Publicidad

Loryc: la marca de coches clásicos, eléctricos… y de Mallorca

¿Una escapada de fin de semana con un vehículo de los años 20? ¿Y eléctrico? Loryc, una firma mallorquina, cumple tus sueños.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Loryc: la marca de coches clásicos, eléctricos… y de Mallorca

No hay un proyecto igual. O, al menos, nosotros no conocemos ninguna otra posibilidad de montar en un coche de los años 20, con motor eléctrico, mientras disfrutas de la naturaleza de Mallorca. ¿Suena bien? Suena a Loryc, una pequeña empresa de la isla que ha resucitado una marca mítica de la ciudad y la ha adaptado al Siglo XXI.

Era el año 1920 cuando cuatro hombres llamados Lacy Ouvard, Rivaas y Cias fundaron Loryc, una pequeña marca de automóviles con la que dedicarse a una de sus grandes pasiones, la competición. Apenas cinco años después, los fundadores tuvieron que echar el cierre. Por el camino quedaba un tercer puesto en el Trofeo Armanque y una victoria en la Vuelta a Cataluña. Trofeos y una de las pocas unidades que conseguirían vender y que, más de 80 años después, fue descubierta por Charly Bosch.

Bosch, inventor alemán, quedó enamorado de la estética de aquellos coches y de su rudimentario funcionamiento, a pesar de que éste lo dejara tirado a los pocos metros de arrancar. Sin embargo, allí vio futuro y no dudó en comprar la marca, establecer una pequeña fábrica y ponerse manos a la obra. Era 2013 cuando una nueva Loryc veía la luz.

Loryc

Loryc, clásicos modernos

Es difícil encontrar un concepto que se acerque tanto a la tan manida acepción de “clásico moderno”. Los coches de Loryc son una extraordinaria copia de aquellos vehículos de los años 20, sin ayudas como ABS ni dirección asistida, pero con toda la tecnología de nuestros días. Materiales ligeros, llantas especiales, un motor eléctrico y 1.000 horas de trabajo a mano dan como resultado una de las ocho unidades a las que han conseguido dar vida.

Como te puedes imaginar, el resultado no puede ser más llamativo. Un coche deportivo de los años 20, que no hace ruido, y que con apenas 20 CV de potencia consigue superar los 100 km/h y recorrer la isla durante 200 kilómetros. El resultado es perfecto, disfrutar de la naturaleza mallorquina, sin ruidos de ningún tipo y con pie y medio en el pasado.

Loryc

Escapada de fin de semana

Hasta ahora, la empresa, que actualmente cuenta con dos empleados, ha conseguido construir ocho unidades de un vehículo tan peculiar como atractivo. De su fábrica no esperan sacar más unidades. Y ni si quiera venden los coches. Su objetivo es otro: paseos de fin de semana para disfrutar de todo lo que ofrece Mallorca.

El negocio de Loryc no está en la venta de coches. La firma mallorquina ha enfocado su negocio a los turistas que desde 250 euros por persona pueden disfrutar de un bonito día conduciendo uno de los vehículos. Las escapadas de fin de semana encarecen un poco más el producto, pero la sensación que debe producir el conducir sin techo por las sinuosas carreteras de los puertos de montaña de Mallorca bien merece la pena.

A todo ello se añade lo divertido del vehículo. Su peso ligero hace del biplaza un juguete del que tampoco hay que abusar, pues su pequeño motor eléctrico, entregando el máximo de potencia desde el primer momento, pueden darle algún susto a quien no haya cogido un coche eléctrico hasta entonces.

Loryc

Mallorca, ideal para el coche eléctrico

Recientemente os hablamos de los planes de Baleares para prohibir los coches Diesel en 2025 y los gasolina en 2035. El objetivo: conseguir que en 2050 todos los coches sean eléctricos. Parece que los plazos son cortos y difíciles de cumplir. ¿Seguro?

Loryc está demostrando que, en una isla como Mallorca, el coche eléctrico no tiene ningún hándicap. La empresa siempre se mueve con una flota de varios vehículos todos los fines de semana y, a pesar de ello, no tienen problemas para recargar el coche o de falta de autonomía. Y es que por tamaño, una isla de estas dimensiones es perfecta para la tecnología eléctrica.

Desde la propia marca nos dicen que hasta ahora los planes no eran suficientemente ambiciosos, pero que el nuevo plan puede ayudar a convertir la isla en referente en cuanto a la movilidad eléctrica en los próximos años. Si a esto le sumamos la proyección internacional en turismo y la buena imagen que dan este tipo de iniciativas, el proyecto parece bien encaminado.

De la entrevista nos quedamos con esta frase: “al ser descapotable, con Loryc estás muy cerca de la naturaleza. Puedes sentir la corriente de aire en la cara y oler el aroma de los pinos.” Difícil no convencer a los turistas con esta bucólica imagen.

