Publicidad

Marchionne tiene un plan para FCA (2018-2022)

El presidente de FCA, el Grupo Fiat-Chrysler, espera liquidar la deuda a final de mes e "invertir en nuevas oportunidades”, el nuevo automóvil, conectado, electrificado y con conducción autónoma.
-
Marchionne tiene un plan para FCA (2018-2022)

Por fin, la corbata llegó a Sergio Marchionne, el presidente de FCA. A la manera Marchionne, bajo su jersey, mal anudada, pero estaba. Marchionne había olvidado cómo hacerlo, después de diez años de presentarse así vestido, su manera de demostrar que estaba bien arremangado para trabajar enfangandose. Años de jersey para dar explicaciones y pedir renovados apoyo a los accionistas de FCA, el grupo Fiat-Chrsyler que preside. Por fin, Marchionne se ha sentido con derecho a la corbata. Se ha presentado ante los expertos financieros para desvelar sus planes para FCA 2018-2022, anunciando que se acabó la Fiat endeudada. Es lo que espera al cerrar el balance de junio. 
 

Siguen todas las marcas

Un auténtico hito en la historia de Fiat, que los propios protagonistas retrotraen a aquellos años 60 y 70. Muy distinto del hito histórico que se especulaba y que no llegó, el anuncio de quien sería su sucesor, ya que Marchionne abandonará FCA en 2019. Y cerca de ese momento se dará a conocer. Tampoco llegó en anuncio de fusión de Maserati-Alfa Romeo, que todos daban por seguro. Ni la disolución de Chrysler como marca. Ni la evanescencia de Fiat, que muchos pronosticaban desde los días anteriores. Al contrario, “pondremos énfasis en las marcas… con una responsable y práctica gama de productos, con humildad”.  Historia y cultura de marca, sí, pero “nunca viviremos el mismo día dos veces… sino buscando nuevos resultados”. Eso significa que Chrysler será una marca importante en EE.UU. -“no esperen que llegue a ser una marca global”- y que Fiat deberá “redefinir su espacio, pues es muy difícil para un generalista ser rentable en Europa”. 
 
Y con dinero en el bolsillo, los planes para los próximos cinco años que ha presentado cobran credibilidad. Ese mismo día han caído en bolsa -hasta un 7,5 por ciento al hacer el anuncio-, una minucia, si se compara con la estrepitosa caída al presentar los planes quinquenales en la última ocasión, bromeaba con John Elkann, sentado a su lado. En esta presentación su visión hacia el objetivo ha cobrado sentido, ajeno a críticas de quienes les falta información o no tienen los pies en el suelo.
 

Manos libres para invertir

¿Quien no imagina una vida sin hipoteca? Ahora, sin arrastrar deuda, FCA puede "acometer los cambios explosivos” que experimenta el sector del automóvil. Con una liquidez esperada en el periodo de 20.000 millones de euros, puede concentrarse en esa electrificación, en el coche conectado y en el coche autónomo en la que todo el mundo ve el futuro. El día antes, como en una perfecta partitura, Waymo anunciaba un nuevo encargo de coches autónomos a FCA, la fabulosa cifra de 62.000 Chrysler Pacifica híbridos. “Hemos estados callados, pero no significa que no trabajáramos. Se pueden leer muchos anuncios y notas de prensa de otros competidores, pero eso no significa que nosotros estemos más atrasados”.
 

FCA: Líderes en conducción autónoma

“Estaremos entre los primeros en ofrecer tecnología de conducción autónoma al público”, señalo Harald Wester, el responsable técnico del grupo, poniendo fechas: “Nivel 2 y 2+ de autonomía en todos los mercados entre 2019 y 2021 y Nivel 4 de conducción autónoma en 2023". Para Nivel 2 trabajan con Aptiv (lo estrenarán en el Jeep Grand Cherokee), para el Nivel 3 colaboran con BMW (que estará disponible en la plataforma de vehículo que se presentará a finales 2018). Los niveles 4 y 5 entran en la colaboración con Waymo, con unos costes reales del sistema que estiman en 30.000 dólares, “con grandes volúmenes habrá que bajar a coste real de 10.000 euros, pero es hardware muy abundante, complejo y necesita seguridad y redundancia”.
 
En el coche autónomo para FCA “la estrategia es un uso eficiente de las inversiones”, buscando al socio tecnológico adecuado, “porque no hay señal de cuál es la solución mejor, hay que mantener el abanico de posibilidades abierto y no se puede pagar demasiado por la experimentación". Podría parecer que Marchionne no hace caso a nadie y que vive al margen de la prensa, pero conoce perfectamente el terreno y el entorno. Después de señalar la importancia del lenguaje en alguna intervención, se comprende que las frases encierran puntualizaciones a diestro y siniestro. Como que esa compra de Waymo no "inicia discusiones" como había dicho un medio de la reputación del WSJ, contestado con un “llevamos años trabajando…”, mientras habla de Waymo. Incluso el tuit de Waymo “nuestra creciente alianza con FCA” tiene esa nueva lectura tras la explicación de Marchionne.
 

Todos conectados en 2022

Por supuesto, antes del coche autónomo deberán haber hecho el coche conectado, que es esencial para que la conducción autónoma sea posible. Pero también para dar servicios convenientes para el usuario. Después de haber ensayado diversas tecnologías, FCA ofrecerá una solución global, una módulo que conecta el coche a internet y a una plataforma de servicios en la nube específica de FCA. Se comenzará a implementar en abril de 2019 y para 2022 todos los coches que fabrique FCA estarán conectados.
 
