Publicidad

Porsche aumenta su poder en Volkswagen

El control germano sobre el primer fabricante europeo de automóviles, el Grupo Volkswagen, ha quedado reforzado después del aumento del poder accionarial de Porsche, que acumula ya el 30,9 por ciento de las acciones. El estado alemán de Baja Sajonia, con el 14,8 por ciento, completa el blindaje alemán de VW.
-
Porsche aumenta su poder en Volkswagen
Porsche ha ejecutado este lunes su opción para aumentar su participación en el grupo Volkswagen en un 3,6 por ciento más. Con este nuevo paquete de acciones, la marca deportiva suma ya un 30,9 por ciento y refuerza su posición como máximo accionista del mayor fabricante de Europa. La ley alemana obliga a cualquier compañía a lanzar una opa por todo el capital cuando supera el 30 por ciento de su participación. Porsche ha ofrecido el mínimo legal, 100,92 euros, por las acciones del grupo de Wolfsburgo, un 14 por ciento por debajo del valor con el que cerraron la pasada semana (117,17 euros). Y es que Porsche no tenía la intención de desembolsar los 26.000 millones de euros en los que se estima el valor del capital disponible en Bolsa del grupo. La figura de Ferdinand Piëch sale reforzada de nuevo tras este movimiento de arquitectura financiera. Piëch, nieto del fundador de Porsche, controla la mayoría de la marca deportiva alemana; fue presidente de Volkswagen entre 1993 y 2002; en la actualidad preside su consejo de vigilancia; forzó la dimisión del anterior presidente de VW, Bernd Pischetsrieder, y colocó en su lugar a un hombre de su confianza, Martin Winterkorn. Porsche es el fabricante de coches más rentable del mundo. Comercializa alrededor de 100.000 coches al año y obtuvo un beneficio neto de 1.300 millones de euros en el último ejercicio fiscal; convierte en beneficio neto un 19 por ciento de sus ventas, frente al 2,6 por ciento de Volkswagen, por ejemplo. VW, primer fabricante europeo, comercializó 5,2 millones de unidades el pasado año y multiplicó por dos sus ganancias del año, hasta los 2.749 millones de euros. Con esta jugada, Porsche blinda a Volkswagen ante la previsible derogación de la Ley VW. Esta norma, vigente desde 1960, impide aún en la actualidad superar el 20 por ciento de los derechos de voto a cualquier accionista. La Unión Europea ya se ha pronunciado en contra de esta cláusula, que fue establecida para proteger la capacidad decisoria del estado alemán de Baja Sajonia, máximo accionista hasta la llegada de Porsche. El presidente de este lander, Christian Wulff, ha anunciado que no venderá la participación que todavía conserva del 14,8 por ciento de las acciones (y del 20,26 por ciento de los derechos de voto). Entre la participación pública y el poder accionarial que acumula Porsche, Volkswagen se asegura que ningún inversor extranjero tomará el control de este gigante del motor. El Grupo Volkswagen agrupa a las marcas Audi, Seat, Skoda, Bugatti, Bentley, Lamborghini y la propia Volkswagen. En Skoda Auto, filial de Volkswagen y primer fabricante de coches de la República Checa, los trabajadores ultiman la convocatoria de una huelga indefinida. El próximo sábado vence el convenio colectivo y las desavenencias entre directiva y trabajadores son evidentes.

Un trabajador checo cobra 7,1 euros por 48 euros de un trabajador alemán. La propuesta sindical es subir en un 24 por ciento los salarios. La empresa ofrece un incremento del 6,1 por ciento en dos años.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.