Publicidad

BMW está de luto: adiós a Paul Rosche

Puede que no te suene el nombre, pero si BMW es lo que es, en gran parte se lo debe a un tal Paul Rosche, que acaba de dejarnos a los 82 años.
Miguel García Puente.

Twitter: @Miguelgpuente -

BMW está de luto: adiós a Paul Rosche

Ingeniero de motores brillante, Paul Rosche solo podía hacer eso, brillar en una empresa cuyo acrónimo significa Fábrica de Motores de Baviera.

Por buenos que fueran sus creaciones, lo que consiguió Paul Rosche fue hacer público el talento de BMW en la concepción de motores, haciendolos sobresalir en la escena de la competición. Todo el mundo lo recuerda por sus últimas realizaciones, brillantes, como aquél V12 que diseño para el superdeportivo de calle triplaza McLaren F1, capaz de ganar en Le Mans en su versión de competición, o el motor V10 de Fórmula Uno.

Mucho, mucho antes se encargó de que aquellos Brabham de Nelson Piquet, con los que fue campeón del mundo de Fórmula Uno, rondaran durante tres vueltas de calificación los 1.500 caballos. Hablamos de era salvaje de la F-1, de los cuatro cilindros turbo. Una planta motriz pequeña, pero que Paul Rosche conocía a la perfección. Era "su motor", el que empleó en F-2 y al que había colocado un turbo para brillar en competición con los 2002. Responsable técnico de BMW Motorsport, BMW M no habría existido sin la magia que Rosche dió a esos colores, esos que ahora se tiñen de luto.

BMW de luto con el fallecimiento de Paul Rosche

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.