Publicidad

Ladrones profesionales

El pasado año se robaron en España 258 vehículos cada día. Las bandas organizadas son cada vez más “profesionales”, pero, por otro lado, proliferan la instalación de sistemas antirrobo y localizadores GPS que consiguen ponerles las cosas más difíciles.
-
Ladrones profesionales
En 2006 se robaron en nuestro país 94.499 vehículos, según los datos comunicados por el Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Ertzaintza, Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña y Policía Foral de Navarra; supone un 2,8 por ciento menos que el año anterior. A esta cifra habría que sumarle los casos computados por las policías locales y autonómicas.
Alunizajes, atracos, desguaces, comercialización por piezas o exportación a otros países. Los usos que se dan a los coches sustraídos son de lo más variado. Los expertos aseguran que el tipo de vehículo robado varía según el uso que el delincuente va a hacer de él. Es decir, se roba a la carta. Si el objetivo es empotrarlo contra un escaparate, en general se busca un coche poco protegido o fácil de robar. Otro tanto ocurre con los que se sustraen para desguazar, que suelen ser vehículos de gama media. Javier Goikoetxea, director de Detector, nos ha explicado los tres tipos de ladrones más comunes en nuestro país: «el que roba un coche para darse una vuelta el fin de semana y luego abandonarlo; el que roba coches para después reutilizar sus piezas; y el que va a robar el coche para comercializar con él». La época del año en la que más robos se producen es, según los expertos, durante el mes de agosto. Existe un tipo de red organizada dedicada al robo de vehículos de alta gama que posteriormente maquillan y comercializan en el resto de España y de la Unión Europea. Estas redes adquieren, principalmente en Alemania, vehículos de alta gama siniestrados y, posteriormente, roban en España otro de la misma marca y modelo a los que mediante falsificación, dotan de número de bastidor, matrícula y documentación exactamente igual al siniestrado.

También adquieren en España vehículos nuevos de alta gama que matriculan a nombre de un miembro perteneciente a la organización y, seguidamente, sustraen otros vehículos de idénticas características maquillándolos para hacerlos coincidir con los adquiridos legalmente. Todos estos vehículos son vendidos a miembros de otras organizaciones delictivas, los cuales, en caso de ser interceptados por alguna patrulla policial, facilitaban el teléfono de la titular del vehículo legal para que ésta les diga que se lo había prestado. Otros grupos organizados primero roban por encargo los coches de lujo y luego falsifican los elementos identificativos del vehículo y su documentación. Posteriormente, trasladan los vehículos sustraídos a países del Este y otros destinos del extranjero donde son vendidos. Lo tienen todo más que planeado. Y una parte importante de estas bandas organizadas son los miembros que se encargan de falsificar documentos. Primero, roban el vehículo. Acto seguido localizan un coche de la misma marca, modelo y color, estacionado en la calle y anotan su placa de matrícula. Después, se dirigen a la Jefatura de Tráfico donde solicitan los datos de este último coche y, una vez obtenidos, confecciona la documentación personal del titular, así como del vehículo, y alteraba el VIN (carné de identidad del coche). De este modo, consiguen un clon perfecto del vehículo en cuestión.

Tras estas manipulaciones, el siguiente paso es venderlo a un precio inferior al del mercado a particulares interesados en su adquisición. El comprador no es consciente del fraude hasta que tiene algún problema mecánico o al pasar la ITV, donde se detecta la manipulación del VIN. -No dejar nunca las llaves puestas al bajarse del vehículo, ni en gasolineras, ni en quioscos de periódicos, ni al ocurrir un accidente o avería o cualquier otra causa que obligue al conductor a bajar del mismo.
-Cuando se entrega el vehículo en un concesionario o taller, de acuerdo con la ley tienen que entregar un resguardo de depósito del vehículo y por ello hay que exigirlo.
-En el caso de dejarlo en un restaurante o sala de ocio en general, que disponen de aparcacoches, se debe pedir un justificante que garantice la entrega del vehículo y las llaves y advertir de que están obligados a poner todos los medios para evitar el robo, haciéndoles responsables de éste si se produjera.
-Así mismo, cuando se deposite el vehículo en aparcamiento público o de pago, no se debe entregar en ningún caso el ticket de entrada en el supuesto de desaparición del vehículo.
-No se debe dejar nunca en el vehículo el segundo juego de llaves o la llave maestra, que por seguridad debe guardarse en el domicilio.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.