Publicidad

La Operación Retorno se cobra 30 vidas

Al menos 30 personas perdieron la vida en las carreteras españolas durante el fin de semana, uno más que en el mismo periodo del año pasado cuando, entre el 1 y el 3 de septiembre, fallecieron 29 personas, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT).
-
La Operación Retorno se cobra 30 vidas
Desde las 15.00 horas del pasado viernes hasta las 00.00 horas de ayer domingo un total de 30 personas murieron en los 22 accidentes mortales registrados. En estos siniestros resultaron además heridas graves cinco personas y leves otras ocho.
El siniestro más grave ocurrió a las 06.45 horas del domingo, en la C-25, a la altura de Les Oluges (Lleida), donde murieron cinco personas, entre ellas un niño, y otras dos resultaron heridas al chocar frontalmente, por causas desconocidas, un turismo con matrícula andorrana y una autocaravana ligera matriculada en Rumanía.

De acuerdo con la información facilitada por el Servicio Catalán de Tráfico, en la autocaravana viajaban cinco personas, tres de las cuales fallecieron en el acto, mientras que otra resultó herida grave y, una quinta, con lesiones leves. Los otros dos muertos son los ocupantes del turismo.

El domingo se convirtió en la jornada más trágica con un total de 21 fallecidos en los 13 accidentes mortales registrados. En ellos resultaron también heridas graves tres personas y leves otras seis.

En la operación retorno de 2006, que duró un día más –del jueves 31 de agosto al domingo 3 de septiembre–, perdieron la vida 37 personas en 29 accidentes de circulación, en los que otras 31 sufrieron heridas.

Desde que comenzó la operación especial de tráfico, que concluía la pasada medianoche, la circulación ha sido fluida en las carreteras españolas.

La DGT, que esperaba 4,3 millones de desplazamientos de vehículos durante el fin de semana, tanto de salida como de regreso del veraneo, preveía que las mayores complicaciones se produjeran ayer entre las 17.00 y las 23.00 horas, sobre todo a la entrada de las grandes ciudades.

No obstante, las fuentes aseguraron que el regreso ha sido muy escalonado y que la circulación fue fluida, de manera que, a las 20.00 horas, no existían retenciones importantes en ningún punto de la red viaria.

El aviso de la banda terrorista ETA de que había colocado cinco bombas en otros tantos puntos de la red viaria obligó al cierre durante la tarde de ayer de la N-232, en la localidad riojana de Fuenmayor; la A1, entre los kilómetros 250 y 251, en las proximidades de Burgos, y la autopista de peaje AP1, entre los puntos kilométricos 7 y 9, en esta misma provincia.

La AP1 también estuvo cortada entre los kilómetros 4 y el 7, en este caso entre Bergara y Mondragón, en Guipúzcoa, y se vio afectada, asimismo, la autovía Santander-Palencia (A-67), entre los puntos kilométricos 181 y 183.

Finalmente sólo explotó un artefacto de "escasísima potencia" en Fuenmayor, mientras que en los otros cuatro casos se descartó la existencia de bombas.

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.