Publicidad

Los mejores coches italianos de la historia

Italia, tierra fértil para el mundo del automóvil, en especial para la pasión, la elegancia y los deportivos. Elegimos los mejores coches italianos de la historia.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es / Fotos: MPIB y Newspress -

Los mejores coches italianos de la historia

Nos ha resultado duro, pero creemos haberlo conseguido. Tras un duro debate en la redacción, hemos elegido los mejores coches italianos de la historia. Una historia llena de pasión, elegancia y deportividad que ha terminado por dar a los modelos italianos unos sellos identificativos inconfundibles. Y para vosotros, ¿cuáles son los mejores?

Cisitalia 202 GTCisitalia 202 GT

Diseñado por Battista Farina, del Cisitalia 202 GT se produjeron apenas 147 unidades, todas ensambladas a mano desde 1948. Fue el primer coche expuesto de forma permanente como una obra de arte en el museo de arte moderno de Nueva York (MoMA) desde 1972. Sus 70 CV eran todo un lujo en su época.

Fiat 500Fiat 500

Si hay un modelo icónico de un país, ese es el Fiat 500. Nació como un modelo urbano y barato y ha acabado por convertirse en un coche de moda, con multitud de personalizaciones y casi de capricho. Se diseñó como un coche económico mediada la década de los 50 en una Italia empobrecida por la II Guerra Mundial y su éxito lo llevó pronto a convertirse en parte del ideario colectivo italiano.

Lamborghini MiuraLamborghini Miura

Donde nació todo para el mundo del Gran Turismo. Podríamos definir al Lamborghini Miura como el superdeportivo que marcó el camino a seguir en el futuro. Una estética sencilla, afilada, con una sola premisa: ser una bestia. Su primera versión de 1967 se presentó con un V12 atmosférico de 350 CV que alcanzaba los 100 km/h con salida parada en 6,7 segundos y los 280 km/h de velocidad punta. Unos datos nunca vistos hasta entonces.  A Enzo Ferrari no le haría mucha gracia ver salir esta joya de Sant’Agata Bolognese.

Maserati GhibliMaserati Ghibli

Otro modelo que ha pervivido hasta nuestros días, aunque alguno dirá que el Maserati Ghibli es de esos coches que con los años ha perdido sus señas de identidad. Nacido en 1967 durante una dura lucha entre Maserati, Ferrari y Lamborghini por sacar al mercado el mejor deportivo. La premisa fue la misma que la del Miura, aunque con una estética un poco más radical. El Ghibli buscaba ante todo la deportividad. Sin embargo, el Gran Turismo se convirtió durante los noventa en coupé deportivo, para acabar en berlina de acceso en nuestros días. Seguro que alguno rozó el llanto cuando se anunció la posibilidad de montar la última versión del Maserati Ghibli con motor Diesel.

De Tomaso PanteraDe Tomaso Pantera

Podría ser el menos italiano de toda la lista, pero no se puede negar que el De Tomaso Pantera tiene un hueco en ella por merecimiento propio. De Tomaso fue creada por un joven italo – argentino llamado Alejandro que volvió desde Buenos Aires al norte de Italia en torno a la década de 1940. Allí cumplió su sueño, participar en carreras de Fórmula 1 y fundar su propia marca. El joven supo moverse bien, fue muy amigo de Frank Williams, y utilizó sus contactos para entrar en el mercado americano por la puerta grande. Un motor V8 de 330 CV producido por Ford y una estética radical, pero con todas las señas de identidad italianas, que encandilaron a los compradores estadounidenses a partir de 1971.

Lancia StratosLancia Stratos

Un coche de competición para ir a comprar el pan. Si pensamos en Rallyes pensamos en el Stratos, quizás el más radical de los coches hechos para este tipo de competición. Convivieron dos versiones en el mundial, dependiendo de la categoría en la que compitieran sus pilotos, siendo la versión de 480 CV la más radical y la que consiguió ser campeón del mundo entre 1974 y 1976. Tres temporadas en los que su silueta baja y afilada lo convirtieron en uno de los coches más deseados del momento. Su fabricación de calle fue mínima, casi el pretexto para poder competir en el Mundial de Rallyes. Sólo se comercializaron 492 unidades, puedes imaginarte a cuánto se cotiza.

Ferrari 288 GTOFerrari 288 GTO

Poco se puede decir de una marca como Ferrari, por lo que el éxito del Ferrari 288 GTO tiene más mérito si cabe. Deportividad y elegancia eran las máximas hasta entonces de la firma italiana. Y no es que con el 288 GTO se olvidasen de ellas, es que las exprimieron al máximo, especialmente la primera parte de la ecuación. 400 CV extraídos de un motor V8 biturbo que le convirtió en 1984 en el coche más rápido del momento, el primero en pasar de los 300 km/h y del que sólo se fabricaron 272 unidades, todas en rojo.

Ferrari F40Ferrari F40

El último modelo que vio nacer Enzo Ferrari y con el que se reivindicó poco antes de su muerte. En 1987 la marca italiana cumplía 40 años, su fundador, ya enfermo, quiso celebrarlo por todo lo alto. Ahí nació una leyenda, quizás el Ferrari más recordado de la historia. Los de Maranello no lo dudaron: potencia, deportividad y un coche que no podía conducir cualquiera. Hace ya 30 años de su nacimiento y sus datos hacen temblar a cualquiera. Un V8 biturbo de 478 CV y 1.100 kg de peso con los que consiguieron alcanzar los 100 km/h en 3,7 segundos y 324 km/h de velocidad punta. Cifras que aún a día de hoy sólo están al alcance de los elegidos.

Alfa Romeo 75 V6Alfa Romeo 75 V6 QV

A lo largo de la historia de Alfa Romeo, hemos visto cómo las cuentas de la firma italiana han estado en la cuerda floja en varias ocasiones. En estas se encontraban los italianos una vez más cuando dieron a conocer su Alfa Romeo 75 V6 QV. Una impresionante berlina que destacaba por su pronunciado descenso en el morro y una trasera muy elevada, pero, sobre todo, por su V6 de 192 CV de potencia. Nosotros ya lo probamos en su día.

Pagani Zonda RPagani Zonda

Creado por un ingeniero salido de la fábrica de Lamborghini, el Pagani Zonda C12 pronto se convirtió en uno de los superdeportivos más deseados en todo el mundo. Un V12 de 450 CV que con 1.200 kg de peso casi volaba y que vería aumentada su potencia en versiones posteriores. Incluso, en su versión más radical (Zonda R) se alcanzaron los 750 CV con apenas 1.070 kg de peso (una de las obsesiones de la marca). Según la marca, este modelo consiguió parar el crono en Nürburgring en 6 minutos y 47 segundos.

También te puede interesar:

Mazzanti, los deportivos italianos que te harán temblar

Finalistas del coche europeo del año 2017

Los mejores coches de los 80

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.