Publicidad

Límites de velocidad en Europa y el mundo

Los límites de velocidad del resto del mundo son muy variados. Los hay iguales a los de España, como en Bélgica, Finlandia o Portugal, donde la velocidad máxima permitida es de 120 km/h, pero también existen países en los que se puede dar rienda suelta al gas en algunos tramos de autovía, como es el caso excepcional de Alemania. En otros lugares, como Noruega, no se puede ir a más de 90 km/h, una pesadilla a la hora de hacer un viaje relativamente largo.
Rubén Leal.

Twitter: @Rubenleal_motor -

Límites de velocidad en Europa y el mundo

Europa

Alemania: el paraíso de los amantes de la velocidad. En la mayoría de sus autopistas se puede circular libremente sin que haya límite alguno de velocidad, aunque recomiendan no exceder los 130 km/h. Sin duda, un caso excepcional en todo el mundo. Cuando se llega a zonas interurbanas, la velocidad máxima permitida es de 100 km/h, mientras que en ciudad es de 50 km/h. A pesar de esta ‘libre’ velocidad en las vías rápidas, la población local suele ser bastante respetuosa y sensata. Además, hay multitud de radares que velan por el respeto de los límites establecidos y zonas peligrosas con intersecciones en las que se pide levantar el pie del acelerador.

Italia: el segundo país del mundo en el que se puede circular más rápido legalmente. El límite de velocidad máxima permitida es de 150 km/h, aunque sólo afecta a un porcentaje de su red de carreteras. En el resto de tramos habrá que circular a 130 km/h, bajando hasta los 110 km/h en zonas interurbanas y hasta 50 km/h en zonas urbanas.

Eslovaquia: en autopistas se puede circular a 130 km/h en todo caso. La velocidad para carreteras secundarias baja hasta los 90 km/h y en ciudad se mantienen los 50 km/h. Cerca de pasos a nivel no se puede ir a una velocidad superior a los 30 km/h. Igual ocurre en el caso de Croacia, Rumania, Hungría, Bulgaria, Austria,

Francia: la velocidad máxima en el país vecino es de 130 km/h, reduciéndose a 110 km/h cuando el firme está mojado. Las vías secundarias cuentan con un límite de velocidad de 90 km/h y en ciudad se circula a 50 km/h.

Holanda: cuenta con algunos tramos en los que se puede conducir a 130 km/h, pero lo normal será encontrarnos con carreteras limitadas a 120 km/h. Las vías interurbanas bajan hasta los 80 km/h, siendo en ciudad la habitual de 50 km/h.

Gran Bretaña: la velocidad máxima permitida en autovías es de 112 km/h(70 mph), aunque en vías con dos carriles bajará hasta los 96 km/h (60 mph). En ciudad la conversión de 30 mph se corresponde con unos 48 km/h.

Chipre: cuenta con uno de los límites de velocidad más bajos en todo el mundo. La máxima permitida en carreteras es de 100 km/h, mientras que en zonas urbanas es de 50 km/h.

Noruega: es el país en el que más lento se circula. El límite de velocidad en autovía es de 90 km/h, de 80 km/h en carreteras interurbanas y de 50 km/h en ciudad.

 

Resto de países del mundo

Argentina: permite que se circule por su autovías a 130 m/h. En las zonas urbanas dependerá de las condiciones de la vía, siendo los límites más habituales de 40 y 60 km/h.

Estados Unidos: el tema de los límites de velocidad se rige según el Estado. En general, la máxima permitida en autopistas varía entre los 89 y los 129 km/h(55-80 mph), mientras que en zonas interurbanas se puede circular a entre 89 y 121 km/h (55-75 mph). Para las poblaciones, el límite obligatorio cae hasta los entre 24 km/h y los 72 km/h (15-45 mph).

Japón: se puede circular a 125 km/h como máxima velocidad, mientras que las vías urbanas también cuentan con límites de entre 40 y 60 km/h.

Marruecos: la velocidad máxima a la que se puede circular es de 120 km/h, con caminos secundarios en los que se puede rodar a 100 km/h y zonas urbanas que oscilan entre los 40 y los 60 km/h.

México: el límite de velocidad es de 110 km/h, al igual que ocurre en Brasil. Según nos encontremos en una carretera estatal o federal tendremos que circular a no más de 80 y 90 km/, respectivamente. En ciudad, la obligación general es de 60 km/h.

Perú: las carreteras más rápidas son las denominadas nacionales o departamentales, siendo la velocidad máxima permitida es de 100 km/h. Excepcionalmente se podrá ir a 120 km/h cuando el firme esté en perfectas condiciones y haya una indicación que lo permita. En ciudad, la velocidad máxima permitida es de 60 km/h.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.