Publicidad

El futuro de Mercedes en 10 claves

Lo que vas a leer a partir de ahora te va a parecer de ciencia ficción, pero no es así. Mercedes está trabajando para que dentro de unos años conduzcamos algo muy parecido a naves especiales, capaces de controlarnos y evitar que nos hagamos daño.
-
El futuro de Mercedes en 10 claves

¿Conducirías con un gorro lleno de electrodos y cables? Así se podría vigilar tu estado de alerta, analizando en un encefalograma las ondas alfa, que a los ojos de los expertos revelan claramente cuándo aparece la falta de atención, la somnolencia y finalmente, el sueño. En su lugar, Mercedes ha utilizado voluntarios y los ha sometido a horas de conducción para analizar qué otros parámetros de nuestro organismo cambian cuando estamos adormilados.

La conclusión es que se puede saber si un conductor está a punto de dormirse analizando los movimientos del volante. Lo hemos comprobado con nuestras propias manos, mientras un volante reproducía las imprecisas, rápidas y tardías reacciones de un conductor adormilado, frente a los suaves y precisos movimientos que efectuaba cuatro horas antes de ponerse a los mandos. El sistema ya se aplica en coches de serie, en los que una humeante taza de café en la instrumentación nos invita a reposar. Según los técnicos, ‘se necesita avisar al conductor, porque su cerebro cansado no es capaz de darse cuenta ni siquiera de que está cansado y a punto de dormirse’.

Galería relacionada

El futuro de Mercedes

Ya hay automóviles que ven. Primero fue como los murciélagos, con los ecos de un radar. Luego llegaron las cámaras, que miraban y no veían, mostraban el infrarrojo al conductor en una pantalla, a modo de visión nocturna. Luego las cámaras comenzaron a ver, lo primero reconociendo señales. Pronto comenzarán a ver de verdad, al menos, como ven los humanos, con visión binocular. Dos cámaras de video en el parabrisas, tras el espejo interior, permitirán tener sentido espacial y de las distancias, percepción de las rugosidades del asfalto, de los baches en la vía. Dicen que no entorpecen porque se ocultan tras el retrovisor interior, más y más voluminoso cada vez.

La visión artificial pronto permitirá ser al coche más listo. Comparando fotograma a fotograma se puede calcular la velocidad con que se desplaza un objeto que se cruza delante del coche. Así arrancó Volvo en el XC60 y S60 con un proveedor de origen israelí. Con dos cámaras simultáneamente también sabe a qué distancia ocurre. Mercedes espera que con dos cámaras se pueda rebajar a un 3 por ciento la tasa de errores en la detección de peatones en riesgo de atropello. No lo han confirmado, pero debería llegar a la serie en 2012.

Como ‘no tienen abuela’, en Mercedes van a estrenar un sistema de suspensión que denominan ‘Magic Body Control’, ‘control mágico de la carrocería’. Con este nombre está obligado a convertirse en el sistema de suspensión definitivo, salvo que luego le echen la culpa al mago. Las cámaras de video irán leyendo la superficie de la carretera con la que se enfrentará el coche. Momentos antes de llegar a un obstáculo o irregularidad ya suspensión está preparada, para jugar con la elasticidad y amortiguación, para dar confort e instantes después sujetar el coche para mantener la seguridad. El bache seguirá ahí, pero en principio, no se podrá disimularlo mejor.

Ahorro y ecología

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.