Publicidad

Locuras al volante

¿Cuál es el colmo de la temeridad? En Autopista.es hemos creado nuestro ránking de los casos más locos y surrealistas de la conducción irresponsable. Circular bajo los efectos del alcohol, hacerlo sin carné, conducir varios kilómetros en dirección contraria… o, en ocasiones, realizarlo todo a la vez. Bienvenidos al camarote de los hermanos Marx: los diez casos más locos sobre ruedas.
-
Locuras al volante
A pesar del carné por puntos y de que existe la posibilidad de ir a la cárcel si se realiza una conducción temeraria, se siguen cometiendo muchas ‘burradas’ en carretera. No estamos hablando de un simple exceso de velocidad, no. Nos referimos a hechos que pueden llegar a poner los pelos de punta, rozar el absurdo e incluso, aquellos casos que no han acabado en tragedia, causar risa.
¿Cómo te quedarías si te dijéramos que el chófer de un autocar escolar fue detenido por la Guardia Civil por ir bebido? Esto es una realidad que no ha sucedido sólo una vez; así lo demuestran dos hechos de estas características ocurridos el pasado año: uno en la localidad valenciana de La Pobla y otro en Barcelona. Cuando analizamos las estadísticas de tráfico, observamos que la mayoría de casos que acaban en juicio, a consecuencia de la reforma del Código Penal, se deben a la conducción bajo los efectos del alcohol. Incluso hay gente que repite, como el automovilista que fue cazado ebrio dos días consecutivos en el mismo punto de la C-58 en Sabadell (Barcelona) o como otro conductor asturiano que fue sorprendido borracho dos veces en un mismo día y con distintos vehículos en cada ocasión.

Hay conductores que han llegado a exceder la tasa de alcohol hasta nueve veces. Ejemplo de ello es el de un camionero que fue detenido en la A-7 después de que la Guardia Civil recibiera una decena de llamadas de otros conductores que alertaban de su comportamiento: iba haciendo eses con un vehículo de gran envergadura poniendo en grave peligro a los demás. Incluso se ha llegado a detener a gente que, llevando unas copas de más, conducía camiones cargados de sustancias peligrosas o inflamables. Además, en este recorrido por la temeridad, destacan los que se sientan al volante sin haberse sacado el carné de conducir. Muchos de los que hayan acudido a una autoescuela podrán afirmar que el mito del alumno que llega a las clases prácticas en su coche o furgoneta no es una leyenda. Y, desde que la ley lo tipifica como delito, principios de mayo de este año, muchos de estos casos salen en las noticias a diario.

Menores al volante, gemelos que se hacen pasar por sus idénticos hermanos que sí cuentan con el permiso, mujeres que suplantan a sus primas para poder ir al trabajo con el coche… la lista puede ser interminable. En este reportaje hemos seleccionado los ejemplos más bestias y surrealistas. La mayoría son de esta primera mitad del año, pero no hemos podido obviar algunos que ocurrieron hace más tiempo. ¿Preparado para un viaje por el colmo de la temeridad? Te presentamos nuestro Top 10 de las locuras al volante. ¿Alguna vez has presenciado alguna ‘pirula’ o caso extremo de temeridad mientras conducías? Cuéntanos tu caso. Entre todas las respuestas que recibamos, sorteamos tres suscripciones a la revista Autopista durante seis meses. Envía tu caso a Autopista.es. Sin duda, el ganador de nuestro ránking personal es este transportista de bombonas de butano de 44 años, que ha acumulado en los últimos meses seis infracciones por alcoholemia y una por conducir con el carné suspendido. Lo más sorprendente es que todas las veces que ha sido cazado estaba trabajando y, por lo tanto, conduciendo un camión cargado de mercancías peligrosas. Si esto es ya increíble, aún hay más. En el momento en el que fue detenido por séptima y última vez, el pasado mes de abril, se dedicaba a hacer eses en la carretera ‘cargadito de bombonas’ delante de un pelotón de ciclistas. Cuando la Guardia Civil le dio el alto por el serio peligro que representaba, ni corto ni perezoso, aprovechó para ponerse a vender algunas bombonas a varios de los conductores que por allí cruzaban, incluidos los ciclistas. La historia continúa. Cuando compareció ante el tribunal, debido al carácter reincidente de su historial, el juez dictaminó que debía acudir a un programa de rehabilitación por su adicción al alcohol. El camionero, que responde a las siglas A.M.E, expuso ante el juez y la prensa que prefería ir a la cárcel que rehabilitarse, ya que no se consideraba alcohólico. Ese día, antes de la vista, se había tomado cuatro cervezas. Ver para creer. Cuando dos personas muy bebidas se ponen al volante, tienen un accidente y son detenidas por la policía, lo lógico es que ambas nieguen ir conduciendo. Todo lo contrario les pasó a esta pareja en la localidad de Ojaiz (Santander). A altas horas de la madrugada, ambos cogieron borrachos el coche, seguramente tras una buena noche de juerga. Poco les duró el periplo y la ‘melopea’: unos metros después de poner el coche en marcha, chocaban contra un turismo que estaba estacionado.