También te puede interesar:

La marca española Hurtan cumple 25 años, ¿la conoces?

SRC-Kitcars, la marca española de réplicas y coches a medida

El mapa español del coche ecológico: ¿dónde hay más vehículos limpios?

Era el año 1920 cuando cuatro hombres llamados Lacy Ouvard, Rivaas y Cias fundaron Loryc, una pequeña marca de automóviles con la que dedicarse a una de sus grandes pasiones, la competición. Apenas cinco años después, los fundadores tuvieron que echar el cierre. Por el camino quedaba un tercer puesto en el Trofeo Armanque y una victoria en la Vuelta a Cataluña. Trofeos y una de las pocas unidades que conseguirían vender y que, más de 80 años después, fue descubierta por Charly Bosch.

Bosch, inventor alemán, quedó enamorado de la estética de aquellos coches y de su rudimentario funcionamiento, a pesar de que éste lo dejara tirado a los pocos metros de arrancar. Sin embargo, allí vio futuro y no dudó en comprar la marca, establecer una pequeña fábrica y ponerse manos a la obra. Era 2013 cuando una nueva Loryc veía la luz.

Loryc

Loryc, clásicos modernos

Es difícil encontrar un concepto que se acerque tanto a la tan manida acepción de “clásico moderno”. Los coches de Loryc son una extraordinaria copia de aquellos vehículos de los años 20, sin ayudas como ABS ni dirección asistida, pero con toda la tecnología de nuestros días. Materiales ligeros, llantas especiales, un motor eléctrico y 1.000 horas de trabajo a mano dan como resultado una de las ocho unidades a las que han conseguido dar vida.

Como te puedes imaginar, el resultado no puede ser más llamativo. Un coche deportivo de los años 20, que no hace ruido, y que con apenas 20 CV de potencia consigue superar los 100 km/h y recorrer la isla durante 200 kilómetros. El resultado es perfecto, disfrutar de la naturaleza mallorquina, sin ruidos de ningún tipo y con pie y medio en el pasado.

Loryc

Publicidad

Escapada de fin de semana

Hasta ahora, la empresa, que actualmente cuenta con dos empleados, ha conseguido construir ocho unidades de un vehículo tan peculiar como atractivo. De su fábrica no esperan sacar más unidades. Y ni si quiera venden los coches. Su objetivo es otro: paseos de fin de semana para disfrutar de todo lo que ofrece Mallorca.

El negocio de Loryc no está en la venta de coches. La firma mallorquina ha enfocado su negocio a los turistas que desde 250 euros por persona pueden disfrutar de un bonito día conduciendo uno de los vehículos. Las escapadas de fin de semana encarecen un poco más el producto, pero la sensación que debe producir el conducir sin techo por las sinuosas carreteras de los puertos de montaña de Mallorca bien merece la pena.

A todo ello se añade lo divertido del vehículo. Su peso ligero hace del biplaza un juguete del que tampoco hay que abusar, pues su pequeño motor eléctrico, entregando el máximo de potencia desde el primer momento, pueden darle algún susto a quien no haya cogido un coche eléctrico hasta entonces.

Loryc

Mallorca, ideal para el coche eléctrico

Recientemente os hablamos de los planes de Baleares para prohibir los coches Diesel en 2025 y los gasolina en 2035. El objetivo: conseguir que en 2050 todos los coches sean eléctricos. Parece que los plazos son cortos y difíciles de cumplir. ¿Seguro?

Loryc está demostrando que, en una isla como Mallorca, el coche eléctrico no tiene ningún hándicap. La empresa siempre se mueve con una flota de varios vehículos todos los fines de semana y, a pesar de ello, no tienen problemas para recargar el coche o de falta de autonomía. Y es que por tamaño, una isla de estas dimensiones es perfecta para la tecnología eléctrica.

Publicidad

Desde la propia marca nos dicen que hasta ahora los planes no eran suficientemente ambiciosos, pero que el nuevo plan puede ayudar a convertir la isla en referente en cuanto a la movilidad eléctrica en los próximos años. Si a esto le sumamos la proyección internacional en turismo y la buena imagen que dan este tipo de iniciativas, el proyecto parece bien encaminado.

De la entrevista nos quedamos con esta frase: “al ser descapotable, con Loryc estás muy cerca de la naturaleza. Puedes sentir la corriente de aire en la cara y oler el aroma de los pinos.” Difícil no convencer a los turistas con esta bucólica imagen.

También te puede interesar:

La marca española Hurtan cumple 25 años, ¿la conoces?

SRC-Kitcars, la marca española de réplicas y coches a medida

El mapa español del coche ecológico: ¿dónde hay más vehículos limpios?

Publicidad
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.