Publicidad

¿Llegan las multas de tráfico de otros países?

La gran mayoría de las infracciones de tráfico que se cometen en la Unión Europea quedan impunes porque las autoridades de tráfico no pueden perseguir a sus autores al cometerse con vehículos matriculados en otro estado miembro. No parece que esto vaya a cambiar pero no te confíes, algunas sí que llegan.
Alicia Fernandez.

Twitter: @Aliciautopista -

¿Llegan las multas de tráfico de otros países?

El 7 de noviembre venció el plazo para que los países de la UE adaptaran su normativa nacional a la Directiva 2011/82/UE para permitir el intercambio de información sobre multas de tráfico y su persecución en el país infractor. Y la mayoría de estados, entre ellos España, no la han transpuesto a sus Leyes.

 

Y es que la legislación aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo en 2011 que pretendía reforzar el intercambio de información entre los países en los que se cometan ciertos tipos de infracciones de tráfico (exceso de velocidad, cinturón de seguridad, semáforos en rojo, alcohol y drogas, casco, circulación por carril prohibido y teléfono móvil), nació con polémica. De hecho, la Comisión Europea no está de acuerdo con la redacción de la normativa y la ha recurrido porque algunos países consideran que facilitar la identidad del conductor o propietario del vehículo y permitir su persecución por parte de la autoridad de otro país es ceder soberanía, entre ellos Alemania.

 

En España, tampoco

España tiene lista la modificación del Reglamento pero no lo ha aprobado y los conductores extranjeros siguen conduciendo con impunidad. Según las estimaciones de Automovilistas Europeos Asociados, AEA, una de cada cuatro infracciones por exceso de velocidad no se tramitan y se tienen que tirar a la papelera porque se han cometido con vehículos matriculados en otros países de la UE". Hablamos de "entre 875.000 y un millón de infracciones de tráfico cometidas por conductores extranjeros que quedan impunes". Se trata de multas de velocidad en las que no intervienen las autoridades de tráfico competentes, cuando intervienen a los conductores residentes en otro país se les exige el pago in situ.

 radar 

¡Ojo!, algunas llegan

¿Y al contrario? ¿Llegan las multas en el caso de los conductores españoles en el extranjero? La casuística es bastante amplia y en principio es difícil que lleguen y pero hay excepciones, especialmente, como nos cuenta Mario Arnaldo presidente de AEA, con los países con legislaciones anglosajonas, como Holanda, Gran Bretaña o Irlanda. En estos países las multas de tráfico tienen carácter penal, de forma que pueden ejecutarla vía judicial. Aunque no sea delito (para los casos de delitos sí que hay completo intercambio de información entre todos los países). De esta forma si las autoridades de tráfico identifican al infractor actuarán contra él y no podrá librarse.

 

Un caso real. Arnaldo nos cuenta un caso real de un conductor español que alquiló un coche en Holanda y supuestamente cometió una infracción de velocidad. El conductor fue identificado por los datos obtenidos de la empresa de alquiler y perseguido en España vía judicial. El caso está en los tribunales todavía porque el conductor ha recurrido, alegando indefensión, ya que la notificación de la multa de tráfico supuestamente ha llegado sólo en holandés, algo contrario al tratado de Roma, todo acusado debe saber de qué se le acusa.  Y se da la circunstancia que en caso inverso, España no podría ir contra un holandés vía judicial.

 

Actualmente, España tiene suscrito, desde el pasado verano, un acuerdo bilateral con Francia para el intercambio de información sobre los conductores que cometan infracciones por exceso de velocidad captadas por los radares fijos.  

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.