Publicidad

Matriculaciones en EE.UU.: GM, el gran perdedor

Otro mes de desencanto para los fabricantes estadounidenses de automóviles y otro de satisfacción para las marcas japonesas, que registraron ganancias generalizadas en sus ventas en Estados Unidos durante junio.
-
Matriculaciones en EE.UU.: GM, el gran perdedor
La mayor ganancia correspondió a Nissan, cuyas ventas aumentaron un 18,2 por ciento gracias al significativo crecimiento de las ventas de coches. Los otros dos fabricantes japoneses, Toyota y Honda, aunque registraron considerables aumentos de las ventas se quedaron en cifras más modestas. Toyota no pudo superar en ventas totales a Ford, el segundo fabricante estadounidense, a pesar del aumento del 6,1 por ciento de la demanda de sus vehículos
En total, el grupo Toyota vendió en junio 245.739 unidades, mientras que Ford le superó ligeramente con 247.599. Durante el pasado mes, Ford perdió un 8,1 por ciento de sus ventas con respecto al mismo periodo de 2006.

Toyota no consiguió superar a Ford en junio, pero los resultados del mes sí le permitieron alcanzar la cifra récord de 1.331.074 vehículos vendidos durante los primeros seis meses del año.

Lo más importante es que y parece que la marca japonesa ha acertado con su diseño. El pasado mes, Toyota vendió 21.727 unidades del vehículo, un 137,2 por ciento más que hace un año. El dato es importante porque los dos principales fabricantes japoneses, Toyota y Honda, han puesto sus ojos en el mercado de los "pickup" como su próximo objetivo, el único mercado que los fabricantes estadounidenses todavía pueden reclamar como propio y que reporta buena parte de los ingresos de estas compañías. Por su parte, Honda aumentó sus ventas un 7,3 por ciento con la venta de 140.935 vehículos, lo que le permitió alcanzar un nuevo récord de ventas.

El éxito de Honda estuvo dirigido por las ventas alcanzadas por los modelos CR-V y Civic, así como el 10,6 por ciento de aumento de la demanda en la categoría de camionetas.

La peor parte se la llevó GM que perdió una cuarta parte de sus ventas. El principal fabricante de automóviles del mundo justificó el golpe por su interés en reducir la venta de flotas a compañías de alquiler de vehículos. Pero GM no pudo ocultar su descontento con los resultados de junio.

GM no sólo perdió ventas en la categoría de coches, un 22,3 por ciento, sino que el peor golpe se lo llevó en la mimada categoría de camionetas, donde la hemorragia fue del 25,2 por ciento.

Por marcas, todos los nombres de la compañía perdieron ventas excepto Saab.

La demanda de Ford cayó un 8,1 por ciento pero al menos el fabricante pudo resistir el embate de Toyota que se quedó a las puertas de arrebatarle el segundo puesto en ventas.

Aunque los nuevos cruzados y pequeños SUV de Ford lograron buenos resultados, las ventas de coches cayeron más de un 24 por ciento lo que daña la estrategia de la marca que en los últimos años se ha esforzado por revitalizar su línea de berlinas.

Al menos, Ford consiguió aumentar un 2,9 por ciento las ventas de sus camionetas.

Finalmente el Grupo Chrysler, a la espera de concluir su venta al fondo de inversiones Cerberus, vendió un 1 por ciento menos vehículos que hace un año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.