado, informó ayer la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) .
En los primeros nueve meses del año, esta producción fue de 2.089.446 vehículos, con un descenso del 4,7 por ciento, debido a la fase de tendencia alcista en los primeros meses del año y que ha quedado superada por los registros negativos de los últimos meses. A la exportación se destinaron en septiembre 209.018 unidades, que representan un 88,2 por ciento de la producción, un porcentaje de los más altos de la historia y que ratifica la gran dependencia de los mercados exteriores de esta industria. Pese a este alto porcentaje de la exportación sobre la producción, las ventas de las plantas españolas al exterior en septiembre fueron un 7,1 por ciento inferiores a las del mismo mes de 2007. En el acumulado anual se suman 1.774.200 vehículos exportados, un 1,8 por ciento menos que entre enero-septiembre del año pasado y el 84,9 por ciento de la producción hasta ese último mes. Dentro de la producción, el segmento de mayor calado, los turismos, ha reducido el 11,7 por ciento el ritmo de fabricación en septiembre con un volumen de 181.273 unidades (el 76,4 por ciento de la producción total). Entre enero y septiembre, la producción de turismos es sólo un 5,2 por ciento inferior a la de los mismos nueve meses de 2007, con un registro de 1.586.294 unidades (el 75,9 por ciento de la producción total). La fabricación de todoterrenos sigue una tendencia muy negativa y en septiembre fue de 5.618 unidades, un 38,7 por ciento menos que hace un año. En los primeros nueve meses del año estos vehículos suman 69.939 unidades y un 24,3 por ciento de descenso sobre el registro de enero-septiembre del año pasado.

Los vehículos industriales, al igual que los otros dos segmentos en una fase de crisis de ventas en el mercado doméstico, han reducido la producción en septiembre un 10,7 por ciento, con 50.073 unidades, mientras que en el año aguantan todavía un alza del 1 por ciento, con 439.213 unidades. Volkswagen, en su planta de Landaben, y Mercedes, en la de vehículos industriales de Vitoria, son los dos únicos fabricantes instalados en España que incrementaron su producción en septiembre, con un 21 por ciento y un 5 por ciento respectivamente. Estos dos fabricantes han eludido por ahora la aplicación de expedientes de regulación de empleo (ERE) , un mecanismo de ajuste laboral ante la caída de la producción que se ha aplicado desde septiembre en buena parte de las marcas con presencia fabril en España. La crisis financiera global ha afectado en el tercer trimestre del año al fabricante automovilístico alemán Daimler, que ha tenido que revisar a la baja de nuevo sus pronósticos de beneficio para 2008. El beneficio neto fue de 213 millones de euros en el tercer trimestre, en comparación con la pérdida de 1.533 millones de euros de los mismos meses de 2007, cuando tuvo efectos extraordinarios por la venta de la estadounidense Chrysler. Sin embargo, el beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) cayó entre julio y septiembre hasta 648 millones de euros, un 65,7 por ciento menos que el mismo periodo del pasado ejercicio, por la intensificación de la crisis financiera y la caída de las ventas de Mercedes-Benz Cars. ‘La intensificación de la crisis financiera, sus efectos en la economía real y la incertidumbre global de los consumidores han lastrado los resultados de Daimler’, dijo la compañía en un comunicado de prensa. Además, Daimler revisó de nuevo a la baja sus pronósticos de beneficio operativo para 2008 hasta más de 6.000 millones de euros, frente a los más 7.000 millones de euros (8.960 millones de dólares) que había previsto a finales de julio. El presidente de Daimler, Dieter Zetsche, anunció un programa de ahorro, que hace hincapié en el desarrollo de nuevos productos pero se mostró confiado de poder hacer frente a los problemas. Los resultados de tercer trimestre fueron mucho peores de lo previsto por los analistas: en la bolsa de Fráncfort, las acciones de Daimler llegaron a ceder más de un 7 por ciento en algunos momentos de la negociación pero al cierre cayeron un 1,26 por ciento, hasta 23,82 euros .Además, la facturación de Daimler retrocedió en el tercer trimestre un 7 por ciento, hasta 23.800 millones de euros y las ventas cayeron un 3 por ciento, hasta 522.500 automóviles, en comparación con las cifras de los mismos meses de 2007.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.