Publicidad

Los pies en el salpicadero pueden causar lesiones

Viajar con los pies encima del salpicadero del vehículo, tener mal asegurados los dispositivos de retención infantil o conducir sin el cinturón de seguridad son malos hábitos que pueden costar muy caros al volante. Un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña en colaboración con el Automóvil Club Alemán (ADAC) así lo demuestra.
-
Los pies en el salpicadero pueden causar lesiones
Una práctica muy habitual, la de viajar como acompañante en un automóvil y colocar los pies sobre el salpicadero para echar una ‘‘cabezadita’’ puede ser muy peligroso. Según un estudio reciente del RACC, que ha utilizado la metodología de EuroNCAP, yendo en esta posición, el copiloto puede sufrir lesiones de gravedad en las extremidades inferiores, así como en la columna vertebral. En caso de accidente las piernas son sometidas a intensas fuerzas a causa del despliegue del airbag, dejando también sin protección al pecho.
Los menores que viajan en los asientos traseros con los dispositivos de seguridad mal colocados, un 78 por ciento durante el verano según el estudio, también están sometidos a un elevado riesgo, tanto si el dispositivo de retención reglamentario no está bien sujeto al asiento trasero como si el niño se queda dormido con la cabeza reclinada en la ventanilla por encima del cinturón. En el primer caso existen posibilidades de que el pequeño salga despedido, de que sufra un latigazo cervical o de que registre lesiones en el pecho. La probabilidad de tener lesiones cervicales o en el tórax también aparece en el caso de que apoye la cabeza en la ventanilla. Si es el conductor del coche el que viaja sin cinturón –una de cada dos personas relajan sus hábitos de seguridad durante el verano-, el riesgo de lesiones graves es medio para la cabeza y muy alto para el tórax y las caderas. En estos caso el airbag por sí solo es un elemento insuficiente para evitar daños, pues el cinturón de seguridad optimiza su funcionamiento. Como conclusiones, el RACC hace una serie de recomendaciones a los usuarios, que pasan por cuidar que su asiento esté bien anclado, situado a la altura correcta y manteniendo una distancia mínima respecto al airbag de 25 centímetros e informarse bien de cómo colocar los sistemas de retención infantil. A los fabricantes de turismos se les aconseja que amplíen el dispositivo de aviso del cinturón de seguridad al del acompañante y a quienes fabrican sistemas de retención infantil se les pide que elaboren instrucciones claras, detalladas y fáciles de entender para los compradores.
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.