Publicidad

Menos daños con el sistema de pre-colisión de un BMW Serie 5

¿Es lo mismo chocarse a 64 km/h que a 40 km/h? BMW, en colaboración con la empresa alemana DEKRA, han llevado a cabo un test de choque con un Serie 5 provisto de sistema de pre-colisión. De forma automática, este dispositivo ha reducido la velocidad de impacto, por lo que los daños ocasionados en el vehículo y en los ocupantes se reducen considerablemente. Te lo contamos.
-
Menos daños con el sistema de pre-colisión de un BMW Serie 5
Continúan las pruebas de validación de los distintos sistemas de seguridad para automóviles. Uno de los dispositivos más modernos en la actualidad, el sistema de pre-colisión que ya incorporan varios automóviles de Volvo, Lexus y BMW, vuelve a ser noticia. En este caso, el fabricante BMW en colaboración con la empresa alemana de inspección técnica de vehículos DEKRA, han llevado a cabo diversos tests de choque con un vehículo dotado con sistema de pre-colisión y otro que no lo llevaba.
Los tests de impacto se realizaron de la misma forma que se realizan los tests de choque EuroNCAP. En el caso de las pruebas realizadas por BMW y DEKRA, dos vehículos se lanzaron contra un muro a una velocidad de 64 km/h. Uno de los Serie 5 chocó contra el muro a esa velocidad, mientras que otro dotado del sistema de pre-colisión, redujo la velocidad de impacto hasta los 40 km/h. Las pruebas demostraron que a menor velocidad de impacto, menores daños para los ocupantes del vehículo. Estos tests vienen a corroborar la importancia de los sistemas de pre-colisión. De momento, estos dispositivos están en vías de desarrollo y sólo algunas marcas los equipan en sus vehículos. A grandes rasgos, un sistema de pre-colisión funciona de la siguiente forma. Este dispositivo suele interactuar con el sistema de control de crucero activo (ACC Stop&Go lo denomina BMW) que, además de regular la velocidad constante de nuestro viaje también se encarga de medir y gestionar en todo momento la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede. A través de una serie de cámaras y sensores, este sistema analiza la distancia de seguridad en todo momento. En el caso de que un vehículo se aproxime a otro de forma peligrosa, el sistema de pre-colisión actúa en una primera etapa avisando al conductor a través de una señal luminosa, además de dar presión a los frenos (los prepara).

En una segunda etapa, si el peligro de impacto aumenta, la señal visual, junto a una nueva acústica avisan al automovilista. Con estos avisos, el pre-tensado de los cinturones de seguridad también se activa. Si todas estas señales no son suficientes para que el conductor actúe, el dispositivo frena automáticamente con toda la intensidad posible. En el caso de las pruebas con el BMW Serie 5, el sistema de pre-colisión logró reducir la velocidad de choque de 64 km/h a 40 km/h. Por fortuna, el sistema ABS se estandarizó como elemento de seguridad hace ya unos años. Recientemente, dispositivos como el control de tracción y de estabilidad también son ya mayoritarios. ¿Ocurrirá lo mismo con el sistema de pre-colisión? Los últimos tests están demostrando que este sistema también puede salvar vidas, además de reducir considerablemente los daños de los ocupantes en un accidente.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.