Por supuesto, fueron sus primeros espadas los que detallaron los aspectos más concretos del plan 2018-2022, en esta reunión llevada a cabo en Balocco, aquél mismo lugar donde hacía 14 años comenzó Marchionne su andadura para sacar al grupo Fiat de la crisis. Puro simbolismo también, porque en la pista de pruebas y centros de desarrollo como Balocco se tendrá que reinventar el automóvil. Allí estaban un Pacifica Waymo para atestiguarlo y una colección de “muletos”, prototipos sobre carrocerías actuales, para que miembros destacados de la comunidad financiera pudieran probar las tecnología futuras anunciadas en la pista y comprender que el futuro que prometía Marchionne tenía cimientos y no pies de barro.
 

Donde dije Diesel, digo eléctrico 

Anunciaron todavía grandes inversiones en tecnología “convencional” de propulsión,  que el Diesel irá desapareciendo de algunos mercados y marcas (en Europa, en 2021, solo quedará en algún comercial) y también se extinguirá el “downsizing”, siendo sustituidas por tecnologías de hibridación. Por eso destinarán en el plan 2018-2022 9.000 millones de euros para soluciones de electrificación, en un total de 30 modelos. La electrificación es una necesidad para cumplir con los planes de CO2 imperantes en casi todo el mundo, aunque los "gobiernos aún tendrán que arrastrar la demanda con ayudas y con una buena infraestructura eléctrica”, según Fiat, porque aún no son rentables. “En el mejor de los casos, no veo que el coche eléctrico alcancen la rentabilidad del coche de combustión antes de 2025”, respondió Marchionne. Pero si bien perjudican los beneficios, “los eléctricos están ahí para reducir el riesgo”, porque FCA "no pagará multas por CO2 excesivo de la flota en 2022” .
 
FCA trabajará con cinco posibles tipologías eléctricas que, combinadas, darán lugar a 12 sistemas eléctricos desde la microhibridación al eléctrico puro. Habrá híbridos con propulsión y con tracción total. Un total de cuatro híbridos enchufables -incluyendo el Chrysler Pacifica- y cuatro eléctricos puros en todas las arquitecturas globales. “La clave será alinear esta tecnología con la personalidad de la marca”, como un Wrangler híbrido enchufable “silencioso, con menor consumo y mejor aceleración”. En Europa esperan que el 40 por ciento aún sean motores convencionales, pero con la bajada de aceptación del Diesel, hay que compensar con hibridación “al ser la más rígida de las regulaciones, no sería sostenible pagar multas por exceso de emisión”.
 

Más para las marcas más fuertes

Puro pragmatismo, pura aplicación de la ley de Pareto, presentó detalladamente los planes de sus marcas fuertes a las que potenciarán aún más, Alfa Romeo, Maserati, Jeep, RAM y pasó por encima de las marcas que dieron nombre a su grupo, Fiat y Chrysler. Por si el subconsciente de alguno no cayó en la cuenta, cuantificó que el 80 por ciento de las ventas mundiales se concentrarán en los nuevos o renovados productos, incluidos 19 modelos nuevos que cubrirán huecos de mercado en que FCA no está y 10 eléctricos puros. El jefe financiero, Richard Palmer, recalcó que “el 80 por ciento de los ingresos provienen de esas marcas premium". Los esfuerzos y los fondos invertidos se concentrarán allí donde sean más rentables. Lo mismo sucederá con la continuidad de las marcas en las distintas regiones mundiales, lo mismo con las gamas de modelos ofertadas, lo mismo con los motores Diesel.
 
Tan por encima pasó, que solo surgió Chrysler para desmentir que fuera a disolverse como marca. Al contrario, se concentraría en lo que ha demostrado que la gente quiere de ella, un gran “transportador de personas”, monovolúmenes familiares para el mercado americano. FCA es un grupo mundial, y tiene que fabricar lo que el mercado, cada mercado, está dispuesto a desear. Y si los americanos desean RAM, la joven marca de pick-up inventada hace ocho años, ahí irán los esfuerzos económicos.    
 

Fiat Green

Para Fiat apeló al fondo cultural de Fiat, de sus trabajadores, a Italia, y aseguró que no se perderían trabajos allí, ni capacidad de producción. Modelos de Fiat dejarán de fabricarse (el Fiat Punto no tendrá relevo), aquellos que ya no son rentables de producir, “pero aseguro que serán reemplazados por otros con más valor”. Por supuesto, con el 500 en el centro de todo, “una marca en sí mismo”. Marchionne quiere hacer de Fiat una "marca verde”, “Fiat está en una buena posición para la electrificación del coche de ciudad”, aunque para ello el “ideal” sea el 500 eléctrico y necesite “un rediseño del coche completo, para ofrecer el mejor espacio interior en su categoría”. De hecho, este será el único que dispondrá de una plataforma eléctrica específica dentro del grupo, porque el resto de marcas compartirán plataformas modulares. Junto a éste Fiat 500e, en la Fiat Green habrá una resucitada versión Giardiniera (familiar) del 500 o los 500X y 500L híbridos. “Nos centraremos en productos que puedan recuperar el coste de la electrificación”. 
 
Y por supuesto, ya sin corbata, Marchionne ha concluido calificado a la gente de FCA como “supervivientes", que han sido capaces de salir de tiempos oscuros. Incluso ha confesado pecados, como el retraso y costes adicionales por subestimar la complejidad técnica de Giulia y Stelvio, “pero teníamos que aprender en algún momento y Alfa nos ha dado lecciones fundamentales para el futuro Jeep Grand  Cherokee, una marca más fuerte y más rentable, y con el Jeep ya no repetiremos los errores”. Con "líderes y empleados nacidos en la adversidad y que funcionan sin necesidad de seguir una partitura… improvisando, ágiles, abiertos al debate...". Una oda al italianismo que, durante dos mil años, sigue saliendo adelante, incluso emigrando a América.
 

También te puede interesar

Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.