Publicidad

¿Cuáles son los países donde triunfan los coches eléctricos? ¿Y por qué?

Los automóviles eléctricos están ganando presencia en todos los mercados, pero ¿sabrías dónde son más comunes y su por qué? Buscamos respuestas a estas preguntas.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

¿Cuáles son los países donde triunfan los coches eléctricos? ¿Y por qué?

Los coches eléctricos están ganando  presencia en todos los mercados de países occidentales. Las ventajas fiscales, el ahorro de combustible y su facilidad para moverse, y aparcar, en el centro de las ciudades están entre las principales ventajas para hacerse con un vehículo impulsado por energía eléctrica. Pero si, además, el Estado ayuda a su implementación, el resultado es un crecimiento constante.

Esto es lo que sucede en Noruega, el país en el que más coches eléctricos circulan por sus carreteras en comparación al resto del parque automovilístico movido por combustibles fósiles. El 33 por ciento del total de coches son eléctricos. Pero aún más que este dato, lo que llama la atención es la abismal distancia que lo separa del resto de países que le siguen en la lista de mayor volumen de vehículos eléctricos per cápita.

Islandia es el segundo país del mundo en coches eléctricos y apenas representan el 9,1 por ciento del total. Pero si seguimos retrocediendo posiciones, veremos que otros países que identificamos con la energía eléctrica en el automóvil están muy lejos de los dos primeros puestos. La lista la completan Suecia (4,2 por ciento), Suiza (2,2 por ciento) y Bélgica (2,1 por ciento).

En Noruega se vendieron 44.888 vehículos eléctricos en 2016, más del 20 por ciento de los adquiridos en toda Europa y, sólo en el mes de abril de este año 2017, los noruegos han comprado 16.757 automóviles de este tipo (la mitad que Francia durante todo 2016).

Casi 30 años apoyados por el Estado

Si Noruega ha conseguido estos datos no es sólo por una mayor concienciación de los ciudadanos y el medio ambiente. Las ayudas estatales dirigidas a reconvertir el parque automovilístico noruego en eléctrico puro empezaron en 1990 y tienen como objetivo que no se puedan vender coches Diesel o gasolina en el país en 2025.

Comprar un vehículo movido por combustibles fósiles en Noruega cada vez es más caro. Más si tenemos en cuenta que un coche eléctrico no paga impuesto de circulación ni peajes, pueden circular por el carril bus para evitar el tráfico, no tienen que pagar tasas a la hora de aparcar y pueden viajar gratis en los ferris que se mueven entre los fiordos.

Si alguien aún cree que a la conciencia ecologista no ayuda el dinero, Dinamarca se ha convertido en el caso contrario a Noruega. Los daneses han representado desde hace algunos años la imagen de ciudadanos concienciados con la conservación del medio ambiente y el uso del vehículo eléctrico. Sin embargo, las ventas de estos automóviles en el primer trimestre de 2017 han caído un 60,5 por ciento, debido a que el gobierno ha levantado la tradicional tasa que grababa la compra de un coche de combustible fósil con un importe un 180 por ciento mayor que a los eléctricos. El resultado ha sido que los coches propulsados por combustibles fósiles son ahora más baratos que los movidos por la energía limpia, lo que ha provocado esta brutal caída.

Los países con más eléctricos en números absolutos

Evidentemente, a pesar de la implantación de estos automóviles en el uso diario en países como Noruega e Islandia, las marcas miran a los dos mercados más importantes. China y Estados Unidos son los países que más compras hacen de este tipo de vehículos.

Entre eléctricos e híbridos, en China se compraron 507.000 automóviles de este tipo en 2016, lo que supone un crecimiento del 56% en comparación a 2015. Una situación similar ha experimentado Estados Unidos, con un crecimiento en 2016 del 36 por ciento respecto a 2015 gracias a la compra de 157.130 automóviles eléctricos e híbridos.

El futuro se prevé verde

Pese a la experiencia vivida en Dinamarca y que en China y Estados Unidos los vehículos eléctricos apenas superen el 1 por ciento del parque automovilístico, los expertos confían en que no tardaremos en ver cómo este tipo de energía se acaba imponiendo a los combustibles fósiles y crece a ritmos exponenciales.

En apenas cinco años, los costes de fabricar una batería se han reducido un 20 por ciento. Si a esto le sumamos una red más extensa y rápida de puntos de recarga y  la disminución del coste de mantenimiento de los vehículos, la generalización del coche eléctrico será una realidad en no mucho años.

También te puede interesar:

¿La revolución del coche eléctrico? La recarga instantánea

Los eléctricos podrían ser los coches más baratos en 2030

El último Papamóvil es un coche eléctrico

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.