Publicidad

Párking: ideas revolucionarias

Aunque el concepto es el mismo, las variantes de los parkings mecanizados son muchas. El más conocido es la Car Tower de Volkswagen, pero no es sólo un ejemplo.
-
Párking: ideas revolucionarias
En Autostadt, la Ciudad del Automóvil de Volkswagen ubicada en Wolfsburg (Alemania), una arquitectura revolucionaria hace enmudecer a los cientos de asistentes que visitan cada día la sede de la marca. Son las Car Towers, dos enormes silos de estructura cilíndrica con capacidad para 800 coches. Están gestionadas por un ordenador central que introduce y extrae los modelos como si de una estantería gigantesca se tratase. Esta obra de ingeniería es una de las estrellas de Autostadt y en esencia no es más que un parking robotizado, en este caso, de uso exclusivo para Volkswagen. Esta idea ya se ha trasladado a las ciudades y representa el futuro del aparcamiento: ese futuro con el que el cine, en muchas de sus películas, nos ha hecho soñar.
A grandes rasgos, existen dos tipos de aparcamientos robotizados: los semiautomáticos y los completamente robotizados. Los primeros se podrían comparar a un enorme Cubo de Rubik al que le falta una celda: el conductor aparca él mismo en la plataforma-celda, que se mueve horizontal y verticalmente. Siempre queda un hueco libre que permite el movimiento de las celdas ‘estilo cubo’. Este sistema se utiliza en varias ciudades españolas, principalmente en aparcamientos privados.

Los segundos funcionan como ya hemos explicado anteriormente: el conductor deja su coche y un ordenador se encarga de gestionar todo el almacenamiento. Este tipo de sistema, mucho más espectacular, tiene múltiples variantes. Veamos las más curiosas. Su estructura de forma cilíndrica recuerda al Car Tower de Wolfsburg. El planteamiento es muy parecido, pero sus dimensiones son descomunales. La concepción de Revo-Park (Revolution in Parking Systems) es un edificio monumental en el que cada planta tiene capacidad para cincuenta coches. El conductor deja su coche en uno de los diversos elevadores que se encuentran en la planta baja y abandona su vehículo. Este gigantesco párking se encarga del resto. El sistema funciona como una especie de gran engranaje que gira alrededor de un eje, lo que le permite una recuperación de los vehículos muy rápida. Ha sido concebido como aparcamiento público, ya que sus dimensiones impiden que sea utilizado como un garaje privado. Un panal enorme dividido en dos zonas separadas por un foso por el que operan los robots que extraen y dejan los coches. Quizá no sea tan espectacular como el Párking Tower, pero sí es la más funcional, ya que su arquitectura le permite vanagloriarse de ser uno de los sistemas más rápidos del mundo. Aunque cuenta con una capacidad mucho más reducida, este sistema de Parkmatic llama la atención por su singularidad. Es sencillo y efectivo, lo que a fin de cuentas es lo que importa. Éste en concreto combina una plataforma giratoria, que permite girar el coche en espacios en los que es imposible hacerlo mediante una maniobra. Tras realizar la operación, el conductor deja el coche en la plataforma que se encuentra en la planta baja, para salir y ver a su coche rotar como si estuviera en la misma feria. Curiosa es la idea de esta empresa germana. Aunque el concepto es diferente al del párking robotizado, su utilidad viene fomentada por el mismo problema: la falta de aparcamiento en las grandes ciudades. El que viva en uno de estos singulares lofts no sufrirá buscando estacionamiento: es tan fácil como subirse el coche a casa. Al entrar en el edificio, el conductor entra con su coche en el montacargas -o Car Lift-, marca su código de seguridad y ¡voilá! sube junto a su automóvil a su apartamento. Estos loft con garaje incorporado son todo un lujo: cuentan con más de 200 metros cuadrados de vivienda y pueden tener capacidad hasta para tres vehículos. Su precio es de unos 450.000 euros.

El primero se construyó en Berlín, pero Car Loft tiene proyectados más de estos edificios en Alemania y Austria. En total cuentan con la patente en hasta 93 ciudades, aunque todavía no han llegado al resto de Europa.
- Párkings de ciencia ficción

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.