Publicidad

No podemos vivir sin coche

Sólo un 4 por ciento de españoles estaría dispuesto a prescindir del vehículo particular y asumir otras fórmulas de movilidad como el alquiler o el uso compartido, según un informe de Europcar sobre una muestra de 5.300 personas de siete países europeos difundido hoy.
-
No podemos vivir sin coche
El dato de este Observatorio Europeo de la Movilidad y el Transporte contrasta con la media europea referente al uso de estas alternativas, que es del 14 por ciento.

En Francia, por ejemplo, un 35 por ciento está de acuerdo con estas alternativas y en Portugal asciende al 24 por ciento.

La escasa concienciación española en relación con el uso de otras alternativas de movilidad se alinea perfectamente con la tasa de propiedad de vehículos que en España es especialmente alta, un 91 por ciento, frente al 85 por ciento de Europa.

De los conductores favorables a optar a las alternativas, un 66 por ciento de los europeos alega una abaratamiento de costes y esta opinión incide sobre todo en los italianos que se pronuncian en el 71 por ciento de los casos, y de los franceses, con un 68 por ciento. En este apartado, los españoles sólo se inclinan a su favor en el 50 por ciento de los casos.

Un 62 por ciento de los conductores europeos consultados admite haber alquilado un coche alguna vez en su vida y sobre esta opción los franceses son los más proclives, con un 75 por ciento de los casos, frente al 64 por ciento de alemanes y de españoles.

No obstante, si esta opción se extiende a los que están dispuestos a alquilar en algún momento, el registro se eleva hasta el 86 por ciento.

La razón de alquilar un coche que más se alega es la mudanza, en un 23 por ciento de las situaciones y en un porcentaje similar se señala la solución transitoria mientras el vehículo propio está en reparación.

El alquiler de coches para las vacaciones o ratos de ocio es una posición creciente en este negocio y se sitúan en el 17 por ciento de las preferencias de los conductores.

Sin embargo, una gran mayoría, el 54 por ciento se inclina por el coche propio en los desplazamientos vacacionales, aunque tampoco es desdeñable la preferencia de un 36 por ciento que se inclina por la secuencia para las vacaciones del tren/avión más alquiler de coche o transporte público.

El respeto al medio ambiente no es todavía causa determinante para los hábitos de transporte entre los europeos, pues ocupa la sexta posición en el orden de prioridades. Otros conceptos como seguridad y fiabilidad (95 por ciento) y precio (93 por ciento) se ponen muy por delante.
El impacto medioambiental es la preocupación mayoritaria en un 27 por ciento de los conductores europeos y en el caso español, el registro se reduce al 24 por ciento. Este referido a los españoles es un dato que contrasta con la relación que existe entre la antigüedad del coche y el medio ambiente, cuya percepción entre los españoles es la más alta de Europa, con un 93 por ciento, mientras que la media europea es del 85 por ciento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.