Publicidad

Madrid contará con autobuses híbridos

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, aseguró ayer que el futuro Metrobús, el nuevo medio de transporte público que llegará a la región durante esta misma legislatura, contará con motores híbridos menos contaminantes y permitirá la accesibilidad de cualquier usuario, porque gracias a un sistema de guiado óptico, el bus podrá detenerse en las paradas, a la altura del bordillo, sin necesidad de rampas, tal y como lo hacen ahora los vagones del suburbano.
-
Madrid contará con autobuses híbridos
Lamela hizo estas declaraciones durante el primer día de su viaje a Holanda, donde se reunió con el alcalde de Amsterdam, Job Cohen, para analizar el nuevo modelo de Metrobús que contará con cuatro primeras líneas en las zonas Este y Oeste de la región y estudiar la experiencia de la capital holandesa.
El consejero explicó que el nuevo Metrobús, que es un sistema de transporte urbano en superficie "que cuenta con una plataforma reservada para los vehículos, creando una separación física entre los autobuses y el resto de tráfico rodado común", utilizará los buses "de última generación y de mayor capacidad que los convencionales". Además, señaló que tendrán menos emisiones porque utilizarán motores híbridos, que funcionarán con "combustible no contaminante", que permitirá recuperar energía y un sistema eléctrico, para que "sea sostenible desde el punto de vista del medio ambiente". Por otro lado, indicó que este nuevo medio es "enormemente flexible" porque se podrán realizar también trazados mixtos con y sin plataforma reservada en las zonas con alta afluencia "permitiendo compatibilizar actuaciones en zona de alta densidad de tráfico sin perjudicar a las vías". De hecho, todas ellas, en caso necesario, permitirán el acceso de otros vehículos como ambulancias, bomberos, etc. "Este modelo presenta mucha más versatilidad que lo que son las infraestructuras ferroviarias conocidas al uso porque las plataformas podrán ser utilizadas por otros vehículos —de emergencia— sin pedir permisos", apuntó. El Metrobús tendrá además una alta frecuencia de paso y prioridad en los semáforos situados en los cruces, que van a estar situados a distinto nivel "evitando interrupciones y más paradas innecesarias para hacer más rápido y más fluido el sistema". Además, gracias al guiado óptico, "un sistema muy accesible", los andenes, que estarán a la altura de la parada, y el autobús se quedarán al mismo nivel, lo que hará más cómoda la subida al vehículo. Asimismo, el proyecto recoge la creación de aparcamientos de disuasión asociados a las paradas de las plataformas, que en un futuro se podrán integrar con las vías radiales de la Comunidad. "Nuestra intención es relacionar y comunicar las plataformas con las reservadas por los autobuses en las grandes autovías radiales. Hay un compromiso del Gobierno central de crear estas plataformas, espero que comience a ser una realidad porque es una necesidad", apostilló. El nuevo medio utilizará el Sistema de Ayudas de Explotación (SAE) para tener localizados los vehículos en todo momento y mejorar la calidad del servicio para los viajeros; contará con un sistema de cancelación de billetes sin contacto y se le ofrecerá al usuario información en tiempo real, tanto en las paradas como en el propio vehículo. Uno de los aspectos más importantes es el relacionado con la seguridad. La anchura de la plataforma reservada, de dos carriles deberá tener al menos 7 metros de calzada, en los dos sentidos, ya que la mayor parte del trayecto se realizará en zonas interurbanas. Los autobuses deberán ir dotados con cinturones de seguridad, como la normativa vigente que obliga a los autobuses nuevos, y la velocidad máxima establecida será de 50 km/h, en el ámbito urbano, independientemente de que lleve viajeros o no, y en las zonas interurbanas, si lleva pasajeros de pie, no podrá exceder los 80 km/hora. En el caso de que no los lleve, su límite estará en los 90 km/h. Lamela señaló que las plataformas reservadas en tramos, tanto urbanos como interurbanos, representará un coste de inversión inferior al que supuso la instalación del Metro Ligero, así como un menor coste de explotación, y apuntó que en un futuro las plataformas se podrán reconvertir en otro tipo de vías sin mucho coste. "En un futuro podremos tomar decisiones de cambio de sistema sin grandes reembolsos en la construcción, haciéndolo flexible y adaptable", matizó. El responsable de Infraestructuras indicó que el diseño exterior será "atractivo", pues no se verán las ruedas, algo que lo diferenciará de los convencionales, y el interior será diáfano, agradable y funcional, con una iluminación suave e indirecta, donde el conductor podrá ir en la posición central, en un espacio cerrado.

Los vehículos, que serán de 15 y 18 metros —los articulados— tendrán piso bajo (altura sobre la calzada inferior a 340 mm), contará con rampa de acceso para las sillas de ruedas, que tendrán una plataforma aparte para albergar hasta un máximo de dos, y los carritos de bebés. Este sistema de Metrobús está instalado en ciudades como Bogotá, México, Sao Paulo, Einhoven, Dublín, Estrasburgo, Rennes, Orlando, Vancouver, Honolulu, Los Ángeles, Ankara, Sydney, Taipei o Seúl mientras que está en desarrollo en localidades como Dakar, Johannesburgo, Delhi, Chicago, Boston, Niza, Cambridge, Lima, San Salvador o Panamá. En la región de Amsterdam, en concreto, su asesor de Política de Transporte Público David van der Spek, explicó las características de su sistema conocido como Zuidtangent, con una longitud total de 41 kilómetros y un tramo central de 24 km en plataforma exclusiva. Además, presenta una alta flexibilidad, adaptándose a las limitaciones del espacio en el centro histórico de Haarlem y en otros tramos. Se corresponde con cuatro estaciones de ferrocarril de cercanías, tiene una velocidad elevada en las zonas comerciales superior a los 35 km/h, casi 2 km de distancia entre una parada y otra, prioridad en los semáforos, información dinámica en tiempo real a los viajeros y sistemas de información para la dirección. El Zuidtangent tiene dos líneas, la 300 con la frecuencia de 10 buses a la hora, y la 310, con 8 vehículos cada sesenta minutos. Atiende a una demanda muy superior a la estimada, el 99 por ciento, con más de 28.500 pasajeros al día, presentando la mayor demanda, con 11.500 pasajeros al día en la zona de Hoofddorp.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.