Publicidad

El viejo Prever benefició a 3,6 millones de vehículos

El Plan Prever tuvo un 'coste fiscal aproximado' de 1.745,4 millones de euros durante sus diez años de existencia, entre 1997 y 2007, y benefició a 3,6 millones de vehículos, según los datos del Gobierno.
-
El viejo Prever benefició a 3,6 millones de vehículos
El antiguo Plan Prever, que despareció el 31 de diciembre de 2007, consistía básicamente en una deducción del Impuesto de Matriculación de 480,80 ó 721,21 euros, consta actualmente de dos modalidades, una primera destinada a la adquisición de vehículos nuevos y una segunda para automóviles usados.
A instancias del portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, el Ejecutivo estima que este es el saldo de menores ingresos resultantes de la aplicación del plan, si bien advierte que el cálculo "es difícil" porque a lo largo de los años se aplicaron diversas cuantías de deducción a distintos tipos de vehículos. Así, en su primer año de vigencia el Plan Prever benefició a 136.321 vehículos, lo que tuvo un coste fiscal de 65,5 millones de euros, mientras que el año de mayor actividad fue 2005, cuando se acogieron a él 469.470 vehículos, con un impacto de 225,7 millones de euros. Sin embargo, en su último año de aplicación, 2007, el Plan Prever registró un notable descenso sobre su aplicación. Así, se destinó a 310.384 vehículos, lo que supone un descenso de 135.664 vehículos respecto a 2006, con un coste de 149,2 millones de euros, 65 millones euros menos que en 2006. Este año tuvo lugar una renovación del Plan Prever que eliminó la bonificación de 721,21 euros a la que podían optar los usuarios que entregaran un turismo de gasolina con plomo y también dejó fuera a los vehículos usados. De esta forma, los titulares de un vehículo que decidieron acogerse a este plan recibieron sólo una deducción de 480,81 euros en el impuesto sobre Determinados Medios de Transporte, es decir, sobre la tasa de matriculación. Hace dos semanas, Sánchez Llibre preguntó en el Congreso sobre esta cuestión al Ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien descartó poner en marcha un programa de incentivo de la demanda de automóviles que cuente con ayudas directas a la compra del vehículo a través del impuesto de matriculación, ya que confía en la validez del actual Plan VIVE (Vehículo innovador - Vehículo ecológico). "No podemos volver al Plan Prever, ya que no podemos bonificar a través del impuesto de matriculación, porque esta tasa se ha reducido para los vehículos que queremos promocionar que son los vehículos ecológicos", añadió el titular de la cartera de Industria.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.