Publicidad

Peugeot RCZ, espectacular

La apuesta más arriesgada y espectacular de Peugeot lleva alrededor de un año entre nosotros, tiempo suficiente para confirmar que su llegada a los concesionarios fue un gran acierto. Deportividad y elegancia, todo en uno.
-
Peugeot RCZ, espectacular

Desde su primera aparición en público allá por el año 2007, aún con el número 308 en su apellido, llamó la atención al tratarse de la primera apuesta realmente rompedora de Peugeot en año. Este Peugeot 308 RCZ Concept estaba llamado a ser un verdadero rival para coches como el Audi TT. Pero, ¿mantendría el nivel de agresividad estética el modelo al llegar a los concesionarios? La respuesta la recibimos en 2010. Un sí rotundo. Muy pocas cosas cambiaron en el RCZ definitivo respecto a esa primera versión, convirtiéndose en una opción muy a tener en cuenta para quienes quieran disfrutar de un deportivo agresivo y elegante. Y además, cuenta con una ventaja respecto a sus rivales, y es que su precio es mucho más asequible.

Además de un apartado estético muy llamativo, el Peugeot RCZ tiene una serie de virtudes que lo convierten en una de las estrellas del mercado. Destaca especialmente la facilidad de su conducción, la nobleza de sus respuestas y su comportamiento dinámico. Hay que tener en cuenta que no estamos ante un deportivo radical, sino ante un coche que busca mezclar un importante toque deportivo con la elegancia y comodidad de otros modelos del mercado. Quizás los más puristas echen en falta más elementos deportivos, especialmente en el interior del vehículo, donde encontramos un puesto de conducción que recuerda demasiado al de una berlina. Por el contrario, la comodidad reinante en la zona delantera brilla por su ausencia en las dos plazas traseras, donde solamente podrán viajar personas de dimensiones reducidas. Aquí sí encontramos un verdadero deportivo.

Galería relacionada

Peugeot RCZ Especial Peugeot

En lo que a opciones mecánicas se refiere, existen tres diferentes, dos de ellas de gasolina y una Diesel. Las dos primeras son dos variantes del motor 1.6 THP desarrollado por Peugeot junto con BMW. La versión de acceso contará con este propulsor entregando una potencia de 156 CV. Se trata de un motor que en este RCZ pueda quedarse algo corto si lo que queremos es un vehículo deportivo, pero para eso existe una segunda versión del propulsor con 200 CV de potencia. La diferencia de precio entre ambas versiones es de unos 3.000 euros, partiendo de los 27.950 euros que cuesta el modelo más austero. Sin embargo, quienes opten por invertir 30.900 euros para disfrutar del 1.6 THP de 200 CV, encontrarán un motor mucho más radical y divertido.

El mismo coste que la versión más potente de gasolina es el que tiene el modelo Diesel, que equipa un 2 litros HDi de 163 CV. Este motor es una gran evolución del utilizado en otros modelos de la marca francesa, donde hasta ahora había alcanzado los 140 CV. Se trata de una mecánica potente, pero mucho más suave y lineal que sus “hermanos” de gasolina. En definitiva, estamos ante una de las opciones más atractivas de Peugeot, la cual es capaz de competir de tú a tú con modelos más establecidos en este segmento, con la gran ventaja de tener un coste mucho más asequible. Peugeot RCZ, el futuro del león ya está entre nosotros.

La última novedad de la casa francesa es esta edición especial del Peugeot RCZ. Bautizada como Asphalt, incorpora el motor 1.6 THP de 200 CV, además de un diseño estético de lo más llamativo donde destacan unas enormes llantas, con acabado cromado negro, de 19 pulgadas. Este coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 237 km/h. En cuanto a las cifras de consumo, se mantienen bastante contenidas, anunciado Peugeot un gasto de 6,9 litros a los 100 kilómetros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.