Publicidad

Opel KAD, 50 años de la gama de lujo

Opel homenajeará a sus modelos Kapitän, Admiral y Diplomat durante el Techno Classica Essen (Alemania), que tendrá lugar entre los días 26 y 30 de marzo. Expondrá algunas unidades de los que fueron los tres modelos ‘premium’ con los que volvió en 1964 al segmento sedán de lujo y que hoy cumplen 50 años.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Opel KAD, 50 años de la gama de lujo

Nos subimos al Opel Kapitän

La gama KAD de Opel, representada por sus modelos Kapitän, Admiral y Diplomat, sopla 50 velas en la tarta. Su llegada al mercado tuvo lugar en 1964, momento en el que la marca alemana volvía a colarse en el segmento de los sedanes de lujo.

Estos ‘Tres Grandes’ se vendían con la misma carrocería y se diferenciaban entre ellos por los motores y el equipamiento que incluían, siendo el Diplomat el tope de gama.

El Kapitän cuenta con un asiento delantero de una pieza y ofrece espacio para seis ocupantes (3 + 3), mientras que Admiral y Diplomat poseen los habituales asientos delanteros individuales. El primero se ofrecía con motor de gasolina de seis cilindros de 2,6 litros y 100 CV de potencia, acoplado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades –posibilidad de una palanca de cambios deportiva- y contaba con la opción de una caja de cambios automática de dos velocidades. El Admiral también se vendía con esta misma mecánica.

En el caso del Diplomat, está propulsado por un motor de gasolina V8 de 4,6 litros de cilindrada y una potencia de 190 CV. Este tope de gama permite alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 11 segundos, lo que supone un diferencia importante con respecto a los otros dos, que sólo pueden alcanzar los 155 km/h. Además, este exclusivo modelo cuenta con elementos de lujo –para su época y el segmento-, como techo de vinilo, asientos reclinables, espejos exteriores ajustables, tapicería exclusiva y un salpicadero con piezas de madera, entre otros.

Durante su primera generación se extendió la oferta mecánica, pudiendo montar los propulsores V8 en los Kapitän y Admiral. La segunda etapa de la gama llegó en 1969. El diseño y la incursión de nuevas tecnologías marcaron a la novedosa gama KAD, que aumentó su seguridad pasiva, redujo ligeramente las dimensiones de su carrocería y mejoró la eficiencia de sus motores de seis y ocho cilindros.

El fin de la era ‘KAD’ tuvo lugar en 1977, año en el que salieron del mercado y fueron sustituidos por los modelos Senator y Monza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.