Publicidad

Un paso de peatones de Madrid, entre los peores

Madrid arroja luces y sombras en cuanto a seguridad en pasos de peatones ya que mientras disfruta de tener el segundo mejor de Europa en la categoría de diseño (espacial y temporal), también tiene uno de los diez peores situado en la calle de Alcalá, a la altura de la plaza de la Independencia. Así se desprende del programa de evaluación de pasos de peatones tras someter a prueba 215 pasos en 17 ciudades europeas, de los que 25 correspondieron a Madrid y Barcelona.
-
Un paso de peatones de Madrid, entre los peores
En Madrid, según un comunicado del Real Automóvil Club de España (RACE), los resultados del estudio son cinco pasos satisfactorios, seis aceptables y uno insatisfactorio, mientras que Barcelona obtuvo una calificación de seis pasos satisfactorios y siete aceptables (con una prueba más que en Madrid).
El peor paso de peatones de Europa se encontró en Bruselas mientras que el mejor se ubica en la intersección entre Tothill Street y Storey's gGte, en Londres. El estudio del RACE y otras asociaciones automovilísticas europeas que han analizado estos espacios de las calzadas concluye que Madrid disfruta de tener el segundo mejor paso de peatones de Europa en la categoría de diseño, tanto espacial como temporal: el situado en la calle de Méndez Núñez, en el distrito de Retiro. Además, el paso de peatones de Paseo de Recoletos, junto a Cibeles, se sitúa entre los primeros puestos en cuanto accesibilidad. Por el contrario, el ubicado en la calle de Alcalá, a la altura de la plaza de la Independencia, se señala en el informe como uno de los diez peores de Europa. También coloca en los puestos más bajos en la categoría de accesibilidad el paso de peatones de la plaza de Cánovas del Castillo en su intersección con el Paseo del Prado. En general, los pasos de peatones en España presentan un buen nivel de seguridad para los viandantes. El peor paso de peatones de Europa se encontró en Bruselas mientras que el mejor se ubica en la intersección entre Tothill Street y Storey's gGte, en Londres, con un trazado bien diseñado, la presencia de una isleta y el uso de señales viales horizontales adicionales, junto con las bandas de cebra. Junto al mejor paso de peatones del test, Londres se confirma como la mejor ciudad por el número de pasos con puntuación positiva. Allí se encuentran los dos únicos pasos que este año se clasificaron como "muy satisfactorios". Le siguen en el ranking Oslo y Copenhague, con 11 y nueve pasos de peatones, respectivamente, en la categoría positiva de "satisfactorio". Cada año, más de 8.000 peatones mueren atropellados en Europa en accidentes de tráfico y casi uno de cada cuatro de estos accidentes se produce en un paso de peatones. Según datos de 2006, Italia es el país europeo con mayor número de víctimas mortales peatonales entre los 15 países sometidos a estudio (742, excluidos los peatones atropellados en autopistas). En relación con la población del país, Eslovenia, España y Austria presentan las tasas más altas. En España, el año pasado fallecieron atropellados en las ciudades españolas 269 peatones y casi tres de cada cinco (160 personas) murieron cuando cruzaban correctamente un paso de cebra. Además, el 15 por ciento de los atropellos mortales (42 personas) se produjeron por cruzar la vía fuera del paso de peatones, y el 5 por ciento (15 personas) por no respetar el semáforo. El resto de atropellos se debe a otras causas como bajarse del coche sin mirar. Entre las recomendaciones a los planificadores de los pasos de peatones que recoge el informe, se propone que la localización y el trazado de los pasos de peatones deberían considerarse como elementos clave de un sistema completo de movilidad peatonal dentro del marco de la planificación global de la movilidad urbana. Así el informe aconseja que se asegure que existe una buena visibilidad, prohibir el aparcamiento de vehículos cerca de los pasos de peatones, o instalar isletas de refugio para evitar posibles situaciones de riesgo y aumentar la seguridad de los peatones en los pasos. También recomienda instalar señales viales reflectantes, además de tomar medidas de seguridad adicionales.

En el capítulo de mejoras, hace un mes Madrid presentó unas nuevas señales luminosas diseñadas para llamar la atención sobre la presencia de pasos de cebra que son especialmente "sensibles" por su "poca visibilidad". Su particularidad es que tienen sensores de movimiento y se encienden cuando alguien pasa por debajo. Por su parte, el Congreso de los Diputados aprobó el pasado jueves una proposición no de ley del PP pactada con el PSOE en la que se instaba al Gobierno a acabar con la disparidad de pasos para peatones que existen en las ciudades y pueblos españoles y "normalizar" las características constructivas, el color, la señalización vertical y la iluminación que deben de llevar dichos pasos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.