Publicidad

Así eran y así son los modelos de mayor éxito en España

A lo largo de los años, muchos son los modelos que las marcas de automóviles han guardado en el ‘cajón de los olvidados’. Pero unos pocos han conseguido mantenerse en el mercado. Ni los años ni las renovaciones han podido acabar con el éxito de coches que van desde urbanos como el Fiat 500 hasta deportivos de lujo como el Porsche 911.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Así eran y así son los modelos de mayor éxito en España

 

Fiat 500 (desde 1936)

El nacimiento del Fiat 500 tuvo lugar en 1936. Más conocido como ‘Topolino’, este pequeño utilitario de apenas 13 CV de potencia puso el listón muy alto a la competencia del momento, posicionándose como el automóvil más pequeño fabricado en serie. Aunque mecánicamente ha cambiado mucho, el pequeño de la familia Fiat ha elevado sus limitadas prestaciones sin que se haya producido un aumento de tamaño desmesurado. El ‘500’ contemporáneo mantiene las líneas italianas que lo convirtieron en un coche tan popular, aunque se pasa al mundo que apuesta por el ‘diseño’ y lo ‘chic’, dejando de lado su faceta de utilitarios de los más económicos.

 

Mercedes-Benz Clase S (desde 1954)

La denominación conocida en Alemania como ‘Sonderklasse’, que en español significa ‘Clase Especial’, debutó en 1954 con el modelo 220A. Un coche con motor gasolina de 6 cilindros y una cilindrada de 2,2 litros, capaz de desarrollar unos ‘discretos’ 84 CV. Los tiempos han cambiado, pero el primer Clase S –y quizá también el segundo- y el nuevo comparten una sensación de lujo y calidad apreciada que en cierta manera se había perdido en los últimos años. Sus formas más cuadradas han evolucionado progresivamente hasta el actual, que se lanza con curvas y bordes mucho más redondeados, con la aerodinámica y la ‘clase’ muy cuidadas.

 

Porsche 911

Porsche 911 (desde 1963)

Este mítico modelo sustituyó al Porsche 365 del momento. El ‘901’, que era como conocían internamente al primer ‘nueveonce’, incorporaba un motor bóxer. A día de hoy, el último Porsche 911, conocido en el seno de la fábrica de Stuttgart como ‘991’, está disponible en hasta 41 variantes, pero, sigue manteniendo el propulsor de tipo atmosférico y la tracción trasera, a pesar de que su evolución se ha dirigido hacia la tracción total, más segura para la conducción y de fácil adaptación a todo tipo de conductores. Si observamos las líneas de ambos modelos en paralelo, podemos intuir la esencia Porsche en ambos, tendente en el ‘nueveonce’ de nueva generación a unas líneas menos marcadas y más curvadas, así como una anchura y una batalla mucho mayor, siempre buscando las mejoras aerodinámicas y estéticamente más deportivas. Si hay un coche que ha sabido evolucionar, ese el Porsche 911, sobre todo porque son tantas las opciones que se ofrecen, que uno siempre puede acercarse a las sensaciones del deportivo del pasado, tanto como lo permiten las nuevas formas de entender la conducción.

 

Honda Civic (desde 1972)

El Honda Civic se desarrolló en tan sólo dos años y vio la luz con carrocería de dos puertas en el año 1972. Es un coche que ha cambiado radicalmente a lo largo de los años y que poco o nada tiene de aquel primer modelo. Posiblemente lo único que conserva es el nombre. De pequeño utilitario pasó a ofrecerse con carrocerías sedán y en los últimos años se ha convertido en una berlina de aspecto futurista y buscando los toques deportivos. Ya en su último restyling lo hemos visto evolucionar hacia una estética ligeramente más discreta, quizá porque el mercado no supo entender un cambio tan radical.

 

Volkswagen Golf

Volkswagen Golf (desde 1974)

Desde que el Volkswagen Golf empezara a producirse en 1974, no ha dejado de crecer su éxito y acogida por parte de los compradores de todo el mundo. Su primera generación contaba con un motor transversal y refrigerado por agua, mientras que en la actualidad se apuesta cada vez más por motores de gran eficiencia. Son numerosos los reconocimientos y premios que ha recibido el Golf por todo el planeta. Los últimos, el ‘Car of The Year’ en Europa y el ‘World Car of The Year’, ambos en el presente 2013 y coincidiendo con su séptima generación. Es un ejemplo de modelo que, con unas breves pinceladas en su estética y mucha apuesta por la tecnología, ha conseguido dar al público lo que quería en cada momento. Se mantiene en unos precios medios/altos, admitiendo múltiples configuraciones y posicionándose por sus propios méritos como un automóvil con una relación diseño/comportamiento óptimo para cualquier tipo de conductor.

