Publicidad

¿Multas injustas denunciadas por la Guardia Civil?

Los radares móviles de la provincia de Badajoz (Extremadura) están defectuosos. La mayoría de las fotos no muestran la nitidez necesaria para identificar al vehículo y, en el peor de los casos, ni salen. Miles de multas por exceso de velocidad emitidas por la DGT en esta región podrían ser injustas.
-
¿Multas injustas denunciadas por la Guardia Civil?
La Asociación Unificada de Guardias Civiles de Badajoz (AUGC) ha denunciado ante la Dirección General de Tráfico (DGT) las graves deficiencias técnicas de los radares móviles que utilizan en esta provincia extremeña.

Al parecer, miles de multas impuestas por la DGT en esta región, se realizan cada mes entre 1.000 y 1.500 denuncias, podrían no corresponder con la realidad: la mayoría de las fotos son de mala calidad y se hace imposible distinguir el número de la matrícula.

Los dispositivos móviles que utilizan en Badajoz y que van ubicados en el coche-patrulla de la Guardia Civil, son, irónicamente, de la marca Multanova modelo el 6F. Como publica el diario Hoy, Juan Sierra, secretario de AUGC explica que ‘son los que vemos en las carrteras instalados en los vehículos policiales, cuya antena y flash están dispuestos en el frontal del vehículo y que llevan una cámara analógica de grandes dimensiones ubicada en el salpicadero’.

Según expone Sierra, estas cámaras tienen más de veinte años. Por este motivo, ‘las fotografías de infracción -indispensables para identificar al sancionado- en muchos casos no llegan a salir y en otros carecen de la calidad que exige la normativa interna de la Agrupación de Tráfico’.

A consecuencia de ello, esta asociación pacense insta a la DGT para que renueve ‘sin más demora’ sus rádares móviles y el material del que disponen en general, ya que ‘la impresora que saca estas imágenes tampoco ayuda a mejorar su nitidez’.

Mientras la DGT no renueve los dispositivos (con los radares móviles de tecnología digital este problema desaparece), se sancionará injustamente a conductores que no son culpables y los que lo sean, podrán recurrir fácilmente la multa ya que el reglamento expone que, sino se distingue la matrícula, la denuncia ha de ser retirada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.