Publicidad

La OPEP abrirá las espitas

La OPEP ha acordado un aumento de su cuota oficial de producción del 5,4 por ciento, hasta los 27,2 millones de barriles diarios (mbd), con el fin de calmar los mercados, donde el valor del "oro negro" se ha disparado hasta 78 dólares por barril.
-
La OPEP abrirá las espitas
Aunque el incremento real de la oferta es de 500.000 bd, considerablemente menor al de 1,4 mbd de la cuota -debido a que el grupo ya bombeaba cerca de 900.000 bd por encima de la misma- la decisión es un claro mensaje de calma a los mercados en un momento donde las cotizaciones del "oro negro" amenazan con romper la barrera de los 80 dólares. Ese es el resultado de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebrada en Viena y ha sido alcanzado tras arduas negociaciones de los doce miembros del grupo desde el pasado fin de semana, en las que se impuso claramente Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo.
El ministro del reino, Ali I Naimi, ha sido el único de los titulares que declinó declarar previamente a la prensa la posición de su país, mientras entre bastidores trascendió que buscaba apoyo para inyectar más crudo al mercado ante el fuerte crecimiento de la demanda, previsto durante el invierno boreal. Por el contrario, la gran mayoría de sus colegas insistía hasta última hora del lunes en que el mercado está ahora bien equilibrado, sin indicios de escasez, y se han opuesto a cambiar las cosas ante la incertidumbre que ha despertado la crisis hipotecaria en EEUU. No obstante, han reconocido también que, ante la tendencia decreciente del nivel de los inventarios de crudo, era probable que se plantearan problemas de suministro hacia fines de año, y el acuerdo revela un compromiso pues el aumento de la oferta no entrará en vigor hasta noviembre. Venezuela ha sido uno de los miembros que más tajantemente se ha opuesto a pactar un aumento de producción, pero tras la reunión, su ministro de Petróleo, Rafael Ramírez, ha destacado el valor del consenso alcanzado y ha dicho que su país contribuirá al aumento con una subida de su bombeo de 55.000 bd. "Para Venezuela todos los resultados de la OPEP en el consenso son favorables. Nosotros compartimos y discutimos las visiones que hay en el seno de la OPEP. Está bien, estamos satisfechos", ha señalado Ramírez, quien considera que "este aumento hay que verlo según cómo evoluciona el mercado". También sus homólogos de Argelia, Qatar, Libia, Emiratos Arabes Unidos y Kuwait se habían mostrado reacios en un principio a modificar la cuota vigente ante el temor de que la crisis de créditos de alto riesgo en Estados Unidos desate un desplome de los precios al frenar la economía y el consumo de energía. Sin embargo, de momento las previsiones son de un vigoroso crecimiento de la demanda mundial de petróleo, liderado por China y Oriente Medio, mientras que en EEUU los problemas de refino se ocupan de encarecer los precios de los productos petroleros. "Pensamos que el mercado está un poquito tenso", ha dicho el ministro de Kuwait, Eng Mohamed Abdulá Al-Aleem, tras la reunión. Ha añadido que el acuerdo ha estado motivado por "las preocupaciones de los consumidores": "Estamos asumiendo responsabilidad y tenemos en cuenta la preocupación de los consumidores. Estamos respondiendo positivamente". El delegado kuwaití ha aludido así a los reiterados llamamientos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) para que la OPEP suba el nivel de su oferta, dando marcha atrás con el recorte -de 1,7 mbd- del pasado invierno, y que quedará reducido a 300.000 bd si se cumple el nuevo pacto. En su declaración final, los ministros se han referido a las tensiones en el mercado de productos petroleros de Estados Unidos, "que continúan afectando el nivel de los inventarios y los precios" de esos productos, y la /strong>alta demanda que se espera en el invierno como los elementos que desean compensar con el aumento de su oferta. Además, se ha convocado una reunión extraordinaria el 5 de diciembre en Abu Dhabi para revisar nuevamente la situación, y se ha fijado para el 5 de marzo de 2008 la próxima conferencia regular.

Antes de estas citas, el 17 y 18 de noviembre, la organización celebrará en Riad su III cumbre de soberanos y jefes de Estado.

El ministro de Energía y Minas de Petróleo, Chakib Jelil, ha sido designado en Viena presidente de turno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) por un año, a partir del 1 de enero de 2008.

La decisión se ha adoptado en la 145 conferencia ministerial de la OPEP celebrada este martes en el secretariado de esta organización que controla cerca del 40 por ciento de la producción mundial de crudo y unos dos tercios de las exportaciones petroleras en el planeta.

El ministro argelino sustituirá en la presidencia a su homólogo emiratí, Mohamed bin Dhaen Al Hamli, cuyo mandato expira el 31 de diciembre, mientras que el ministro del sector de Angola, Desiderio da Graca Verissimo e Costa, ocupará la vicepresidencia de turno el próximo año.

Nacido en 1939y doctorado en ingeniería petrolera en Estados Unidos, Jelil trabajó, entre otros, para el Banco Mundial como asesor y director de la Unidad de Energía para América Latina, antes de ser nombrado ministro en 1999.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.