Publicidad

El futuro de Mercedes en 10 claves

Lo que vas a leer a partir de ahora te va a parecer de ciencia ficción, pero no es así. Mercedes está trabajando para que dentro de unos años conduzcamos algo muy parecido a naves especiales, capaces de controlarnos y evitar que nos hagamos daño.
-
El futuro de Mercedes en 10 claves

Mercedes no será la primera en utilizar la fibra de carbono en coches de serie. Tampoco será la marca que más fibra de carbono utilice en próximos tiempos, pero ya han mostrado cómo lo emplearán en el próximo Mercedes SL, que recibirá la tapa del maletero realizada con fibra de la firma japonesa Toray. Se busca ligereza (algo que no se conseguía con aquél primer Coupé CL, más pesada que de metal y que era en plástico simplemente sólo para poder ocultar la antena del GPS). Presumen de que son el fabricante con más coches en la calle de fibra de carbono, con el par de miles de SLR fabricados. Hacer un capó a base de piezas de tela no permite curvas interiores muy complicadas (esas que se ocultan luego con recubrimientos) , porque se pierde la orientación de los hilos y no trabajan adecuadamente, ni conviene taladrarlas para dejar pasar cables como se haría en el acero. No sólo son piezas difíciles de diseñar, sino de ejecutar, de ahí que llegará sólo donde aporte muchas ventajas, incluida una menor complejidad e integración de varias funciones.

Galería relacionada

El futuro de Mercedes

Desde que anunció su primer S400 Hybrid, Mercedes mostró que guardaba en sus cajones una completa matriz de combinaciones de motores eléctricos, de gasolina y de baterías con los que llenar una oferta de híbridos si el mercado lo pide. Camuflado en un S500 hemos podido conducir un prototipo dotado de un motor eléctrico de una potencia equivalente a 109 CV. Suficiente para moverse por ciudad durante 30 km y si se sale a carretera alcanzar hasta 120 km/hmoviéndose como un eléctrico puro. Por delante, acoplable a él, un motor V6 de inyección directa de gasolina, capaz de proporcionar otros 300 caballos.Consiguen homologar un consumo por debajo de los 3 litros a los cien y acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, como los mejores deportivos. Las dos cosas a la vez no son posibles, pero cada cuál elige lo que quiere en cada momento, todo en el mismo coche, un coche de superlujo.

Que todo lo mueva una correa unida al motor es cosa del pasado. En el futuro un motor eléctrico será encargado de impulsar los órganos auxiliares del motor, pero cada vez más elementos del chasis. En Mercedes empiezan desde arriba y ya hemos conducido un prototipo de Clase S con servodirección eléctrica. En VW nos dijeron que hasta los pilotos habían  preferido el tacto que se conseguía con la eléctrica, tras probar Scirocco de carreras idénticos con servos eléctricas e hidráulicas. Y si se quiere que la dirección actúe gobernada o supervisada por un ordenador, que aparque solo, nos ayude en maniobras peligrosas, ya se sabe… la electricidad vencerá. Ya hay sistemas capaces de mantener la distancia de seguridad con el coche de delante. Los hay capaces incluso de detenerse por completo. Lo que Mercedespretende es dar un paso más y copiar la trayectoria que sigue el coche de delante, con cierta ‘inteligencia’ para no abandonar el carril por el que se está circulando. Así se evita seguir a un conductor que maneja de manera errática o que, sencillamente, abandona el itinerario. La normativa no permite la conducción autónoma, sólo asistida, de manera que cada seis segundos como máximo el coche debe ‘sentir’ que el conductor actúa sobre el volante. En caso contrario, un pitido alerta que el sistema de ‘follow me’ se desactivará. Por el momento sólo funciona a velocidades de ciudad y es como tienen previsto comercializarlo, mientras las cámaras de video no vean mejor.

¿Cómo gastar menos si no sabes que puedes conseguirlo conduciendo de otro modo? En Mercedes tienen ya una instrumentación que denominan Eco-Score, lista para implantar en sus coches. En ella se valora qué porcentaje de ahorro se ha conseguido de ese treinta por ciento que dicen los expertos que está en manos y pies del conductor. Mercedes desglosa incluso cómo conducimos durante la aceleración, al rodar a ritmo constante (o eso que el conductor cree constante) y durante la ralentización. Probablemente se vea por primera vez en el Smart eléctrico. Series de Smart experimentales en Londres. Pequeña serie de Clae B.Mercedes lleva más de 600 patentes relacionadas con los coches eléctricos y más de 230 directamente ligadas a las baterías de litio. Es el metal más ligero y el más prometedor, acompañado en su química con manganeso, hierro… o aire. Conocer las baterías en profundidas significa poder diseñar con libertad un panorama eléctrico. Mercedes ha constituido su propia fábrica de baterías, laDeutsche Accumotive, para aportar movilidad a sus híbridos.

Evitando accidentes
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.