Publicidad

El cinturón hubiera salvado vidas en Oropesa

El cinturón de seguridad, ausente para los pasajeros del autobús siniestrado en Oropesa, hubiera podido minimizar las funestas consecuencias del accidente.
-
El cinturón hubiera salvado vidas en Oropesa
El accidente de autobús del pasado domingo en Oropesa supuso la muerte de ocho personas y provocó heridas de diversa índole a otras cuarenta. Las razones oficiales del siniestro apuntan a un reventón de la rueda, pero hay otras causas que también parecen haber influenciado en el accidente.
Varios familiares de los viajeros apuntan que el conductor no hizo alguna de las paradas reglamentarias y que circulaba a velocidades elevadas, cercanas a los 100 km/h. No obstante, hay que pensar si el número de víctimas del accidente habría sido tan elevado de haber cinturones de seguridad en el autobús. Según denuncian familiares de los afectados, el autocar, de más de seis años de antigüedad, carecía de este elemento de seguridad. La estructura del autobús no se vio afectada, por lo que la mayoría de las muertes se debieron a impactos fuertes de los pasajeros, que salieron disparados de sus asientos. Desde mediados de 2006, existe una normativa comunitaria que obliga el uso del cinturón de seguridad en los autobuses. No obstante, hasta octubre de 2007 no llegó esta normativa a nuestro país y sólo para autobuses nuevos.

Todos los autobuses y autocares matriculados con anterioridad a octubre de 2007 no estarán obligados a incluir el cinturón de seguridad en los asientos, ya que es preciso que éstos dispongan de un suelo al que anclar las butacas con una solidad muy alta que impida que los viajeros puedan salir despedidos en caso de colisión Según un estudio del RACC, España es uno de los países europeos con más muertos en accidentes de autobús y esto podría paliarse –se reduciría la mortalidad en un 80 por ciento- con el uso extensivo de los cinturones de seguridad en los autocares. Según este informe, el 82 por ciento de los usuarios reconoce que nunca utiliza estos dispositivos de seguridad. En muchos casos, además, no se les da opción, ya que el parque de autocares en España, de aproximadamente 60.000 unidades, es bastante antiguo, con una media de antigüedad de 9,4 años y una gran mayoría carece de cinturones de seguridad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.