Publicidad

Menos muertos con el carnet por puntos

El carnet por puntos ha conseguido en su primer año de funcionamiento reducir las cifras de mortalidad en las carreteras españolas un 14,6 por ciento. Sin embargo, se ha notado un incremento de la conducción negligente en casi un 89 por ciento. Son datos ofrecidos por asociaciones de automovilistas que dan su visión del permiso por puntos en las vísperas de su primer aniversario.
-
Menos muertos con el carnet por puntos
Según el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), el impacto del carnet por puntos ha sido ‘‘incuestionable’’ para reducir la siniestralidad en las carreteras pues, desde el 1 de julio de 2006 hasta el 24 de junio de este año, ha habido 2.795 muertos, frente a los 3.272 que se registraron en el mismo período entre 2005 y 2006 (un 14,6 por ciento menos). No obstante, Alfons Perona, secretario ejecutivo de la Fundación RACC, ha añadido que desde el mes de enero de 2007 se ha producido una ‘‘desaceleración notable’’ del descenso de la mortalidad, que atribuye a la lentitud en el proceso sancionador, por lo que ha pedido a las administraciones que den más agilidad a la notificación de la pérdida de puntos.
Perona ha advertido a las autoridades acerca del riesgo de hacer un discurso ‘‘triunfalista’’ a la vista de las cifras antes comentadas, ya que podría provocar que algunos conductores bajaran la guardia. Asimismo, está convencido de que el descenso de muertos en las carreteras “no es sólo mérito del carnet por puntos’’. Como medida complementaria al nuevo carnet, sugiere a las administraciones la mejora de las infraestructuras viarias. Frente a esta visión optimista del nuevo sistema, encontramos otra más crítica, la del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), que en un estudio realizado recientemente ha constatado un fuerte incremento, del 89 por ciento, de la conducción negligente, que conlleva la pérdida de cuatro puntos. También han subido, en un 132,8 por ciento, las denuncias por exceso de velocidad que suponen la penalización de dos puntos. Esto último se debe, en parte, a la disminución de la velocidad a la que saltan los radares. A pesar de estos datos el CEA sostiene que la mayoría de infracciones de tráfico que acarrean pérdida de puntos se han reducido, como por ejemplo las infracciones de velocidad sancionadas con 6 puntos, que han bajado un 44,8 por ciento y las que restan 4 puntos, que disminuyen en un 71,9 por ciento. Para CEA, el nuevo carnet no ha sido ‘‘un bálsamo milagroso’’ y considera que son necesarias también otras medidas como la creación de una Agencia Nacional de Seguridad Vial que aglutine competencias tales como una mayor vigilancia policial, un plan de eliminación de los puntos negros en las vías, más información y la educación vial como asignatura obligatoria en los colegios. Tráfico ha retirado el carnet de conducir a un trabajador del servicio de ambulancias del Hospital Germanos Trías Y Pujol de Badalona (Barcelona) por sobrepasar el límite de velocidad mientras estaba de servicio. El sindicato de enfermería SATSE ha denunciado este hecho, que aseguran que no es un caso aislado, y las dificultades que, afirma, tienen otros trabajadores de ambulancias para justificar que estaban de servicio y evitar así sanciones como ésta. ENTÉRATE DE TODO SOBRE EL CARNÉ POR PUNTOS EN NUESTRO ESPECIAL El primer año de vigencia del carné por puntos, implantado el 1 de julio de 2006, concluyó con 467 muertos menos en las carreteras españolas, lo que supone una reducción de la mortalidad del 14,3%, afirmó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que valoró este resultado como "notable". Con estos datos, Rubalcaba aseguró que la iniciativa "está funcionando razonablemente bien" y "es posible" conseguir el objetivo europeo de rebajar en un 50 por cien los muertos en carretera para 2010 El ministro subrayó que la iniciativa ha cambiado el comportamiento de los conductores que "beben menos, usan más el cinturón y el casco y circulan más despacio", por lo que –aseguró– "hoy las carreteras son más seguras que antes del carné por puntos." En comparación con otros Estados europeos, los resultados en el primer año de puesta en funcionamiento de la medida sitúan a España, con un 7,6% de reducción de mortalidad (desde julio de 2006 a diciembre de 2006) como segundo país con mejores cifras después de Dinamarca, donde se redujo en un 14%. En Francia, el primer año se rebajó un 5,6%, en Gran Bretaña un 1,1%; en Irlanda un 1,1%, y en Italia un 3,2%. En un año, un total de 1.376 conductores españoles han perdido el carné, de los cuales 358 se han quedado ya sin permiso y a 1.018 se les está tramitando la pérdida. A otros 915 se les ha enviado una carta informativa porque se han quedado sin puntos y 56.868 han perdido la mitad o más puntos.

En conjunto, 280.000 personas han perdido 980.000 puntos, de los cuales el 84 por ciento son hombres, el 16 por ciento mujeres y un 7,8 por ciento conductores noveles.

Por tramos de edad, Rubalcaba subrayó que los datos demuestran que los jóvenes son "especialmente sensibles" a este tipo de campañas. Los menores de 24 años han supuesto el 18,7 por cien de las personas que han perdido puntos; el 31 por cien tenía entre 25 y 34 años; el 23 por cien entre 35 y 44 y los mayores de 44 suponen el 23 por cien.

Además se tramitan 640.000 denuncias que supondrían la pérdida de otros 2.075.000 puntos. Por tipología de denuncia, el 40% de las sanciones se han debido a exceso de velocidad, el 15% a infracciones relacionadas con el uso del cinturón de seguridad o el casco, el 11,6% por alcoholemia y el 11% por el uso del teléfono móvil.

Un total de 345 ayuntamientos y ocho diputaciones provinciales se han conectado al sistema y pueden enviar resoluciones sancionadoras; otros 70 y cuatro diputaciones realizan pruebas de conexión informática. Según explicó Rubalcaba, esta iniciativa, junto con otras medidas puestas en marcha, han reducido los "desastrosos" índices de siniestralidad de 2003, cuando los muertos en carretera en España eran 128 por millón de habitantes hasta los 91 de 2006. En este sentido, destacó que, aunque hay más controles de alcoholemia (de dos millones en 2003 a más de cuatro millones en 2006) se han reducido los positivos (del 4,3 por cien al 2,4 por cien).

Asimismo se ha incrementado el uso del cinturón de seguridad en los asientos delanteros del 75 por cien al 84,5 por cien y en los asientos traseros ha pasado del 50,5 al 63,5 por cien.

Respecto a la velocidad, en julio de 2005 el 6,79 por cien de los vehículos detectados por radar sobrepasó los 140 kilómetros por hora, un porcentaje que se redujo al 1,1% en julio de 2006 y al 0,76% en abril de 2007. Para mejorar la eficacia, el Gobierno tiene previsto aumentar el número de radares móviles hasta 300 y los fijos hasta 500 a finales de año.

Asimismo Rubalcaba anunció medidas para acelerar los trámites de multas y pérdida de puntos, potenciar la plantilla de guardias civiles, incrementar los convenios con ayuntamientos y penalizar a las personas que conduzcan sin carné.

Según una encuesta citada por el ministro y elaborada por la Universidad de Valencia, el 77,7% se muestra favorable al carné por puntos y el 83,8 está convencido de que reducirá el número de muertos, frente a un 15 por cien que se muestra escéptico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.