Publicidad

Mercedes C Familiar

Dentro de pocos días va a tener un papel protagonista en Frankfurt, para a continuación desembarcar en los concesionarios, con las mismas cualidades en cuanto a seguridad, agilidad y confort que la berlina. El familar de la clase C suma enteros en practicidad y ofrece algún equipamiento inédito.
-
Mercedes C Familiar
Una vez más Mercedes ha trabajado a fondo en el C Familiar para satisfacer a aquellos conductores que no renuncian a un automóvil con buena capacidad de carga y un maletero de fácil acceso. Prueba de ello es que en esta nueva generación llega a ofrecer, en opción, un sistema que permite abrir y cerrar el portón posterior con sólo pulsar un botón.

Galería relacionada

Mercedes C Familiar

El volumen de carga del C Familiar ha aumentado igualmente frente a la generación anterior y ahora se mueve entre un mínimo de 485 litros y un máximo de 1.500 litros. Además, el respaldo posterior partido (1/3:2/3) cuenta con un sencillo sistema de plegado que permite adoptar diferentes configuraciones, según el pasaje y el equipaje a transportar. Por ejemplo, se pueden colocar objetos de hasta 2,82 m de largo. La zona de carga cuenta con varios detalles prácticos, como ganchos para colgar bolsas o anillas para amarrar cualquier objeto, y no falta algún cajón adicional para guardar mejor alguna compra. En opción también se ofrece un sistema para compartimentar el maletero que aporta ventajas en materia de seguridad, lo mismo que el sistema de suspensión de altura variable que mantiene la carrocería al mismo nivel independientemente del peso transportado. Por otra parte, la marca de la estrella subraya que la nueva Clase C Familiar consume hasta un 20 por ciento menos que el modelo al que sustituye, con importantes avances en cuanto a protección medioambiental, que ya han sido reconocidos a nivel internacional. En este aspecto destaca la versión 200 CDI, con un gasto ponderado de 6 l/100 km, que se traduce en una autonomía cercana a los 1.000 kilómetros. El Mercedes C Familiar va a ser presentado en sociedad en el inminente Salón de Frankfurt y estará disponible en la red de concesionarios de la marca a lo largo del mes de septiembre. En términos de seguridad, el Mercedes C Familiar incorpora un sistema Pre-Safe más avanzado, reposacabezas delanteros activos, una amplia dotación de airbag –incluyendo uno de rodillas para el conductor- y puede llevar integrados asientos de seguridad para niños. La dotación de serie incluye un control electrónico de estabilidad ESP con nuevas funciones y, en opción, se puede solicitar un innovador sistema inteligente de iluminación, que ofrece hasta cinco modos de funcionamiento, según el estilo de conducción y las condiciones meteorológicas de cada instante. Como en la berlina, la gama de gasolina arranca con los motores de cuatro cilindros en las versiones C 180 Kompressor, de 156 CV -7,7 l/100 km-, y C 200 Kompressor, de 184 CV -7,8 l/100 km-. Mercedes ha efectuado distintas mejoras en los sistemas de inyección, turbocompresor, intercooler y en otros 90 componentes. Ya por encima se sitúan los propulsores de seis cilindros que impulsan a los C 230, C 280 y C 350, de 204, 231 y 277 CV, respectivamente. En Diesel la gama del familiar también está compuesta por los C 200 CDI, de 136 CV; C 220 CDI, de 170 CV; y C 320 CDI, de 224 CV. Todas las versiones montan de serie un cambio manual de seis marchas, excepto el más potente de gasolina que lleva la avanzada transmisión automática 7G-Tronic. La gama Mercedes C Familiar puede disponer del paquete Agility Control con unos amortiguadores que se adaptan de forma automática a las condiciones de marcha, ya se trate de una conducción normal o más dinámica. En este caso la respuesta de la dirección también es más directa y la transmisión adopta un programa de relaciones más cerradas. Y el propio conductor puede seleccionar de antemano unas características Comfort o Sport. En las condiciones más deportivas la carrocería baja 15 milímetros y para los más exigentes todavía queda la posibilidad de montar un paquete más radical con los reglajes adaptados por la división AMG. Como en la berlina, se puede optar por dos frontales distintos, uno más clásico y otro más deportivo, en función del acabado elegido (Classic, Elegance o Avantgarde). A nivel de equipamiento también se ofrecen nuevos asientos de contorno variable, un climatizador de tres zonas, un amplio techo panorámico deslizante o varios dispositivos multimedia con distintas soluciones de manejo, incluido el control por voz.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.