Cuando los agentes acudieron para aclarar los hechos, los dos afirmaron que iban conduciendo en el momento del impacto. Algo curioso si tenemos en cuenta que ella era novel y que él no tenía carné. Cuando los sometieron a la prueba de alcoholemia, ella cuadriplicó la tasa permitida, mientras que él la multiplicó por tres. Famoso es este joven gallego de 23 años, que responde al nombre de Jorge Luis Sosa, alias ‘Makelele’, y que es un verdadero peligro al volante. Hay gente que colecciona trofeos, cromos o monedas. ‘Makelele’ colecciona ‘burradas al volante’, ya sea con su Audi A3 ‘preparado’, con su moto de alta cilindrada o con su quad. Amante de todo lo que lleve motor y ruedas, cuenta con la simpatía de los chicos de su barrio, los cuales afirman que es un buen chico y un excelente mecánico. Entre sus ‘hazañas’ destaca una espectacular persecución policial con su quad a 130 km/h por el centro de Vigo. En ésta, burló a las patrullas y acudió a la Jefatura argumentando que le habían robado este vehículo (todo para librarse de las posibles represalias, Mekelele se las sabe todas). También fue ‘cazado’ con su Audi A3 a 119 km/h por una zona limitada a 50 y, en una ocasión, conduciendo borracho, se saltó un semáforo y provocó un accidente que causó un herido grave.

Parece que esta ‘colección’ de temeridades no eran suficientes para Sosa. Así, una madrugada del frío mes de enero, recién estrenado el presente año, decidió ir más allá. Montado en su Audi A3, quiso impresionar a la chica y los dos amigos que iban con él ‘picandose’ con un BMW. Al parecer, el dueño y conductor de este último coche, ‘El Coletas’, llevaba de copiloto a la exnovia de Makelele. Razón de más, debió pensar él, para hacerle morder el polvo y dejar su BMW a la altura del betún. Así comenzaron un ‘pique’ en un semáforo que acabó en una carrera con final trágico. En un momento dado, el BMW ocupó el carril contrario y chocó frontalmente con un utilitario que circulaba correctamente. En su interior viajaba un matrimonio formado por una mujer de 53 años y un hombre de 55: ambos fallecieron en el acto. Cuando acudieron a declarar, tanto Makelele como su ‘amigo’ El Coletas, alegaron que no se conocían y que no disputaban ninguna ‘carrera ilegal’. Makelele cumplió unos meses de prisión preventiva y obtuvo, tiempo después, la condicional. Le faltó tiempo para montarse de nuevo borracho en su quad y saltarse algunos semáforos. Hay gente que nunca aprende. O, simplemente, no tiene remedio. ¿Todo lo que te hemos contado hasta ahora te parece poco? Pues echa un vistazo a lo que es capaz de hacer este motero. Sólo te decimos que puede de escribir un sms desde su móvil tumbado en la moto mientras conduce por una autopista. A su lado, el caballito que hace 'Makelele' con su moto (en la fotografía), se queda corto.
Más locura sobre ruedas

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.