Publicidad

Paro en EEUU de los empleados de GM

Las negociaciones para el nuevo convenio colectivo de las factorías de General Motors en Estados Unidos –el anterior acuerdo había vencido el 14 de septiembre- están paralizadas por la falta de consenso entre las partes en torno a las prestaciones sanitarias. Se trata de la primera huelga nacional del grupo automovilístico desde 1970.
-
Paro en EEUU de los empleados de GM
Cerca de 73.000 trabajadores de más de medio centenar de factorías norteamericanas están secundando el paro convocado desde ayer a las 15.00 GMT (las cinco de la tarde en España) por el sindicato United Auto Workers (UAW) para protestar por el bloqueo en las negociaciones del nuevo convenio colectivo. Las reuniones están paralizadas desde el pasado domingo, cuando la compañía se negó a garantizar la fabricación de un determinado número de nuevos modelos en Estados Unidos para salvaguardar el empleo.
Los empleados, representados por el sindicato UAW, tampoco están dispuestos a aceptar una reducción en las prestaciones sanitarias para trabajadores y jubilados (una partida que asciende actualmente a 55.000 millones de dólares para GM y a 114.000 millones para GM, Ford y Chrysler) propuesta por la multinacional, dado que, en opinión de la empresa, dichos costes generan una desventaja competitiva para los fabricantes estadounidenses en relación con sus rivales asiáticos. En principio, la Dirección y UAW se mostraban de acuerdo en que dicha cantidad fuera gestionada por el propio sindicato. El presidente del sindicato UAW, Ron Gettelfinger, se ha mostrado decepcionado por ‘‘el absoluto fracaso de General Motors para responder a las necesidades y preocupaciones de nuestros afiliados’’, mientras los ejecutivos han seguido ‘‘otorgándose gratificaciones’’. Por su parte, GM ha difundido un comunicado en el que señala que está ‘‘decepcionada con la decisión de UAW de convocar una huelga nacional’’. La compañía continúa el escrito añadiendo: ‘‘la negociación envuelve asuntos complejos y difíciles que afectan a la seguridad laboral de nuestra fuerza de trabajo en EEUU y la viabilidad a largo plazo de la compañía. Estamos totalmente comprometidos a trabajar con UAW para desarrollar soluciones’’. El anterior convenio colectivo, vigente hasta el 14 de septiembre, se había prorrogado hasta el día de ayer. Horas antes de que venciese el plazo, analistas y expertos del sector daban por hecho un acuerdo, lo que motivó que la cotización de General Motors en la bolsa alcanzara subidas cercanas al tres por ciento. La última huelga en la multinacional se convocó en 1996 y sólo afectó a dos plantas del grupo, mientras que en 1976 se convocó una huelga nacional que paralizó las factorías de Ford. Pero hay que remontarse a 1970 para encontrar un paro que afectase a todas las fábricas de GM. La Dirección General de GM España ha presentado al comité de empresa de la factoría de Figueruelas (Zaragoza) una propuesta de recolocación con tres vías ante la externalización que afectará a 227 trabajadores de los departamentos del Taller Central, Energía y la Depuradora de Aguas Residuales. Con la primera vía, los trabajadores acceden a permanecer en los servicios externalizados, pero contratados por la empresa Veolia Dalkia y con condiciones más ventajosas que las exigidas por la ley. La segunda vía consiste en un plan de bajas incentivado que propone la empresa y la tercera sería la recolocación voluntaria en la misma planta de Figueruelas, pero con la posibilidad de hacerlo en otros servicios de mantenimiento o puestos dentro de la cadena de producción.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.