 

BMW Serie 3 (desde 1975)

La marca alemana empezó a fabricar este automóvil perteneciente al segmento D en el año 1975. Su estructura base parte de los BMW 1500/2000 pero está claramente ligado a su hermano mayor, el Serie 5. Seis generaciones han pasado ya por el BMW Serie 3 –E21, E30, E36,E46, E90 Y F30-, que aún mantiene su esencia y su éxito en su categoría. Su exterior es la viva imagen de la elegancia, sin renunciar a las aspiraciones de deportividad. Desde 1975 a 2013 ha sabido mantener ese espíritu que ha permitido a BMW ser entendida como la marca premium que sigue siendo en este momento. Su mecánica asociada –por tradición- a la tracción trasera ha despertado la inquietudes de los conductores que buscan sensaciones alejadas del absoluto confort y la tranquilidad, aunque desde hace unos años también se comercializan las versiones Xdrive -de tracción total- .

 

Ford Fiesta

Ford Fiesta (desde 1976)

El Ford Fiesta es un automóvil perteneciente al segmento B, que cuenta ya con siete generaciones y es el único de la firma que ha mantenido la misma denominación con la que nació en 1976. El prototipo base de este modelo fue el denominado ‘Bobcat’, al cual se recurrió para crear un coche que respondiera a la necesidad de un turismo de pequeñas dimensiones. Aunque su diseño ha apostado por un mayor dinamismo y deportividad en sus líneas, seguimos teniendo ante nosotros un automóvil dirigido a un claro público joven, sin necesidad de un gran espacio interior y a un precio accesible en su segmento. La introducción del motor de gasolina 1.0 Ecoboost ha revolucionado la industria del automovilismo en cuanto a la relación potencia/consumo.

 

Opel Corsa  (desde 1982)

Más de 30 años lleva en el mercado español el Opel Corsa. El primero de estos pequeños compactos salió de la fábrica de Figueruelas (Zaragoza) en 1982, ejerciendo competencia directa con el Opel Kadett D. Cuatro generaciones han pasado y el modelo ha sufrido varios lavados de cara sin perder el carácter juvenil que empezó a desprender en 1990. Desde entonces no han parado de surgir ediciones especiales tendentes a los tintes deportivos. Un ejemplo es la ‘Color Edition’, que viste al pequeño Opel de colores como ‘All Black’, ‘All White’ y ‘Switch’.

 

Seat Ibiza

Seat Ibiza (desde 1984)

La primera generación del Seat Ibiza salió de las cadenas de montaje a principios de los años 80’. Su presentación tuvo lugar en el Salón del Automóvil de París de 1984. Este proyecto fue fruto de la colaboración entre Seat, el carrocero italiano Italdesign Giugiario y Porsche, éste último proporcionando los motores a la marca española. Desde la primera hasta la cuarta generación podemos observar un aumento constante en altura y longitud. Su diseño de formas cuadradas ha ido dejando paso a las curvas y a un aumento de espacio interior notable. La denominación Ibiza ha dado la vuelta por todo el mundo con ediciones y equipamientos perfectamente adaptables a todo tipo de clientes. Nunca ha perdido la frescura y su relación con el mundo de la competición, pero ha sabido ofrecer un utilitario a precio contenido que lo ha mantenido bien posicionado en el mercado.

 

Renault Clio (desde 1990)

Renault empezó a fabricar su modelo ‘Clio’ en 1990, que acabó destronando al mítico Renault Supercinco –aunque aguantó en las fábricas hasta 1996-. Si nos fijamos en su primera y en su novedosa cuarta generación veremos que sus medidas se mantienen muy estables, aunque su último diseño es el más rompedor en cuanto a estética. Aumenta su altura y su carrocería pasa de unas ‘discretas’ formas a unas líneas en busca de una mayor agresividad. Podríamos decir que, hablando de modelos convencionales, el nuevo Renault Clio es el de aspecto más ‘rácing’ de cuantos han salido de la firma francesa. Además, encontramos una apuesta por un motor tricilíndrico con el que la búsqueda de una mayor eficiencia es clara.

 

Galería relacionada

Así eran y así son ahora

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.